Pomodoro plástico avisador 60 minutos precio 2,44€

Productividad personal consciente: Un viaje hacia el equilibrio interior

7 FACTORES QUE INFLUYEN EN NUESTRA MOTIVACIÓN EN EL TRABAJO


 

No nos creemos capaces de hacerlo

Algunas veces en nuestro trabajo nos encargan hacer alguna tarea que nunca hemos realizado o para la cual pensamos que no estamos preparados. A una persona que está insegura de sí misma o que tiene muchos miedos esto le puede hacer bloquearse y que sea incapaz de hacerle frente a la situación. Sin embargo, por el contrario, una persona que sea valiente y con confianza en sí misma y responsable, vería estos retos como una motivación para crecer y aprender a hacer algo nuevo, o mejorarse a sí mismo dando todo lo que pueda para hacerlo lo mejor posible.

Acomodados en la rutina

Esto no es en el trabajo sino en la vida: la rutina es uno de los principales motivos de la pérdida de pasión en lo que hacemos. Una rutina mal llevada nos vuelve aburridos, previsibles y acomodados, nos impide hacer cosas nuevas, ilusionarnos o buscar nuevas metas que alcanzar. Muchas personas que son conformistas se instalan en la rutina y esa es su zona de confort, de la que no quieren salir por la sensación de seguridad que les proporciona. Sin embargo los inconformistas siempre buscan estar haciendo nuevas actividades y buscan retos con los que vencer al tedio personal y profesional.

Ausencia de incentivos

¿Qué motivos son los que nos llevan a hacer algo? ¿Qué beneficios obtenemos cuando realizamos un trabajo? Para algunas personas, su trabajo es simplemente una forma de llevar dinero a su casa. Pero para otros es una oportunidad de mejorar profesional y personalmente, e incluso lo ven como una rampa de salida hacia algo mejor y más grande.

motivación empresarialMéritos no reconocidos

A cualquier persona le gustaría que su jefe y sus compañeros del trabajo le reconocieran cuando hace algo que estuvo muy bien hecho. Sin embargo, muchas veces en las empresas comunes nos encontramos con que los reconocimientos son un gran olvidado. Se entiende que su “reconocimiento” es el sueldo a final de mes, pero está claro que muchas personas dadas a las personas necesitan ese reconocimiento en algo más que un cheque a final del mes.


Desórdenes personales y emocionales

El trabajo es solamente un aspecto de nuestra vida entre muchos otros. Sabemos que existen más ámbitos donde las personas necesitamos estar bien para tener felicidad. Los ámbitos familiar, personal, emocional, económico, de salud son muy importantes y pueden hacer que nuestro trabajo se vea afectado tanto para bien como para mal. Sin embargo, nunca debemos olvidar que solamente es elección nuestra decir hasta qué punto vamos a dejar que nos afecten los otros ámbitos en nuestro trabajo.

Cambios bruscos

Un cambio brusco puede ser debido por ejemplo a una reestructuración de la plantilla o la necesidad de cubrir temporalmente la baja de un compañero. Estos cambios pueden afectarnos en nuestra motivación como trabajadores, y depende solo de nosotros, igual que en el punto anterior, si nos afectan de manera positiva o negativa. Para algunas personas es una muestra de confianza y una oportunidad de mejorar, mientras que para otros significará ser el último en el rango jerárquico: “el comodín”.

Relaciones profesionales

Las relaciones personales y profesionales que tenemos en el trabajo nos afectan de una forma muy grande en nuestra motivación. Formar equipo con personas que nos resultan agradables y a las que respetamos es muy importante para que haya una comunicación más fluida y un mejor ambiente en el trabajo. En ese caso, los objetivos se vuelven factibles, las ganas de trabajar siempre se perciben en el ambiente y todo el equipo camina en la misma dirección.

Por el contrario, si nos encontramos entre un grupo de personas con las que no tenemos una buena relación y siempre hay problemas… ¿Vamos a dejar que eso afecte a nuestra motivación o vamos a seguir luchando por nuestros objetivos aunque no sean los mismos que los suyos?


La motivación es en gran medida responsabilidad del empresario, pero no debemos olvidar que también lo es del propio trabajador. Es una elección nuestra si queremos estar motivados o no. La automotivación puede mantenernos alertas y hacer que estemos siempre preparados. Que una persona este motivada es sinónimo de que tiene ganas, éxito y fiabilidad. El trabajador motivado intenta algo y si falla lo vuelve a intentar. Un equipo motivado no puede fracasar porque si no funciona algo de una forma buscará otra forma de que funcione, sin embargo un equipo desmotivado fracasará sin ni siquiera intentarlo o lo intentará una vez y se dará por vencido. ¿Tú a cuál perteneces?


 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
4 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
Email