¿CÓMO AHORRAR EN LUZ? ¿QUÉ ES UNA COMPRA COLECTIVA?


Según un estudio realizado por el IDEA los españoles gastamos una media de 990€  anuales en electricidad. Precio que puede ser elevado si tenemos en cuenta que a esa cantidad parece no habérsele aplicado algunos “trucos”. Estos rucos pueden ir desde los más sencillos hasta otros más complejos.

En primer lugar debemos saber que gran parte de nuestro consumo eléctrico viene dado por el uso de electrodomésticos. Lo primero que debemos tener en cuenta cuando compramos un electrodoméstico es que sea eficiente, ya que entre el 30 y el 60% de nuestro consumo va a derivar de ellos.

Las clases de eficiencia se fijan desde la letra A (la más eficiente) hasta la letra G y desde el color rojo hasta el verde (el más eficiente).

¿Qué es el consumo eléctrico fantasma?

Un dato a tener en cuenta con los electrodomésticos es el llamado consumo fantasma. Así se llama al consumo que hacen cuando aunque no estén encendidos, siguenEvitar un consumo elevado en la factura de la luz generando consumo. Este viene dado por el hecho de que están conectados a la corriente eléctrica, lo que por ende, genera ese 6,6% total de consumo.

Algunos de los electrodomésticos son tan clásicos como la televisión, la radio, microondas y cualquier aparato que esté conectado a la red eléctrica mientras no se usa. El fenómeno conocido como “stand by” genera un alto consumo energético.

¿Debo bajar la potencia?

Esta práctica se ha hecho presente en muchos hogares. Sin embargo, no parece ser lo más acertado cuando se realiza sin tener en cuenta algunos factores. Por eso en el 2013 se elaboró una herramienta que te permite analiza la potencia que cada hogar necesita en función del gasto energético que realice. Esta herramienta resulta muy útil porque tiene como finalidad evitar que cada hogar baje la potencia atraído únicamente por la bajada de precio. Si bajamos la potencia sin atender a requisitos técnicos podremos tener problemas.

En definitiva podemos decir que llevar a cabo un ahorro en la factura de la luz no es una tarea complicada. Otra alternativa que parece tener éxito en el ahorro es el llamado “periodo valle”.

¿Qué es el periodo valle?

El periodo valle es el periodo de contratación en que el precio de la luz es más bajo. Comprende por norma general horarios nocturnos y puede llevar hasta un ahorro del 40%, según los cálculos de la OCU. Este horario es entre las 22:00 y las 12:00 en invierno, siendo en verano desde las 23:00 hasta las 13:00. Consumir electricidad fuera de esos horarios puede aumentar nuestro consumo hasta en un 20%, por lo que hay que tener cuidado en este sentido.

¿Cuánto consume una cocina?

Parece ser que un punto fuerte del consumo de electricidad en un hogar se encuentra en la cocina. Pero la placa vitro cerámica o el horno en activo no llegan ni a un 10% del consumo genérico del hogar. Un dato curioso es que ambos electrodomésticos podemos apagarlos un poco antes de que termine de hacerse la comida para ahorrar en ese tiempo, aprovechando el calor residual que tienen. Es un periodo de tiempo parecido al stand by que supone hasta un 6,6% del consumo eléctrico. Sin embargo, en este caso lo que ocurre es que el electrodoméstico no se encuentra encendido durante un largo periodo de tiempo, sino que comprende desde que lo apagamos hasta que deja de consumir como tal.

¿Cuánto consumen mis tecnologías?

Cada vez un hogar cuenta con mayores medios tecnológicos y deja de tener únicamente un televisor. Los ordenadores y demás aparatos son cada vez más frecuentes y numerosos, lo que genera un mayor consumo. En este sentido tenemos que tener en cuenta que, en cuanto a ahorro se refiere, dejar los aparatos electrónicos en suspensión supone casi el 11% del consumo eléctrico. Es una cifra muy elevada teniendo en cuenta que no se está utilizando el aparato.

Lavar la ropa o los platos

Muchos hogares cuentan con un lavavajillas y una lavadora, o al menos, con uno de los dos. Estos electrodomésticos tan cómodos tienen un porcentaje de consumo que representa el 12% en cuanto al consumo de la lavadora y el 6% el lavavajillas. Pero los expertos en ahorro de consumo advierten que es preferible ponerlos en marcha cuando se encuentran totalmente llenos. Algo que parece lógico pero que no siempre aplicamos o bien por necesidad o por comodidad. Además, debemos tener en cuenta que en algunas ocasiones este ahorro está relacionado con otros, como por ejemplo en la factura del agua, no menos importante que la de la luz.

Conservar la comida…

Aquí parece ser que se encuentra el consumo más alto. Algo tan necesario como mantener la comida tiene su precio y es un precio bien alto. Se ve reflejado en el consumo de electricidad en más del 30% del consumo eléctrico del hogar. Por eso es un aspecto muy a tener en cuenta y también debemos fijarnos en el grado de calificación energética que tiene nuestro frigorífico. Aunque en un principio la nevera de calificación energética A nos parezca más cara que una menos eficiente, esto se puede ver traducido de gran manera en un ahorro a largo plazo muy importante. Debemos tener en cuenta que el periodo medio de vida de un electrodoméstico como el frigorífico suele estar entre los 10 y los 15 años.

En definitiva, estos aparatos o tareas tan asiduas tienen su precio y este precio se ve reflejado en la factura de la luz, y que con un consumo eficiente y llevando a cabo determinadas prácticas cotidianas puede verse disminuido en gran manera. Sin embargo no debemos olvidar cuánto consumen nuestros aparatos para poder tomar la medida más oportuna.

Otras formas de ahorrar electricidad

Debido a la subida que hemos experimentado los españoles en el último año en las facturas de la luz, han surgido nuevas formas de contratar nuestra tarifa energética. En los últimos 6 años el consumo de luz ha aumentado hasta un 56%. Por ese motivo muchos hogares se ven obligados a tomar las medidas que hemos mencionado anteriormente. Entre esas medidas, como hemos dicho, se encuentran la bajada de la potencia, bajada del consumo eléctrico en el hogar… el cambio de tarifa eléctrica o el consumo en horas de nocturnidad han sido recursos a los que más se han acogido las familias.

Sin embargo, en estos dos últimos años, algunas plataformas o agrupaciones de personas que desean tener una tarifa de la luz más baja parecen haber dado con una alternativa a este problema de la subida de la luz. Se trata de hacer una compra colectiva de luz, que tiene como su principal objetivo hacer más barato el precio a pagar por parte de los hogares particulares. Esto puede representar un ahorro notable en la factura de la luz, y no cabe duda de que eso es algo que siempre es bienvenido.

La factura de la luz

¿Qué es una compra colectiva de luz?

La compra colectiva de luz es un mecanismo mediante el cual todos los usuarios que estén interesados pueden ahorrar en su factura de luz o gas apuntándose y dando una serie de datos sobre el consumo que hacen y la tarifa que tienen contratada. Seguidamente a esto, un organismo que se encarga de realizar la compra colectiva convoca una subasta a la que se pueden apuntar todas las comercializadores de energía que estén interesadas. Cada compañía eléctrica ofrece un precio y unas prestaciones. El objetivo de todas las empresas es ofrecer el mejor paquete de ahorro para conseguir sus clientes.

Una vez que sale la ganadora entre las comercializadores de energía, por haber logrado el mejor precio, la plataforma encartada de la gestión se dirige a los consumidores interesados y es a estos a los que les corresponde decidir (no hay compromiso de tener que hacerlo porque nos hayamos apuntado a la subasta) si hacer efectivo o no el cambio a la nueva comercializadora de energía a un precio más bajo. Una vez que se han aceptado las nuevas condiciones, el consumidor puede disfrutar de una nueva tarifa de energía con la que podrá ver rebajadas sus futuras facturas de energía.

¿Cuánto cuesta inscribirse en una compra colectiva?

Esta es una de las muchas ventajas que tiene la compra colectiva de luz, y es que no supone ningún coste apuntarse en la misma. Además, no hay que reunir ningún tipo de requisito concreto para ello. Es decir, es gratuita y está abierta a todos los consumidores de energía que quieran abaratar su factura.

¿Hasta cuanto puedo ver rebajada mi factura?

Teniendo en cuenta que el mercado eléctrico es uno de los mercados en los que tanto la competitividad como el ahorro económico suele brillar por su ausencia, la OCU hizo la estimación media de lo que se puede ahorrar anualmente, y esta cantidad giraba en torno a los 50 euros anuales. Sin embargo, las últimas compras colectivas de luz, que han contado con un elevado número de usuarios debido al boca a boca, han supuesto a los mismos un ahorro de 100 euros anuales en su factura de la luz. No está nada mal, ¿verdad que no?

Gracias por tu calificación
1 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
WhatsApp