Crédito rápido online para lo que quieras

Tu crédito rápido en la red sin avales

 

 

Tus pequeños proyectos ahora
Crédito rápido online…

hasta 800€ en 5 minutos para lo que quieras
los primeros 300€   ¡GRATIS!

Solicitar ahora un crédito rápido online sin avales

 

 

Disponer de dinero rápido, cuando lo necesitemos, es hoy por hoy una de las cosas más importantes para poder mantener una economía estable y saludable en nuestros hogares. Realizar los proyectos personales cuando lo deseamos y poder acceder a una financiación rápida y ágil puede ayudarnos a llevar una vida más productiva y adecuada a nuestros tiempos. En ocasiones nos vemos limitados por la falta de efectivo y dejamos de realizar algunas cosas que son importantes para nosotros y los nuestros.

Nuestro equipo de trabajo se esfuerza cada día con la intención de poder satisfacer tus necesidades en materia de financiación online. Es por eso que Creditoagil.es puede ofrecerte un servicio de crédito rápido a través de nuestro colaborador VIVUS. Ahora podrás solicitar desde esta página un crédito rápido al instante. Los usuarios de nuestra web podrán disfrutar de su primer crédito rápido totalmente gratis (importe máximo 300€).


GIF 728x90

¿Cómo solicitar un crédito rápido?  

La forma más ágil de solicitar un crédito rápido es hacerlo directamente desde internet. En este caso podrás solicitar hasta 750 euros sin avales y sin nomina, desde la web, sin moverte de casa y sin preguntas incómodas.

Los  pasos para solicitar tu crédito rápidoPedir un crédito rápido en España

  1. Haz clic en el botón de solicitar ahora, te re-direccionaremos a la web de nuestro colaborador VIVUS
  2. Selecciona la cantidad de dinero que deseas y el plazo en que quieres devolver tu crédito rápido
  3. Rellena el formulario de solicitud para tu crédito
  4. Confirma la cuenta bancaria asociada a tu crédito rápido online
  5. Acepta tu crédito y recibe el dinero

 

Devuelve tu crédito rápido cómodamente

Es importante entender que al solicitar un crédito tenemos la responsabilidad de devolverlo dentro del plazo que hemos acordado. Nuestro colaborador tiene un sistema flexible para el pago de tu crédito rápido: puedes, o bien pagarlo antes de que expire el tiempo de vencimiento, o solicitar una “prolongación del préstamo rápido”.


¿Cómo se paga un crédito rápido online?

  1. Mediante tarjeta de débito: Simplemente llamando al Departamento de Cobros: 91-290-77-88. Este servicio de pago a través de tarjeta bancaria se gestiona a través de la Entidad de Pago Mobile Global Payments SL
  2. Mediante transferencia bancaria o un ingreso en cuenta: A cualquiera de los números de cuenta de nuestro colaborador VIVUS
  3. Pago flexible: Si no puedes devolver tu préstamo rápido a su fecha de vencimiento, tenemos una solución: Te ofrecemos la posibilidad de aumentar el plazo del préstamo. Es muy fácil y rápido: Haz el pago del importe correspondiente a la ampliación del plazo de tu préstamo, mediante una transferencia bancaria a la cuenta de nuestro colaborador, y se realizará automáticamente dicha ampliación del plazo de vencimiento en tu préstamo.

 

Pide ahora tu crédito gratis sin avales

 

Ahora ya sabes cómo tener un crédito rápido sin salir de casa para realizar tus proyectos personales, disponer de dinero al instante sin avales… no esperes más y disfrútalo.

 

Pedir un crédito rápido sin avales

 

 

 

 


 


CRÉDITOS RÁPIDOS. ALGUNAS PREGUNTAS FRECUENTES

Los créditos rápidos han ganado mucha importancia entre los sistemas de financiación gracias a que son rápidos y fáciles de conseguir. Las probabilidades de que un crédito rápido o microcrédito sea aceptado son muy altas ya que los requisitos que hay que cumplir para solicitarlos no son nada fuera de lo normal.

Cuando solicitamos un crédito rápido no solo es importante la velocidad con que se tramita, sino también la sencillez con la que se gestionan. Los sistemas online han hecho que verificar una solicitud de crédito no lleve más de 5 minutos, lo que le da una gran ventaja sobre los bancos tradicionales, en los que para aceptar un crédito pueden pasar días e incluso semanas. Además, otra gran ventaja que tienen estos préstamos frente a los bancarios, es que son muy transparentes, sabiendo el cliente lo que va a pagar exactamente antes de solicitarlo gracias a los simuladores que se encuentran en las páginas de los prestamistas.

¿Son los créditos rápidos una buena opción de financiación?

Esto depende de cuál sea el fin del dinero que vayamos a solicitar. Tenemos que tener en cuenta que los créditos rápidos son por cantidades que no superan los 1.000 € porque si no ya estaríamos hablando de un préstamo personal que se pagaría en plazos, y que se pagan en una única vez en un plazo que no suele superar los 30 días. Por lo tanto, el capital que nos prestan lo deberemos reembolsar en un plazo corto.

Por lo tanto, es buena idea solicitar un crédito rápido en los siguientes casos:

  1. – Nos surgió un imprevisto al que no podemos hacer frente por falta de liquidez en ese momento. (Por ejemplo, la avería de un coche a final de mes)
  2. – Sabemos que tendremos el capital necesario para hacer frente a la deuda cuando llegue el plazo acordado con el prestamista
  3. – Es una situación puntual
  4. – Es un gasto urgente e inamovible.
  5. Sin embargo, no es recomendable que solicitemos créditos rápidos en los siguientes casos:
  6. – Es un gasto mensual regular (la factura de la luz de cada mes)
  7. – No sabemos si podremos reembolsar el dinero a tiempo
  8. – Solicitar créditos rápidos es algo habitual

Resumiendo, solicitar dinero rápido será una buena opción siempre y cuando no tengamos problema para reembolsarlo llegada la fecha límite y siempre que no estemos solicitando créditos rápidos todos los meses para cubrir gastos habituales del hogar.

Los préstamos y los créditos rápidos ¿Son lo mismo?

Aunque ambos términos se utilizan indiferentemente, técnicamente no son lo mismo. Un préstamo suele ser un dinero que el cliente le solicita a un banco o a un prestamista privado con el compromiso de devolverlo en una fecha junto con unos intereses, y normalmente se devuelve mediante cuotas. Los préstamos rápidos se conceden de forma muy rápida.

Por el contrario, un crédito rápido es un contrato por el cual la entidad de crédito pone a la disposición del cliente una cantidad del dinero y este puede ir retirando el importe que desee cuando lo necesite, sin superar el límite de crédito (como es el caso de las tarjetas de crédito). Como en el caso anterior, los créditos rápidos podrían entenderse como préstamos que se conceden muy rápido.

¿Es seguro contratar un crédito rápido?

Sí. Pero debemos saber en quién debemos confiar. Las empresas de créditos rápidos online donde debemos poner nuestros datos de cuenta bancaria, etc. Tienen una serie de protocolos de seguridad. En caso de que la empresa a la que vamos a solicitar el dinero no cumpla con estos requisitos, lo mejor será que nos abstengamos de solicitarlo ahí y busquemos otra fuente de financiación.

  • En la barra de direcciones debe aparecer un candado verde
  • – La URL de la página debe empezar por https (la “S” indica que el protocolo de seguridad está activado)
  • – La entidad debe estar inscrita en Aemip para garantizar la seguridad de los clientes

En nuestro comparador solo trabajamos con prestamistas que cumplan todos estos requisitos, por lo tanto puedes estar tranquilo si vas a solicitar cualquiera de los préstamos que te ofrecemos en nuestra web.

Consejos para solicitar un crédito rápido

Algunos puntos que debemos tener en cuenta a la hora de solicitar un crédito rápido y que vienen en relación con la seguridad del sitio web donde lo vamos a solicitar, son los siguientes:

  1. Nunca enviar dinero: ninguna empresa de créditos rápidos sería nos va a pedir que les enviemos ninguna cantidad de dinero antes de ellos hacernos el préstamo. Cuando solicitamos un crédito no tenemos que pagar nada hasta el momento en que tengamos que devolver el dinero con los intereses (en caso de que los haya).
  2. Tener todo por escrito: las palabras se las lleva el viento y por eso cualquier oferta o mejora de las condiciones debe estar por escrito y dentro del contrato que nos envía por e-mail o SMS el prestamista en cuestión.
  3. Leer detenidamente el contrato: puede parecer un rollo leer un contrato, pero cuando se trata de que hay dinero de por medio, no es nada aconsejable que firmemos algo sin antes haberlo leído. Debemos asegurarnos de que lo que vamos a firmar cumple con las condiciones que queremos contratar, porque si lo firmamos antes de leerlo, estaremos aceptando todas esas condiciones sin saberlas.

Siguiendo estos sencillos consejos no tendremos ningún problema cuando vayamos a solicitar un crédito rápido. Ante cualquier duda que nos surja en medio de la solicitud, es mejor que preguntemos antes de firmar.


 

Cómo solicitar dinero urgente y rápido por Internet

Una de las principales ventajas que tienen los prestamistas online de créditos rápidos y dinero urgente además de la velocidad con la que se gestionan todos los trámites, es que para poder solicitarlo es necesario simplemente tener una conexión a Internet. Ya sea desde el móvil, la Tablet o un ordenador, podemos solicitar nuestro dinero estemos donde estemos. Las plataformas de crédito rápido además funcionan las 24 horas del día los siete días de la semana, por lo que podemos disfrutar de nuestro dinero rápido en el mismo día, sea la hora que sea.

Aunque en un primer momento nos pueda parecer que solicitar dinero a través de Internet es algo poco seguro, es importante que sepas que las entidades líderes en el sector (como VIVUS) cuentan con un sistema de seguridad que garantiza la total confidencialidad de tus datos, y permiten que puedas disfrutar de un servicio cómodo, rápido, accesible y sobre todo y más importante: SEGURO.

Plazo de devolución de los préstamos rápidos online

Esto depende del tipo de préstamo que solicitemos. Los microcréditos, que son los más solicitados entre los créditos rápidos (como este de VIVUS que puedes solicitar en lo alto de esta página) suelen tener plazos de reembolso de entre 1 y 30 días. Sin embargo, algunos ofrecen prórrogas del plazo (pagando los intereses, eso sí) de entre 7 y 30 días más en el caso de que el cliente no pueda pagar el dinero en la fecha estipulada y avise con antelación.

Es opción nuestra devolverlo en los 30 días o devolverlo antes. Si el caso es como el de Vivus en el que podemos solicitar hasta 300 euros gratis, no importa si lo devolvemos en 1 o 30 días. Pero cuando el préstamo viene con intereses, los intereses serán menores en cuanto el plazo sea menor, ya que se pagan por días.

Amortización anticipada de un préstamo rápido

La gran mayoría de los prestamistas nos dejarán devolver el dinero antes del plazo que se ha acordado en el contrato. Sin embargo, algunos nos cobrarán una pequeña comisión por devolver el dinero antes del día que se acordó. Esto se conoce como amortización anticipada y es importante que tengamos en cuenta que no todas las empresas se comportan igual ante la misma situación.

En algunas la amortización anticipada será gratuita y en otras tendremos que pagar, como hemos dicho, una pequeña comisión. Será tarea nuestra decidir si nos sale más rentable pagar esa comisión o continuar con los intereses del préstamo hasta el final y pagarlo el día acordado.

Precio de los préstamos rápidos privados

Muchas veces se comete el error de comparar el precio de un crédito rápido online con los de los créditos bancarios tradicionales. ¿Por qué decimos que es un error?… Porque estos dos productos financieros no son comparables, ya que cada uno de ellos está diseñado para una situación y un perfil económico diferente.

