Cuando estamos en una situación de desempleo, es normal que busquemos alguna forma de incorporarnos de nuevo a la actividad laboral.

Una de las más recurrentes es hacernos autónomos y montar una pequeña empresa.

Pero a pesar de ser una opción razonable y viable dependiendo de qué tipo de empresa empecemos, es una opción que entraña gastos y una inversión inicial importante.

¿Existe otra alternativa que no tenga tantos riesgos y que prácticamente no requiera inversión? Existen varias.

Pero emprender en Internet es una de ellas y es de la que vamos a hablar en este artículo.

Un entorno apropiado para el desarrollo

La razón más importante por la que emprender por Internet resulta una buena opción para las personas que se encuentran en el paro, es el carácter abierto y accesible que tiene la red.

Con una inversión mínima o incluso nula podemos tener un gran alcance y llegar a una audiencia a la que en principio no tendríamos acceso.

Si planificamos correctamente nuestro negocio, tendremos a nuestra disposición herramientas, de las cuales muchas son gratuitas, para lanzar nuestra propuesta sin apenas riesgos.

Sin embargo, aunque emprender en Internet es adecuado como solución al paro al encontrar una salida laboral inmediata y que puede traernos resultados económicos positivos en un corto plazo, no nos tenemos que limitar únicamente a esta salida.

En un tiempo prudencial (más tarde) podremos complementarlo con una tienda física y definitivamente lanzarnos al mundo en un sentido más amplio.

Reducción del coste de entrada y de riesgos

Para emprender un negocio tenemos que calcular bien los gastosCuando emprendemos en un entorno físico, lo más complicado es el coste de entrada y el alto periodo de amortización; y si estamos en el paro, esta situación puede hacer que se nos haga incluso más cuesta arriba financiar nuestro negocio.

Sin embargo, internet nos da la posibilidad de empezar un negocio online a coste cero, tanto de entrada como de mantenimiento, por lo que no solo nos permite no perder liquidez sino que además nos permite asumir los riesgos que en un entorno físico no nos podríamos permitir.

Internet es el mejor campo de pruebas para saber si un producto interesa o no a la comunidad.

Empezar un negocio en un local físico en el que no sabremos si vamos a tener buenos resultados de venta, puede ser muy arriesgado.

Ese mismo local trasladado al mundo online no solamente no nos supone una pérdida de dinero, sino que en caso de que no se venda, podemos intentar relanzar el producto de otra forma que sea más atractiva o cambiándolo.

Además, teniendo una tienda física estamos disponibles solamente 8 horas al día y nos atenemos a quien pase por delante de la tienda.

En el mercado de Internet, estamos abiertos las 24 horas y llegamos a la totalidad del planeta, dependiendo únicamente de las limitaciones geográficas que nosotros mismos impongamos en el caso hipotético de que tengamos un servicio de entrega a domicilio.

A qué herramientas podemos acudir para emprender en Internet

Hablamos de nula inversión, herramientas gratuitas, servicios sin coste, etc. Pero… ¿qué herramientas son a las que podemos acudir para evitar los costes iniciales?

Existen plataformas gratuitas que nos permiten vender nuestros productos online.

Además, hay recursos como los gestores de contenidos donde podemos crear nuestra web fácilmente y anunciar nuestros servicios mediante entradas de blogs por ejemplo.

Paralelamente (y por eso hablábamos de la importancia de tener un plan adecuado) podemos publicitar nuestros servicios gracias a las redes sociales y foros especializados, donde nuestro servicio interese y resulte atractivo para los lectores.

Un entorno apropiado para la financiación

Por otro lado, en el mismo entorno de Internet podremos encontrar distintas formas de financiación si necesitamos no solo lanzar nuestro proyecto sino también obtener beneficios rápidamente antes incluso de lanzarlo.

Si queremos invertir en cosas como por ejemplo publicidad, necesitaremos dinero.

¿Cómo conseguir financiación para mi negocio?En nuestra plataforma financiera, podrás encontrar diferentes fuentes de financiación que podrás utilizar para ese tipo de gastos.

Créditos desde 50€ hasta 100.000€, dependiendo de lo que necesitemos. Vete a nuestra sección de créditos y elije el que más se adapte a tus necesidades.

Gracias por tu calificación

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
23 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
Email