Vivimos en un mundo que cada vez está más deshumanizado. En el que cada día importan más las cosas menos importantes, como las apariencias o el qué pensarán y dirán.

Por eso, en este tiempo, los perfiles sociales se han vuelto tan importantes. Los “likes” en nuestro Facebook o los “Re tweets” se han convertido en algo que a muchos les quita el sueño cada noche.

“Gustar” a los demás es una necesidad que tenemos todos los seres humanos.

Sin embargo, en los últimos años, ha comenzado a volverse algo patológico. Esto resulta bastante preocupante, si lo miras fríamente.

Siempre han existido adicciones. Adicción al tabaco, adicción al alcohol, a otros tipos de drogas…

Pero ahora nos encontramos con una adicción nueva y bastante peligrosa: la adicción a las redes sociales. ¿Quieres saber si eres adicto a las redes? Hoy podrás saberlo.

Nuevo Iphone 8

Síntomas de un adicto a las redes sociales

En esta época en que todo va tan rápido, nos encontramos con que, gran parte de la población se pasa gran parte de su tiempo sumido en los perfiles sociales.

Sean cuales sean, todos tenemos debilidad por alguna de ellas.De hecho, a quienes no tienen redes se les mira como bichos raros.

Incluso muchas personas mayores se han lanzado a abrirse cuentas de Facebook o Twitter, cosas que en el pasado eran mucho más complicadas de ver.

Vivimos en una era en la que las cuentas sociales han cobrado una gran importancia, y debemos ser conscientes de ellos.

Pero ¿hasta qué punto vamos a permitir que esas redes controlen nuestras vidas?

Los perfiles sociales son cada día más un problema en muchos lugares. ¿Cuántas veces has salido a comer con tu familia, y cada uno estaba sumido en su teléfono móvil, sin hablar y sin mirarse a la cara? Esto resulta muy preocupante si nos paramos a pensarlo.

Tenemos un grave problema y muchas veces ni siquiera somos conscientes de ello.

Hoy desde el blog de CreditoAgil.es quiero hablarte de algunos síntomas que presentan las personas que son adictas a las redes sociales.

Son lo primero y lo último que ves

Si cada día nada más despertarte, abres tus cuentas sociales, sea Facebook, Twitter, Instagram, o la que sea… puede que tengas un problema de adicción a las cuentas sociales.

Muchas personas incluso llegan a abrir sus cuentas sociales antes de decirle buenos días a su pareja, que acaba de despertar a la vez que ellos.

Esto es muy preocupante, y si te ocurre, aunque sea algo muy común, deberías meditar en ello.

Te pones nervioso cuando no tienes Internet

A veces ocurre. Te quedas sin Internet en el móvil. Sea porque no hay cobertura donde estas, o porque la Wifi del lugar en que te encuentras falla.

Cuando eres adicto a las redes sociales, no puedes vivir sin ellas

Si esto ocurre y te pones más nervioso de lo normal, quizás tengas un problema.

Ser adicto a las redes sociales puede hacer que te desesperes si no encuentras cobertura para revisar tus notificaciones o contestar los mensajes que te han mandado.

Te sientes desprotegido si no tienes tu móvil

Si no puedes mirar tu móvil en cada momento y te sientes desnudo, desprotegido, desamparado.

Quizás estemos hablando de un problema de adicción al teléfono y a las redes sociales.

Tal vez te ocurre mucho que, para escapar de las situaciones cotidianas, instintivamente coges el teléfono en las manos y empiezas a navegar por las redes.

Si te sientes desnudo si no tienes tu móvil para escapar de tu realidad, puede que seas adicto.

Utilizas tu tiempo entre-actividades para revisar tus redes

Si cada espacio libre de tiempo que te queda entre una actividad y otra, lo utilizas para revisar tus redes sociales, quizás tengas que revisar si te ocurre algo.

Es normal que quieras revisar tus perfiles sociales, y, por supuesto, es mejor que lo hagas en tu tiempo libre.

Sin embargo, si ocupas cada momento libre de tu día para revisar tus redes, quizás haya un problema y eres adicto a las redes.

Caminas mientras navegas en el móvil

Si vas por la calle, por tu casa, o por donde sea, caminando y a la vez mirando tu Facebook o tu Twitter, no solo tienes un problema de adicción: además, puedes tener un accidente.

Caminar mientras navegas en el móvil

Necesitas mirar por donde caminas, sobre todo mientras vas por la calle.

Por eso, si estás caminando mientras miras tus redes sociales, quizás debas plantearte si tienes un problema de adicción.

Utilizas el móvil mientras conduces

Si mientras estás conduciendo, te llegan mensajes, y no puedes evitar resistir la tentación de contestar a esos mensajes, tienes un problema.

Si caminar a la vez que revisas tus cuentas sociales puede ser peligroso, escribir mensajes mientras conduces puede ser mortal.

Por lo tanto, si mientras estás conduciendo no puedes resistir la tentación de contestar a los mensajes que te llegan, o enviar tú mismo un mensaje, háztelo mirar.

Precauciones que debes tomar en las redes sociales

Seguramente tú y gran parte de tu familia y amigos estén en las redes sociales.

No olvides que no es un juego de niños esto de tener un perfil en alguna red social, tiene mucha importancia y debes saber a qué te estas exponiendo.

Aquí van algunos consejos que puedes seguir, para que el hecho de utilizar las redes sociales no se vuelva contra ti en ningún momento.

Cuidado con lo que publicas

Aunque es cierto que tu perfil de las redes sociales no es algo “privado” en el sentido de que no puedes controlar al 100% quien ve tu información y tus fotos, lo que también es cierto es que es tu perfil.

Es importante que tengas en cuenta esto porque a veces a la hora de elegir a quién se acepta, metes en tu lista de amigos a personas que realmente no quieres tener ahí, solo por el compromiso de que te han mandado una solicitud de amistad.

Esto puede pasar y suele pasar mucho con los compañeros de trabajo.

Es posible que hayas elegido que esas personas sean tus amigos, y también es posible que no.

No te tienes que sentir obligado a aceptarlos. Es más, cuidado: lo que no quieras que se sepa en tu trabajo, no lo publiques en Facebook cuando tengas un compañero agregado.

No serías el primero que publica fotos de fiesta una noche, al día siguiente llama para decir que tienes gastroenteritis, y al siguiente estás en el paro porque un amigo le contó al jefe la razón real de tu dolor de estómago.

No todas las redes sociales son iguales

Aprende a diferenciar unas redes sociales de otras.

Aunque todas se llamen redes sociales, han sido creadas con diversos fines.

Por ejemplo, Facebook ha sido creada para diversión y para encontrarte con las personas que conoces desde hace años, por ejemplo.

Sin embargo, LinkedIn es una red social profesional. Tanto la información como los contactos que debes tener en cada una de ellas serán diferentes.

Activa la opción de privacidad

Te aconsejo que, si no quieres tener disgustos, acudas a la privacidad de tu cuenta de Facebook y actives la opción de tener que aceptar tú las etiquetas que hacen tus amigos antes de que aparezcan en tu perfil.

Muchas veces tú no quieres que se sepa públicamente que estuviste en uno u otro lado, o que estuviste con una u otra persona, o se suben fotos de tu “época mala”, y por no tener esta opción activada, para cuando tú te das cuenta, ya se ha enterado todo el mundo.

Tu actividad en las redes sociales

Si tienes un trabajo que comienza temprano por la mañana y sueles llegar cansado y ojeroso, es probable que tu jefe se pregunte qué haces por las noches.

También es posible que entre en tu red social a comprobarlo. Por lo tanto, si esto ocurre, cuidado con las horas a las que haces tus publicaciones.

DEJAR DE USAR LAS REDES SOCIALES

Si entras a trabajar a las 8 de la mañana y a las 4 estabas publicando en Facebook, es posible que se den cuenta de que no estás rindiendo lo suficiente, y con razón.

A nadie le gusta una persona negativa. No cometas el error de hablar mal de tu trabajo, ni de tus anteriores trabajos o empresas en las redes sociales.

Esto solamente hablará mal de ti y les planteará a tus jefes preguntas como: ¿Cuándo se vaya de aquí hablará igual de mal de nuestra empresa?

Ten cuidado con las publicaciones y las horas a las que las haces. También es cierto que tu productividad puede verse afectada. Si te preocupas por tu productividad ya sabes que siempre tenemos consejos para ti sobre este tema.

Si estás en el trabajo, olvida el Facebook y los juegos asociados a él. No queda nada bien estar en el trabajo y publicando en Facebook, sin querer que te has estado pasando los siguientes niveles del Candy Crush.

Horarios y costumbres

Es muy común que las personas publiquen absolutamente toda su vida en Facebook.

Cuando se levantan, cuándo van a correr, si sacan al perro y a dónde lo sacan con fotos incorporadas, dónde comen y a qué hora…

Muchos incluso llegan a poner la localización geográfica del lugar exacto donde están.

Esto está muy bien en la teoría, pero en la práctica la realidad es que puede que estés dando más datos de los necesarios, para alguien con malas intenciones quiere entrar en tu casa o encontrarte en donde sea que estés.

Seguridad para tus hijos

Si tienes hijos, es posible que sea conveniente que tengas algo de cuidado en las cosas que publicas sobre ellos en las redes sociales.

Datos como el colegio a donde van, cómo se llaman, a qué hora salen…

Pueden no ser muy seguros si estos datos caen en malas manos.

No te pongas en evidencia

Cuida tu ortografía. Aunque a ti te parezca que “si te entienden, es suficiente” o que nadie se dará cuenta, la verdad es que sí que hay gente que se dará cuenta, si eres una persona que frecuentemente comete faltas de ortografía en las redes sociales.

Es más, seas quien seas, para un gran público perderás un porcentaje amplio de credibilidad y de admiración si te ven dándole patadas al diccionario. Por lo tanto, cuida tu ortografía.

Cuida la imagen que das en tu perfil. No me refiero a que salgas más guapo o más feo en las fotos que publicas, sino a la sensación que das.

Puedes ser la persona más fotogénica del mundo, pero si en el 50% de tus fotos apareces borracho o haciendo cosas que no están del todo bien, créeme que también perderás bastante.

Tus redes sociales importan a la hora de pedir un crédito

Esta es otra razón por el cual debes cuidar tu imagen en las redes sociales, ya que es muy conocido desde hace años que muchas empresas revisan tus perfiles sociales y buscan tu nombre en Google cuando te van a contratar.

De esta forma pueden ver, no solo lo que está escrito por ti en tu currículum (que normalmente no te dejará mal) sino también lo que dice Internet de ti.

Por ejemplo, muchas empresas utilizan las visitas a tu perfil de Facebook para saber si eres una persona que sale mucho de noche, que habla mal de sus antiguos trabajos, etc.

Digamos que es una forma de conocerte mejor.

Basándose en este mismo principio de conocerte mejor a través de estas redes, el startup Big Data Scoring ha creado una forma de analizar los perfiles de las personas en los perfiles sociales para determinar si tienen la solvencia suficiente para pagar un crédito que les van a conceder.

Por ejemplo, algunas tarjetas de crédito antes de decidir si eres candidato para obtenerlas revisan tus perfiles sociales buscando patrones de conducta. Si bien es cierto que hay muchos tipos diferentes de tarjetas de crédito y no todas hacen esta revisión.

Tienda weplus2 728x80

¿En qué aspectos de las redes se fija el banco?

Es posible que después de leer esto, te estés planteando cambiar algunos detalles en tus cuentas.

No te preocupes, a todos nos pasa. Sin embargo, quizás te interese saber en qué partes de las cuentas sociales se fija el banco para determinar si, efectivamente eres una persona solvente o no.

El startup analiza el lugar donde vives, las publicaciones que realizas y que compartes, las páginas que sigues, y algunas cosas más para determinar tu solvencia económica.

Además, el startup hace que se genere un billón de cálculos por segundo y permite “generar muchos escenarios”, según ha dicho su creador.

Este método complementa a la tecnología que ya se lleva utilizando unos años, de forma que una persona que solicita un préstamo por Internet puede conseguir el dinero que necesita en solo unos minutos.

Beneficios de dejar las redes

Eliminar tus cuentas sociales puede parecer complicado, porque tal vez tienes muchas vinculaciones, por ejemplo, con la cuenta de Facebook.

Sin embargo, aunque tengas que mantener estas vinculaciones, por ejemplo, con Spotify o Airbnb, puedes dejar de usarlas.

Beneficios de dejar las redes sociales

Lo que te quiero decir, es que el hecho de tengas vinculaciones con Facebook, no te obliga a usarlo.

Si tú, como muchos otros, has sentido que las cuentas sociales te están haciendo ver la vida a través de una pantalla, da el paso al frente y deja de utilizarlas.

Puede que tengas miedo o sientas que no vas a ser capaz de dejarlo porque “todo el mundo las usa”.

Sin embargo, verás los grandes beneficios que te aportará eliminar del móvil tus aplicaciones y empezar a prestar atención a la vida real por medio de tus propios ojos.

A continuación, te mostrare algunos de los beneficios que puedes obtener al dejar el uso continuo de tus cuentas:

Aprecias las amistades reales

Cuando estas en Facebook, es muy común que tengas muchos amigos.

Cuantos más amigos tienes en la cuenta, mejor. Más popular eres. Sin embargo, si necesitas algo… ¿Cuántos de esos cientos de amigos están ahí para ayudarte?

Muchas veces tenemos amistades “ficticias” en las redes sociales. Por eso, dejar las redes sociales te hará darte cuenta de cuántos amigos reales tienes.

Puede que te sorprendas. Pero sea cual sea el número de amigos, lo que importa realmente es la calidad.

Ves la vida con tus propios ojos

Cuando usas las redes sociales, estás viendo la vida por los ojos de otras personas. Muchas veces, mientras tus amigos viajan, se divierten, pasan tiempo de calidad y suben las fotos, tú solo miras.

Te ves a ti mismo mirando la vida de los demás a través del iPhone o el ordenador. No disfrutas de la vida de verdad.

Todo lo que haces, las fotos que sacas, etc. No son para recordar los momentos, sino para “subirlas a Facebook”.

Definitivamente, cuando dejas de usar las cuentas sociales empiezas a tener que ver la vida por tus propios ojos. Y esto es algo maravilloso, que todo el mundo debería disfrutar.

Dejar el móvil a un lado, y comenzar a vivir.

Dejas de perder el tiempo

Muchas veces tienes cosas que hacer. Sin embargo, entras a una de las redes y te quedas ahí horas revisando notificaciones de amigos.

Esto te roba una cantidad de tiempo impresionante, y no te deja hacer las cosas que debes.

Por eso, eliminar las redes sociales hará que tengas más tiempo para hacer las cosas que tienes que hacer.

Te dejará de quitar tiempo para el trabajo. Te dejará de quitar tiempo para la familia. Y podrás terminar los días sintiendo que realmente has sido productivo.

Das tiempo para otras actividades que te gustan realmente

Cuando te vienes a dar cuenta, has pasado más de dos horas durante el día mirando estas cuentas.

¿Qué pasaría si ese mismo tiempo lo pasases dedicándote a aprender una nueva habilidad? Imagina que siempre has querido aprender a tocar el piano, pero nunca has tenido tiempo.

Dejando las redes sociales podrás tener el tiempo necesario para aprender a hacer eso que siempre has querido. O para poder disfrutar de hacerlo, si ya aprendiste a hacer eso que te encanta.

Libera tu móvil con doctorSIM

Resumen

Dejar las redes sociales, en definitiva, te ayuda a disfrutar de la vida. Empiezas a ver la vida por tus propios ojos.

Acumulas recuerdos para ti y los tuyos. No para subirlos a una red social y dar envidia a tus amigos.

Si al final decides no dejarlas por completo, no pasa nada, lo importante es que aprendas a no depender de ellas.

Eso si ten en cuenta las precauciones que te he dado en este artículo para que no te estás no te perjudiquen, ni en tu vida personal, laboral o a la hora de que tengas que solicitar un crédito.

Espero haberte ayudado dándote a conocer los síntomas de ser adicto a las redes sociales, si lo eres… Ya sabes los beneficios que te traerán poder dejarlas y sino… Ya sabes las precauciones que debes tener con estás, para que no te afecten negativamente en tu vida en general.

Recuerda que puedes dejar tu comentario en la parte de abajo. Según los síntomas descritos, ¿Eres un adicto a estas redes? ¿Cuáles de ellos presentas tú? ¿Todos? ¿Solo algunos de ellos? Cuéntanos…

Y si lo deseas comparte este post con más personas.

Gracias por tu calificación
56 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
WhatsApp