Se ha convertido en algo tan común que queramos contratar un préstamo y nos obliguen a contratar también un seguro, que ya lo hemos asumido como algo completamente normal.

En muchos casos, cuando vamos a contratar un préstamo, no solamente tenemos que comprometernos a pagar una cuota para ir pagando el préstamo, sino que también nos tenemos que comprometer con un seguro (de hogar, de vida,… de lo que sea).

Sin embargo, el artículo 5.2.e de la Ley 26/2006 de mediación de seguros, dice que “la contratación de cualquier seguro debe ser una decisión libre y opcional del cliente” y no obligatoria, que es algo que sucede muchas veces cuando queremos contratar préstamos en el banco.

¿Es una buena idea que aceptemos los seguros que nos ofrecen con los préstamos?

En las publicidades de financiación que vemos muchas veces, podemos observar que han bajado los tipos de interés de los préstamos, a cambio de que te vincules másSeguros con el banco haciéndote contratar un seguro, ya sea de hogar o de vida.

Antes de que nos hagan firmar ningún contrato de seguros, deberemos estar convencidos de que va a merecer la pena. Debemos tener en cuenta que los seguros que se han creado con el fin de hacer más fáciles los momentos delicados o de riesgo, y no deberían en ningún caso utilizarse como amarre de un banco para que tengas más productos con ellos. Es importante elegir nuestros seguros con cabeza y de una forma responsable.

Lo primero que debemos saber es que los seguros son un producto estupendo que nos puede ayudar a pasar por un mal trance de una forma mejor, ayudándonos económicamente o de otra forma a solventar nuestros problemas. Son una herramienta muy importante. Pero debemos elegir bien qué seguro es el que nos viene mejor, y no aceptar el primero que nos ofrecen por la prisa de obtener el crédito. Debemos saber que hay muchas entidades de crédito que no nos obligan a aceptar ningún seguro de ningún tipo, y quizás estas sean las más adecuadas para nosotros: las que no tienen productos vinculados.

En cuestión de vincularse con un banco, lo más importante es que nos vinculemos lo menos posible. Con la crisis, muchas personas que estaban atadas a los bancos con seguros, hipotecas, préstamos personales, becas,… se vieron muy ahogadas por el hecho de que no podían hacer frente a tantos cargos. Por ese motivo, cuanto menos vinculados estemos a un banco, mejor. Si necesitamos un crédito, debemos buscar el que ofrezca el mejor crédito sin hacernos firmar ningún otro producto. Si lo que necesitamos es un seguro, lo mejor es hacerlo con un experto en seguros que pueda hacernos un estudio previo sobre nuestro perfil, para poder ofrecernos un seguro a medida, que cubra nuestras necesidades  y sea rentable a nivel calidad-precio.

Tenemos el crédito que estás buscando

contactRecuerda que si necesitas dinero rápido y sin esperas, en nuestra web principal Creditoagil.es disponemos de varios servicios de financiación que ponemos a tu alcance de la forma más cómoda, podrás tener el dinero en tu cuenta en solo 15 minutos. Entra en nuestra web y elige el préstamo que más se adapte a tus necesidades.


 

Gracias por tu calificación

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
Email