Un “concurso de acreedores” es sin dunda una situación a la que, por norma general, nadie quiere tener que enfrentarse.

¿Qué significa que una empresa está en concurso de acreedores?

El concurso de acreedores es un procedimiento legal que involucra a una persona o empresa que no puede pagar sus deudas pendientes.

Uno de los resultados posibles de enfrentarte a una quiebra es entrar en alguna lista de morosidad como el ASNEF.

En este artículo te daré respuesta a preguntas como… ¿Cuál es el proceso del concurso de acreedores? ¿Qué pasa después de un concurso de acreedores? ¿Cuándo cobran los trabajadores en concurso de acreedores? ¿Dónde se publican los concursos de acreedores?

Estos son los temas que trataremos hoy ↴

Salir rapido del asnef

¿Cuál es el proceso del concurso de acreedores?

Un concurso de acreedores ofrece a un individuo o empresa la oportunidad de comenzar de nuevo al perdonar las deudas que simplemente no se pueden pagar y al mismo tiempo le da a los acreedores la oportunidad de obtener alguna medida de pago basada en los activos de la persona o empresa disponibles para liquidación.  

En teoría, la posibilidad de declararse en concurso de acreedores beneficia a la economía en general al permitir que las personas y las empresas tengan una segunda oportunidad de obtener acceso al crédito y proporcionar a los acreedores una parte del pago de la deuda. 

Una vez finalizado con éxito el procedimiento de concurso de acreedores, el deudor queda liberado de las obligaciones de deuda en las que incurrió antes de declararse en quiebra. 

Es muy importante que tengas claras las reglas de un concurso de acreedores, esto te ayudara a afrontarlo mejor.

· La quiebra o concurso de acreedores es una incapacidad o menoscabo legalmente declarado de la capacidad de un individuo, trabajador autónomo o empresa para pagar a sus acreedores que está reconocida en las leyes de nuestro país. 

Los acreedores pueden presentar una petición de quiebra ante los tribunales españoles contra un deudor (concurso necesario) en un esfuerzo por recuperar una parte de lo que se les debe o iniciar una reestructuración. 

En la mayoría de los casos, sin embargo, la quiebra la inicia el deudor en forma de concurso voluntario de acreedores. 

Si has estado pasando problemas económicos quizás te estés preguntando… ¿Debería declarar concurso de acreedores? 

 

como cancelar una deuda rápidamente sin pagar

 

¿Por qué debería declararme en quiebra?

Decidir si tienes o no que solicitar un concurso de acreedores voluntario puede marcar tu futuro económico. 

Se recomienda que las personas físicas se declaren en quiebra en caso de tener muchas deudas y no tener suficientes activos para afrontarlas. 

Al hacerlo, se pueden detener las incautaciones y también se puede detener la acumulación de intereses. 

Además, se puede retrasar y/o reducir el pago de las deudas. 

Se recomienda a los trabajadores autónomos o empresas, que deban dinero, solicitar un concurso de acreedores voluntario, por las mismas razones mencionadas anteriormente. 

Algo importante es saber cuando prescribe una deuda que hayas contraído.

Por el contrario, si se nos debe dinero, podemos declararnos en quiebra y conseguir el pago de nuestros créditos incluso con los bienes personales del deudor. 

Esto es algo que tendrás que decidir bajo el consejo de un profesional en el tema. 

Ahora la pregunta a contestar es… ¿Quién puede declararse en concurso de acreedores?

 

¿Quién puede declararse en concurso de acreedores?

Las personas físicas, autónomos, empresas y otras organizaciones tienen derecho a declararse en concurso de acreedores ante los Tribunales españoles. 

Las personas físicas, autónomas o no, como consumidores, pueden ser declaradas en quiebra en virtud de la legislación española, por no pagar sus préstamos, hipotecas o cualquier otro tipo de obligaciones. 

Las empresas que pueden declararse en quiebra son las inscritas en el Registro Mercantil o que legalmente no pueden inscribirse, o las empresas inscritas en Registros distintos al Registro Mercantil. 

La quiebra puede ser presentada por el deudor o por el acreedor. 

Si somos los beneficiarios de una herencia con deudas existentes por pagar, se recomienda declararse en quiebra; sin embargo, esto solo puede ser posible si la herencia aún no ha sido aceptada. 

 

Requisito principal para declararse en concurso

La insolvencia del deudor es el principal requisito para declararse en concurso de acreedores en España.

Dejar de pagar unas cuantas facturas no es suficiente para declararse en quiebra, ya que siempre se requiere prueba de insolvencia.

La insolvencia puede ser la insolvencia actual o la insolvencia que se prevé que ocurra en un futuro próximo; en todo caso, la insolvencia debe acreditarse ante la Corte.

 

¿Dónde se publican los concursos de acreedores?

La declaración de concurso se publica en el BOE y en el Registro Público Concursal 

Igualmente, es objeto de publicidad en el Registro Mercantil 

Además, es posible que el Juez acuerde cualquier publicidad complementaria que considere imprescindible para la efectiva difusión del concurso de acreedores. 

Principalmente esto lo decidirá el Juez que esté llevando tu caso, pero en todos los casos se publica en el BOE y en el Registro Público Concursal. 

También es normal que se publique en el Registro Mercantil o cualquier otro medio que el Juez considere oportuno. 

Esto ayudará a los acreedores, relacionados con el proceso, a solicitar sus derechos.  

Es muy posible que cuando te encuentres en esta situación y si tienes préstamos pendientes de pagar tu nombre aparezca en una lista de morosos y eso te traiga más complicaciones económicas.

· La solicitud de concurso debe presentarse ante un Juzgado de lo Mercantil con jurisdicción en el domicilio social del deudor. Siempre se requiere la asistencia de un abogado y un procurador.

 

¿Qué es el preconcurso de acreedores?

La ley española también permite un período de gracia, conocido como preconcurso de acreedores, esto ayuda a las empresas en dificultades financieras.

Esta etapa está diseñada como acción preventiva o preparatoria para evitar que tu empresa llegue a la quiebra real.

Si resulta que esto no es posible y entra en concurso de acreedores, los tribunales miran muy favorablemente a las empresas que han utilizado primero el preconcurso.

El período de gracia comienza cuando notifica a las autoridades que tiene dificultades para cumplir con tus obligaciones financieras.

Las empresas que eligen tomar la ruta del preconcurso se benefician de una gama de servicios diseñados para ayudarlo a planificar con anticipación y, en última instancia, evitar la bancarrota.

 

¿Qué pasa después de un concurso de acreedores?

Después de un concurso de acreedores

En estos tiempos de incertidumbre, muchas empresas en España se enfrentan a la posibilidad de insolvencia, una situación que siempre es desalentadora.

Los procedimientos de insolvencia en España (conocidos como concurso de acreedores) están regulados por la Ley Concursal de 2003 * , diseñada para simplificar el proceso y paliar las dificultades financieras.

La ley impone a los dueños de negocios la responsabilidad de ser proactivos y declarar la quiebra actual o inminente antes de que los acreedores inicien los procedimientos de cobro de deudas.

A cambio de este requisito, la ley libera a los administradores de la empresa de la obligación de saldar la deuda con sus propios activos.

Esto es especialmente importante para las empresas propiedad de empresas en España.

La ley solo es efectiva para las personas y empresas que soliciten formalmente el inicio de un procedimiento de quiebra.

Deben realizar esta solicitud en un plazo de dos meses calendario después de saber que están a punto de declararse insolventes o que lo estarán en un futuro próximo.

 

¿Cuándo cobran los trabajadores en concurso de acreedores?

Existe un fondo estatal de insolvencia especial (Fogasa) dirigido a los trabajadores cuyo empleador ha sido declarado insolvente o en quiebra, o que han tenido que dejar de pagar salarios por determinadas razones económicas.

La Ley 22/2003 define la insolvencia como la situación en la que una empresa deudora no puede cumplir con regularidad con sus obligaciones deudores exigidas.

La ley concursal de 2003 establece el privilegio de los trabajadores como acreedores en los casos en que la empresa se declare insolvente.

Las reclamaciones de los trabajadores de la empresa (salarios de los 30 días anteriores a la apertura de los procedimientos colectivos; salarios por trabajo después del inicio de los procedimientos colectivos; compensación económica relacionada con la terminación del contrato de trabajo, etc.) tienen prioridad, ranking por delante de todas las demás afirmaciones.

La garantía solo se activa si no hay suficientes activos disponibles.

Cualquiera que preste servicios para un empleador y reciba un salario por ello, incluidos los trabajadores a tiempo parcial y a plazo fijo, independientemente de la duración del empleo, es elegible.

La garantía cubre salarios, bonificaciones y beneficios complementarios, así como la participación financiera de los empleados que surja hasta un año antes de la insolvencia.

En cuanto a los salarios pendientes de pago, el fondo paga una cantidad que es el resultado de multiplicar el doble del Salario Mínimo Nacional * diario por el número de días de salario pendientes de pagar.

 

 

Prestamo desde casa

Resumen: Concurso de acreedores

En 2003 se aprobó la Ley 22/2003, Ley Concursal, que actualizó el anticuado procedimiento concursal español.

Solicitar un concurso de acreedores es algo muy importante si tú o tu empresa se encuentra en un estado de insolvencia no esperes que los números rojos te hundan.

Si tú o tu empresa no solicitan formalmente el inicio del procedimiento de insolvencia, es probable que uno de sus acreedores inicie el proceso.

Esto tiene serias consecuencias para ti y tu empresa porque un tribunal puede declararlo como causante o agravante de la quiebra.

En el caso de una empresa, los efectos pueden ser especialmente graves porque la entidad será considerada culpable de la insolvencia.

Esto significa que cuando la empresa es liquidada (o disuelta), sus activos no satisfacen el pago de sus deudas, entonces los administradores (es decir, tú) podrían verse obligados a liquidarlos con tus propios activos.

 

 

 

 

 

Contenido relacionado que puede interesarte…

Descargo de responsabilidad editorial: No somos una institución financiera. No pretendemos dar consejos de inversión, todo lo que estamos ofreciendo es material educativo: No tome esta información como un consejo de inversión profesional. Antes de invertir haga su propio análisis.
Política de comentarios: invitamos a los lectores a responder con preguntas o comentarios. Los comentarios se pueden retener para moderación y están sujetos a aprobación. Los comentarios son únicamente las opiniones de sus autores. Las respuestas en los comentarios a continuación no son proporcionadas ni encargadas por ningún anunciante. Las respuestas no han sido revisadas, aprobadas ni respaldadas por ninguna empresa. No es responsabilidad de nadie asegurarse de que se respondan todas las publicaciones y / o preguntas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies