COMIDA DE NEGOCIOS[ap_divider color=”#ff5600″ style=”solid” thickness=”5px” width=”100%” mar_top=”-20px” mar_bot=”45px”]

COSAS QUE NO DEBES HACER EN UNA COMIDA DE NEGOCIOS

    Una comida de negocios es una de las mejores formas de conocer a tus clientes y llegar mejor a ellos, para diferenciarte del resto de la competencia. En estos tiempos se han perdido poco a poco este tipo de costumbres, y cada vez resulta más raro ver a un empresario teniendo una comida de negocios con sus clientes, debido a las tecnologías. Sin embargo, a pesar de que las nuevas tecnologías sean muy útiles, el trato humano y agradable de una conversación a la mesa es fundamental para que se cree el vínculo que necesitas con tu cliente.

Relacionados…


Dinero urgente sin avales

COMIDA DE NEGOCIOS


Por eso, y para no estropear este vínculo por error una vez que ya nos hemos sentado a la mesa con nuestro cliente, vamos a ver algunas cosas que NO se deben hacer en una comida de negocios. Toma buena nota para que no cometas ninguno de estos errores:

La cuenta

Si has invitado a tu cliente a comer tú, trata de evitar las peleas que surgen al final de la comida con la cuenta. Si es posible, trata de pagar disimuladamente o de entregar la tarjeta al camarero si es de confianza antes de que tu cliente haya llegado. De esa forma, evitarás la incomodidad del final sobre la cuenta.

Así también, si llegados al final de la comida, tu cliente insiste en pagar, no seas maleducado. Ofrécete a pagar tú de forma correcta, y si continúa insistiendo, deja que lo haga él. Utiliza la perspicacia para ver si está “haciendo que” quiere pagar, o si realmente le parecería una falta de respeto que pagases tú y se lo impidieses.

COMIDA DE NEGOCIOS | Almuerzo de negocios

[ap_divider color=”#ff5600″ style=”solid” thickness=”5px” width=”100%” mar_top=”-10px” mar_bot=”20px”]

No vayas a “probar

Una comida con un cliente no es un buen momento para ir a probar un restaurante nuevo o que está de moda. Es mejor que vayas tú solo o con tu familia, con alguien de confianza a probar la comida y verifiques que el restaurante es de buena calidad.

Queda muy mal invitar a comer a alguien a un restaurante en el que no has estado y que la prueba salga mal por un mal trato de los camareros, una comida mala o un lugar desagradable por el ruido, por ejemplo. Antes de ir con tu cliente, prueba el restaurante para ver si está a la altura.

Además, no hay nada más “interesante” que ir a un lugar donde ya te conocen y que al entrar, el camarero te salude por tu nombre.

No canceles ni cambies el horario

No hay nada que le siente peor a un cliente que ir al lugar donde has quedado con él, y que le digas que no puedes asistir o que vas a llegar tarde. Además de ser puntual, que no hace falta ni decirlo, procura no cancelar ni cambiar la hora de la comida a no ser que se trate de algo realmente de fuerza mayor.

Él pide antes

Cuando vayan a pedir la comida, deja que tu cliente sea quien pida primero su plato y su bebida. Si lo ves oportuno y te gusta, trata de pedir algo igual o similar a él. Esto hará que se cree una empatía entre ambos y ayudará a la relación.

COMIDA DE NEGOCIOS | protocolo para almuerzos de negociosTambién es aconsejable que trates de informarte de qué le gusta comer a tu cliente antes de invitarlo, o si tiene algún tipo de restricción dietética. Imagínate que tu cliente es vegano y lo invitas a comer a un lugar, muy rico, pero donde los platos fuertes son carne asada al estilo argentino. Trata de enterarte de qué le gusta y qué cosas no come en caso de que haya alguna, antes de invitarlo a un lugar en concreto. Si vas con más de una persona es importante que el cea el centro de atención.

[ap_divider color=”#ff5600″ style=”solid” thickness=”5px” width=”100%” mar_top=”10px” mar_bot=”75px”]

Evita los errores de protocolo

Sabemos que no es necesario conocerse las normas de protocolo de pe a pa, para invitar a tu cliente a comer a un restaurante. Sin embargo, es importante que procures comportarte correctamente a la mesa.

Imagina qué desagradable puede ser y que mala impresión puede dar, hablar con una persona que te habla con la boca llena, coge la comida que han pedido en común con las manos grasientas, o bebe más de lo necesario.

Aunque se trate de una reunión de trabajo un poco más informal dado que están comiendo, no deja de ser una reunión de trabajo o de negocios.

Déjale hablar

Deja que tu cliente hable y participe en la conversación, no la conviertas en un monólogo en que solo hablas de ti, de tu empresa y tus productos. Deja que hable y escúchale con atención. De esa forma, no solamente se estará sintiendo bien en una conversación amena, sino que además, estarás aprendiendo mucho sobre él, que podrás utilizar para tratarle mejor.

Olvida el teléfono

Mientras estás a la mesa con un cliente, lo más importante debe ser el cliente. Olvídate de estar mirando el móvil o contestando llamadas o mensajes. Estás reunido, y al igual que en una reunión de negocios formal deberías dejar el teléfono a un lado, en una reunión de negocios de comida también debes hacerlo.

COMIDA DE NEGOCIOS | No usar el móvil en un almuerzo

[ap_divider color=”#53505e” style=”solid” thickness=”5px” width=”100%” mar_top=”-20px” mar_bot=”20px”]

Estar con el móvil en una reunión de trabajo cuando estás con un cliente o con un socio no solamente resulta de mala educación sino que además hace que la persona se sienta incómoda y piense: Qué hago aquí si no para de mirar el móvil. ¿Será que quiere que me vaya?

[ap_divider color=”#ff5600″ style=”solid” thickness=”2px” width=”100%” mar_top=”10px” mar_bot=”20px”]

Recuerda seguir todos estos consejos cuando vayas a tener una comida de negocios con un cliente y estamos seguros de que todo irá bien.

Si necesitas financiación extra y rápida puedes contar con nosotros las 24 horas del día en nuestros comparadores online y nuestra aplicación gratuita para móviles. Comparamos los mejores créditos online del mercado.


 

Gracias por tu calificación
0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
WhatsApp