DENEGADO UNA TARJETA DE CRÉDITO

Home / Blog / DENEGADO UNA TARJETA DE CRÉDITO

DENEGADO UNA TARJETA DE CRÉDITO

¿TE HAN DENEGADO UNA TARJETA DE CRÉDITO?

  QUIZÁS ESTOS SEAN LOS MOTIVOS

Según el Banco de España, el año pasado, el número de tarjetas de crédito que había en circulación en España aumentó un 3,65% con respecto al año anterior. Esto significa que a lo largo de todo el país había más de 44,82 millones de tarjetas repartidas por las carteras de muchos españoles.

Aunque sería lógico pensar que debe haber más tarjetas de débito que de crédito, debido a que la concesión de una tarjeta de crédito debería llevar unos trámites y un estudio del riesgo de impago de la persona que la solicita, lo cierto es que el número de tarjetas de crédito prácticamente es el doble que el de tarjetas de débito. Las tarjetas de débito, a finales del año pasado eran un total de 25,10 millones.

Muchas personas no entenderán esto y pensarán que es mentira, pero los números no mienten. La verdad es que la gran variedad de ofertas en tarjetas de crédito, las posibilidades que hay de conseguir una sin tener que abrir una cuenta en el mismo banco, las facilidades de pago que contienen algunas y que puedan ser utilizadas también como tarjeta de débito, ha hecho que se propaguen como una buena opción para obtener dinero del que no disponemos realmente en ese momento.
EL CROWDLENDING tu préstamo rápido online

Sin embargo, a pesar de que sean el doble que las tarjetas de débito y que tengan “tan buenas condiciones”, no todas las solicitudes de tarjeta de crédito terminan siendo aceptadas. Es posible que sea tu caso: que hayas solicitado una tarjeta de crédito y te la hayan denegado, y que te preguntes por qué ocurre esto.

DENEGADO UNA TARJETA DE CRÉDITO | Los motivos de que te denieguen una tarjeta de crédito pueden ser variados, pero hoy en Creditoagil.es vamos a hablar de cuatro posibles motivos para que no te acepten una solicitud de tarjeta de crédito.

  1. Ingresos escasos

Las tarjetas de crédito se diferencian de las de débito en que están asociadas a una línea de crédito. Esto significa, que el cliente que la posee tiene acceso a una “bolsa de dinero” que no es suyo, sino del banco, y que conforme lo va utilizando, tendrá que ir devolviéndolo (el dinero y los intereses de éste).

Por ese motivo, si vamos a solicitar una tarjeta de crédito, el banco mirará cuál es nuestra situación, ya que depende de ella que nos acepten o no la tarjeta. Si no tenemos unos ingresos que garanticen que podremos ser lo suficientemente solventes y capaces de devolver el dinero, o si tenemos una relación desfavorable entre las entradas de dinero y los gastos, es posible que no nos acepten la tarjeta ya que no confían en que seremos capaces de devolver el dinero que saquemos.

  1. No hemos tenido relación nunca con esa entidad

Muchas veces, el no haber tenido relación previa alguna con la entidad a la que solicitamos la tarjeta, puede ser motivo de que nos rechacen la solicitud. Esto ocurre no solamente con las tarjetas, sino también con los préstamos y las hipotecas. Si bien es verdad que los bancos tienen medios suficientes para comprobar tu solvencia, si tienes deudas o si te encuentras inscrito en un fichero de morosos como CIRBE o ASNEF, también es cierto que al banco le resulta más fácil evaluar la solvencia de un usuario que lleve tiempo asociado a su entidad que la de otro que no sea de su entidad. Probablemente, algunos bancos no acepten las solicitudes a clientes que no llevan como mínimo unos meses entre sus clientes. El tiempo suficiente para saber qué tipo de ingresos tienen, y cómo son sus gastos.

DENEGADO UNA TARJETA DE CRÉDITO

En caso de que tengamos una urgencia y necesitemos una tarjeta de crédito sí o sí, si el banco nos deniega la solicitud, podemos acudir a financieras que conceden tarjetas sin cambiar de banco. Actualmente, existe una gran oferta de tarjetas de crédito independientes que no tienen cuota anual, lo que viene a decir que son gratis (no en lo referente a los intereses que debemos pagar por el dinero prestado, pero sí en lo referente a la tarjeta en sí misma). Si quieres informarte un poco más sobre este tipo de tarjetas de crédito, solo tienes que acudir a nuestro COMPARADOR DE TARJETAS, elegir la que más te guste y enviar tu solicitud.

  1. Sobre endeudamiento

Si bien es cierto que el banco evaluará nuestros ingresos para saber si nos acepta o no la tarjeta, también mirará nuestras cuentas y verá las deudas que tenemos. Si nos encontramos sumergidos en un mar de deudas, lo más probable es que la solicitud sea rechazada, porque el banco pensará que con tantas cargas será muy complicado que puedas con otra más. Repetimos, todo depende de los ingresos que tengas. Por norma se dice que no debemos ocupar más del 35% de nuestros ingresos en pagar deudas u obligaciones de pago.

Claro está y no hace falta decirlo, que no es lo mismo una deuda de 400 euros para alguien que gana 600, que para alguien que gana 3.000 euros.

  1. Aparecer en el fichero de morosos

Lo primero que va a hacer cualquier emisor de tarjetas o cualquier prestamista (que no tenga servicios para clientes con ASNEF) es comprobar si nuestro nombre figura en el fichero de morosos.

DENEGADO UNA TARJETA DE CRÉDITO | De ser así, y sintiéndolo mucho, la entidad te comunicará que no es posible facilitarte una tarjeta de crédito ya que tienes una deuda pendiente y para el banco eres una persona con riesgo de impago por este motivo. No importa que la deuda sea antigua, no importa que sea un importe ínfimo (como 15€ por ejemplo) y no importa con qué empresa la hayas contraído, si tu nombre aparece en un fichero de morosos, la gran mayoría de tarjetas de crédito no se te aceptarán.

Por lo tanto, si te encuentras inscrito en un fichero de morosos y necesitas solicitar una tarjeta de crédito, tendrás que liquidar la deuda por la que fuiste incluido en el fichero para poder desaparecer de la lista y volver a estar “limpio”.

Si necesitas financiación y te encuentras en ASNEF, debes saber que existen opciones como los créditos rápidos y préstamos personales para personas con ASNEF. Puedes encontrar una amplia selección de ellos y Para emprender un negocio tenemos que calcular bien los gastossolicitarlos en nuestro COMPARADOR DE ASNEF.

En cualquier caso, para solicitar una tarjeta de crédito y que sea aceptada con éxito y de forma sencilla, lo mejor es tener un informe crediticio limpio, sin estar inscritos en ASNEF, con un nivel de deudas que no supere un 35% de nuestros ingresos y sin impagos.


 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: