DECLARACIÓN DE LA RENTA

DECLARACIÓN DE LA RENTA 2016: TODO SOBRE LA VIVIENDA

  Como sabemos la campaña de la declaración de la renta 2015 arrancó en estos días, y una de las grandes preocupaciones que tienen la mayoría de contribuyentes es cumplimentar correctamente los datos referentes a las deducciones sobre la vivienda. Por eso hemos decidido hacer un artículo especializado en el tema de cómo deducir correctamente la vivienda en la declaración de la renta del 2016.

Recuerda que en nuestra guía “Todo lo que necesitas saber sobre la declaración de la renta 2016” podrás encontrar absolutamente todo lo que puedes necesitar para realizar la declaración este año; desde cómo conseguir el borrador, donde encontrar la casilla 490, etc… hasta el calendario de presentación y algunos cambios que se han producido para la renta del 2015.  


980x90-gedescoche

Una de las principales novedades, en el tema de la deducción por viviendas, es la eliminación de la desgravación por alquiler. Por eso, es conveniente que tengamos claro que deducciones podemos aprovechar los contribuyentes, como hay que tributar el alquiler, por ejemplo.

Veamos algunos puntos interesantes sobre: la compra de una vivienda y su rehabilitación y sobre el alquiler de una vivienda.

DECLARACIÓN DE LA RENTA | Compra de una vivienda y su rehabilitación


  1. ¿Qué se denomina vivienda habitual?

    Según la Agencia Tributaria, la vivienda habitual es la que constituya la residencia del contribuyente durante el plazo continuado de cómo mínimo tres años. También se considera vivienda habitual aquella que se habite de manera efectiva, en un plazo no superior a doce meses, contando desde la fecha de terminación de obras o de adquisición de la misma. Además, las plazas de garaje y anexos adquiridos conjuntamente con la vivienda se asimilan junto con la vivienda a la hora de la deducción. 

  1. ¿Cómo tributa la dación en pago?

    Desde el ejercicio del 2014 se declaró exento del IRPF el beneficio obtenido por una dación en pago de ejecuciones hipotecarias o notariales de la vivienda habitual del contribuyente. Esto es siempre que el crédito o préstamo haya sido concedido por una entidad bancaria o financiera, y siempre teniendo en cuenta que el contribuyente no disponga de más bienes o derechos para hacer frente al pago de la deuda y evitar la enajenación de la vivienda. 

  1. ¿Cómo afecta la deducción por rehabilitación o adquisición?

    Desde el año 2013 se suprimió la deducción por inversión en la vivienda habitual. Pero todos aquellos contribuyentes que adquirieron su vivienda antes de esta fecha pueden beneficiarse de la desgravación en las condiciones de antes del 31 de diciembre del 2012. También pueden beneficiarse de esta deducción los contribuyentes que hayan comenzado con obras o rehabilitación antes del 1 de enero del 2013, siempre y cuando las citadas obras o rehabilitaciones acaben antes del 1 de enero del 2017. Eso sí, para poder aplicar esta desgravación es necesario que los contribuyentes hayan aplicado la deducción por dicha vivienda en 2012 o en los años anteriores, a no ser que no hayan podido aplicarla todavía debido a que el importe invertido no haya superado el importe exento por reinversión o las bases efectivas de deducción de viviendas anteriores. 

  2. ¿Qué es la exención por reinversión en la vivienda habitual?

    Todas las ganancias patrimoniales obtenidas mediante la vivienda habitual del contribuyente pueden estar exentas de declaración, siempre que el importe total obtenido por la venta o transmisión se reinvierta en la adquisición o rehabilitación de otra vivienda habitual. Esta reinversión tiene que ser de una sola vez y en un plazo máximo de dos años. En el caso de que el importe de la inversión sea inferior al obtenido de la transmisión de la vivienda habitual, solamente se excluye la parte proporcional de la ganancia que corresponda a la cantidad reinvertida.

DECLARACIÓN DE LA RENTA | Alquiler de una vivienda


DECLARACIÓN DE LA RENTA | Alquiler de una vivienda

  1. ¿El inquilino puede deducir por alquiler de vivienda?

    Desde el 1 de enero del 2015 se eliminó la deducción por alquiler de vivienda habitual para el inquilino. En los contratos anteriores a esa fecha existe una regulación fija de deducción del 10’05% de todas las cantidades satisfechas en el periodo impositivo. Esto solo es aplicable a aquellos contribuyentes que su base imponible sea inferior a los 24.107,20€ anuales. Esta supresión es solo en la deducción estatal y no en la autonómica. 

  1. ¿Qué tipo de rendimiento genera un alquiler?

    Según la Agencia Tributaria, el alquiler de una vivienda genera para el arrendador un rendimiento de capital inmobiliario. 

  1. ¿Qué debe declarar el arrendador?

    El arrendador de una vivienda no está obligado a declarar el total de las rentas ingresadas. La cantidad del rendimiento se calcula restando los gastos deducibles de los ingresos, y en caso de que corresponda, realizando las deducciones pertinentes. 

  1. ¿Qué gastos puede deducir el arrendador?

    Para calcular el rendimiento neto del capital inmobiliario, se pueden deducir de los ingresos todos los gastos de adquisición del inmueble, así como las cantidades de amortización de la vivienda y demás bienes anexos. La Agencia Tributaria específica que la cantidad a declarar podría ser negativa tras las deducciones pertinentes. 

  1. ¿Qué gastos no se pueden deducir?

    No se pueden deducir todos los gastos. Por ejemplo los gastos de siniestros ocurridos en las viviendas que hayan producido a una disminución del patrimonio del contribuyente no son deducibles. Así mismo, tampoco son deducibles los gastos en mejores efectuados en la vivienda, sin perjuicio de la recuperación de su coste por una vía de amortizaciones. 

  1. ¿Cómo tributa el alquiler de una vivienda?

    Si el alquiler del inmueble se destina a vivienda, del rendimiento neto positivo se reducirá un 60%. Tratándose de rendimientos netos positivos, la reducción solo se aplica a los rendimientos declarados.

  1. ¿Y los intereses cómo afectan?

    Existe un máximo para la deducción de los intereses de capitales ajenos, así como de los gastos de financiación, reparación y conservación, los cuales no pueden ser superiores al importe del rendimiento íntegro del propio bien inmueble. De igual manera, si existe un exceso, se puede compensar en los cuatro años siguientes con el mismo límite por inmueble. 

  1. ¿Cómo se declara el alquiler si es una actividad económica?

    En el caso de que los alquileres sean una actividad económica, no se deberán de declarar en el apartado de rendimientos de inmobiliario sino en la sección de actividades económicas. Según la Agencia Tributaria, se entiende como actividad económica, cuando para el arrendamiento de los inmuebles existe empleada una persona con contrato laboral y a jornada completa, para el desempeño de las gestiones necesarias. 

  1. ¿Debemos tener cuidado con algo?

    La Agencia Tributaria ha anunciado que a partir de este año estará pendiente de los anuncios de alquileres de viviendas en internet y otros medios para asegurarse de que está todo regulado.

Si te quedaste con dudas o necesitas más información sobre la declaración de la renta de este año recuerda que puedes descargar nuestra guía de forma gratuita en la zona de descargas de nuestra página web.


Gracias por tu calificación
0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
WhatsApp