Los créditos rápidos de nuestro comparador suelen tener un coste que ronda el 1% diario. Es decir, para un préstamo de 100 €, el coste en intereses se encuentra rondando los 30 euros para devolverlo en 30 días. Por eso decimos que a menor plazo, menos tendremos que pagar de intereses.

Sin embargo, con el crédito de Vivus si es la primera vez que lo solicitas no tendrás que preocuparte por los intereses ni el precio, ya que podrás disponer de hasta 300 € totalmente gratis, sin intereses ni comisiones. Si hoy solicitas 300 €, dentro de 30 días solo tendrás que devolver los 300 €, sin ningún tipo de coste.

¿Puedo encontrar préstamos rápidos gratis?

Por supuesto que sí, y el crédito de Vivus de hasta 300 euros para nuevos clientes es un ejemplo de esto. Como hemos dicho en el punto anterior, si solicitas 300 euros hoy, dentro de 30 días solamente tendrás que devolver los 300 euros, sin tener que pagar ni intereses, ni comisiones, ni ningún otro tipo de coste.

¡OJO! Si te retrasas en el pago, o solicitas una prórroga del crédito, si tendrás que pagar intereses. Por eso es importante que sepas que lo vas a poder devolver en el plazo acordado antes de solicitarlo.

¿Qué pasos debo seguir para solicitar dinero rápido?

Dependiendo del prestamista que elijamos, el trámite puede variar un poco pero por norma general, estos son los pasos que deberemos seguir para solicitar cualquier crédito rápido online:

  1. Saber qué necesitamos. Determinar la cantidad que vamos a solicitar y el plazo en que podemos devolverla. No debemos solicitar más dinero del que necesitemos, por si luego no podemos devolverlo todo. Cuanto más se adapte la solicitud a nuestras necesidades reales, mejor.
  2. Comparar. Para esto hemos preparado para ti nuestro comparador de créditos donde podrás encontrar todos nuestros servicios y elegir el que más se adapte a tus necesidades.
  3. Hacer clic en Solicitar para dirigirnos a la página web del prestamista (en el caso de esta página, el botón de solicitar nos llevará al formulario de Vivus).
  4. Introducir la cantidad y el plazo en el simulador para saber el coste que tendrá nuestro crédito. En el caso de Vivus, si es nuestro primer crédito la cantidad máxima será de 300 euros y el coste será 0€.
  5. Hacer clic en solicitar para rellenar el formulario con nuestros datos.
  6. Leer el contrato y preguntar todas las dudas que nos surjan mientras lo estamos leyendo.
  7. Firmar el contrato y enviarlo de vuelta al prestamista.
  8. Una vez que hayamos aceptado los términos, la entidad nos transferirá el dinero a nuestra cuenta.
  9. La transferencia se hará en seguida, y dependiendo de nuestro banco recibiremos el dinero de manera instantánea o tardará hasta 48 horas (como las transferencias comunes entre bancos diferentes).

¿Con qué entidades trabaja Vivus?

Si vas a solicitar tu microcrédito a Vivus, estás de suerte ya que es uno de los prestamistas que trabaja con más bancos. De forma que es casi seguro que coincidirás con ellos en alguno de los que trabajan y el dinero llegará a tu cuenta de forma instantánea.

Las entidades en las cuales tiene cuenta Vivus son: BBVA, Santander, Bankia, Bankinter, Unicaja, LaCaixa, Banco Popular Español, ING Direct NV, Kutxabank y Caja España-Duero.

Requisitos generales de los créditos rápidos online

Como hemos dicho al empezar, los requisitos de los créditos rápidos online son muy básicos, así que vamos a ver algunos de los más comunes entre los prestamistas:

  1. Ser mayor de edad.
  2. Ser residente en España.
  3. Tener ingresos regulares suficientes para pagar el préstamo (no es necesario disponer de nómina, con una prestación por desempleo o una pensión, o cualquier otro tipo de ingreso regular y demostrable que tengamos, será suficiente.)
  4. Tener una cuenta bancaria activa y a nuestro nombre.
  5. No estar inscritos en la lista de morosos (ASNEF o RAI).
  6. Tener un correo electrónico o teléfono donde la empresa se pueda poner en contacto con nosotros e incluso más importante, enviarnos el contrato.

Como ves estos requisitos son muy sencillos, y casi cualquier persona puede cumplirlos todos sin demasiadas complicaciones. Por lo tanto, solicitar un préstamo rápido online es una de las mejores opciones debido a su rapidez y a las grandes posibilidades que tenemos de que nos lo acepten.

¿Cuánto tarda en llegar el dinero a mi cuenta?

Como hemos dicho antes, esto dependerá sobretodo de si el prestamista que hayas elegido para solicitar el dinero trabaja con tu banco. Ya hemos visto hace dos preguntas cuáles son los bancos con los que trabaja Vivus. En caso de que la entidad con la que trabaja el prestamista y la tuya coincidan, tendrás el dinero de forma instantánea. Si no es así, la transferencia puede tardar en aparecer en tu cuenta hasta 48 horas.

¿Puedo solicitar un crédito rápido si no tengo nómina ni aval?

Gracias a la evolución que ha sufrido el mercado financiero, ya es posible que solicitemos un crédito rápido y lo tengamos en nuestra cuenta en cuestión de minutos, pero es que además en muchos casos ya no es necesario que dispongamos ni de un aval ni de nómina.

Para las personas que no tienen nómina, sin embargo, sí que es necesario que dispongan de una fuente de ingresos regulares que puedan ser demostrables. Algunos de los ejemplos de ingresos que pueden tener son estos:

  • Prestación por desempleo. Las personas que están en el paro también pueden solicitar financiación rápida, ya que tienen un ingreso mensual constante.
  • Pensión. Los pensionistas disponen de un ingreso periódico fijo, por lo que también son clientes que tienen ventajas a la hora de adquirir un préstamo rápido online.
  • El cobro de un alquiler. Si tenemos una vivienda en alquiler y los pagos de esta están hechos de forma que sean demostrables, también podremos optar a un crédito rápido.
  • Subvención. Si cobramos alguna ayuda regular del Estado también podremos optar a un crédito rápido, siempre y cuando la cantidad de la ayuda sea suficiente para devolver el crédito.

¿Qué pasa si no pago el crédito rápido?

Si no devolvemos un préstamo rápido a tiempo, las entidades nos podrán sancionar por la demora. Estas son las penalizaciones más frecuentes en los casos en los que no se haya solicitado con antelación una prórroga del préstamo:

  • Reclamación de cuotas impagadas: los prestamistas nos cobrarán una cuota por cada reclamación de pago de la deuda, y se sumará a los intereses devengados del préstamo en sí.
  • Intereses de demora: estos estarán reflejados en el contrato. Dependen de cada prestamista y del plazo de tiempo del crédito. Cada prestamista determina qué cantidad cobrará en función de sus términos y condiciones.
  • Inscripción en ASNEF: si el impago se prolonga, lo más probable es que la empresa prestamista nos incluya en un fichero de morosos como el ASNEF, siendo luego mucho más difícil salir, ya que ningún prestamista concede crédito a alguien que se encuentre en ASNEF por tener una deuda con otro prestamista.
  • Pasar nuestro caso a una empresa de cobros.
  • Reclamación judicial del pago de la deuda: como último recurso, la entidad puede denunciarnos para que reembolsemos los préstamos. Si perdemos el juicio, deberemos pagar la deuda, los intereses, las cuotas de demora y además los costes judiciales de la denuncia.

Los créditos rápidos son una de las mejores opciones para conseguir liquidez extra en un momento determinado, pero no debemos olvidar que si lo solicitamos tendremos que devolverlo. Si hemos solicitado ya un crédito y creemos que no vamos a poder devolverlo en el plazo acordado, lo mejor es que negociemos con el prestamista una prórroga, antes de entrar en todas estas consecuencias tan desagradables que hemos mencionado.

 

Solicitar ahora un crédito rápido al 0% sin gastos

 

 


[yasr_overall_rating size=”medium”]

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies