¿EN QUÉ SITUACIONES VIENE BIEN UN CRÉDITO EXPRÉS?

Home / Blog / ¿EN QUÉ SITUACIONES VIENE BIEN UN CRÉDITO EXPRÉS?
¿EN QUÉ SITUACIONES VIENE BIEN UN CRÉDITO EXPRÉS?

¿EN QUÉ SITUACIONES VIENE BIEN UN CRÉDITO EXPRÉS? + PRESTAMOS CON ASNEF


A pesar de que, debido a la crisis, cada vez son más los hogares que han optado por tener un presupuesto mensual de lo que pueden gastar, y de ahorros para afrontar pagos que vienen una vez al año, tales como los seguros de los coches, además de ahorrar para imprevistos, a veces puede ocurrir que no hayamos calculado un gasto que nos llega por sorpresa. O bien, que hayamos ahorrado menos de lo que debíamos para ese fin. Esto puede ocurrirle incluso a la persona con el presupuesto familiar mejor calculado.

Por ese motivo surgieron los créditos rápidos o créditos exprés. En este artículo vamos a ver en qué ocasiones te puede venir bien solicitar uno de estos préstamos y por qué. Siempre debemos tener en cuenta las condiciones del préstamo antes de solicitarlo y tener claro que podemos devolverlo en la fecha que hemos acordado con el prestamista. Además, debemos tener claras nuestras ideas y nuestros gastos para poder disfrutar del crédito sin convertirlo en un problema más.

Puede ocurrir que se nos haya averiado el coche, un electrodoméstico,… cualquier imprevisto con el que no contábamos y que supone una suma mayor de dinero de lo que teníamos estipulado en el presupuesto puede hacer temblar nuestra economía doméstica. En esos casos puede ser una buena idea solicitar un crédito exprés.

Situaciones con las que no contabas

A continuación vamos a ver algunas situaciones con las que es posible que no contases en tu presupuesto y que pueden hacer que necesites dinero urgente y de forma rápida.

Conseguir un crédito exprésUna opción puede ser que acabas de empezar a trabajar en una empresa nueva y no requiere uniforme, por lo que te has dado cuenta de que la ropa que tienes no es la adecuada para empezar a trabajar y dar una buena imagen en esa empresa. Necesitas renovar tu armario y mejor hacerlo en el principio y de una sola vez. Solicitar un crédito rápido si vas a ser capaz de devolverlo puede ser una buena opción en este caso. Después veremos un crédito que te puede ayudar en esta situación y en las demás.

También puede ocurrir que hayas llevado el coche a realizarle la revisión y te hayan dicho que necesitas cambiar una u otra pieza. Esta es una de esas noticias que no solemos tomar muy bien ya que pueden representar un gasto con el que no contábamos en absoluto. Sin embargo, es muy importante que llevemos nuestro coche en regla, no solamente por cumplir con la ley sino porque es importante que tengamos un coche en el que estemos seguros.

Lo mismo que ocurre con el coche puede ocurrirnos con un electrodoméstico que de repente se estropea y necesitamos repararlo o comprar uno nuevo. Está claro que la lavadora o la nevera son elementos indispensables en nuestra vida, y no podemos pasar un mes entero hasta el siguiente sueldo sin arreglar el problema. Y mucho menos, esperar a ahorrar para tener el dinero para comprarlo o arreglarlo. Por eso en estos casos puede venir bien solicitar un crédito rápido.

Otro gasto que nos puede surgir de forma imprevista tiene que ver con nuestra salud. Puede ser un problema de salud de cualquier tipo que requiera liquidez, y uno de los más comunes suele ser una visita al dentista. Puede ocurrir que necesitemos un empaste, una corona, o cualquier otro tipo de arreglo en nuestros dientes y también es algo por lo que no debemos esperar.

Un ejemplo más de un gasto al que debemos hacer frente en el momento y que no podemos dejar para otro momento es el caso de las facturas altas. Por ejemplo, pasamos el invierno con la calefacción puesta, o el verano con el aire acondicionado y la factura de la luz nos ha venido mucho más alta de lo que esperábamos. En este caso también puede ser una buena idea hacer uso de un crédito exprés antes de que nos corten el suministro o que tengamos que pagar intereses por tardar en pagar la factura.

Priorizar en nuestros gastos

Sin embargo, debemos recordar que siempre que solicitamos un crédito rápido, como hemos dicho al principio del artículo, debemos tener claro cuál es nuestra situación económica, y si podremos hacerle frente al pago en la fecha que hayamos acordado con la entidad prestamista. Esto es muy importante ya que de no poder pagar el dinero en el plazo que se acordó, podemos meternos en un problema mayor que cualquiera de los que hemos mencionado anteriormente.

DINERO RAPIDOTambién debemos recordar que no deberíamos utilizar los créditos rápidos como una medida de financiación habitual para hacer frente a pagos que nos llegan todos los meses, ya que solicitar un crédito tras otro nos llevará a una situación bastante desagradable de deudas constantes.

Por lo tanto, haz un plan para saber cómo vas a devolver el crédito y si es factible para ti hacerlo. No solicites más dinero del que necesitas “por si acaso“, ya que lo más probable es que lo gastes todo y luego te sea más difícil devolverlo. Lo mejor es que al solicitar este tipo de préstamos o cualquier otro, tengas clara tu situación y puedas mantener tus cuentas saneadas, para evitar cualquier problema.

Un crédito que te puede ayudar en estas situaciones

Situaciones como las que hemos visto anteriormente suelen ser un palo en nuestra economía, pero, por lo general, no requieren una suma desorbitada de dinero. Por eso hemos decidido ponerte como ejemplo de un crédito que puedes solicitar el siguiente:


 ➡ Vivus Con Vivus podrás solicitar en tu primer crédito hasta 300 euros y te saldrá totalmente gratis. Esto quiere decir que no pagarás ni intereses ni comisiones. El plazo de devolución es de un máximo de 30 días y esto significa que si hoy solicitas 300 euros, tendrás el dinero en tu cuenta en cuestión de minutos, y dentro de un máximo de 30 días lo que devolverás es exactamente 300 euros. Ni uno más.

Por eso nos parece una buena opción para hacer frente a un imprevisto, ya que si es tu primer crédito con Vivus no te costará nada.

 ➡  AvantCard Otra opción es solicitar una tarjeta de crédito. Por ejemplo, la tarjeta de crédito de AvantCard te ofrece un saldo de hasta 5.000 euros. Podrás disfrutar de descuentos en tus compras, programa de puntos, y además contiene seguros gratuitos que seguro que te vendrán muy bien.

Si quieres ver más tarjetas de crédito puedes visitar nuestra sección de Tarjetas para poder comparar.


BONUS: Préstamos con ASNEF. Una opción para salir de la lista de morosos

El desconocimiento sobre las listas de morosos suele estar bastante generalizado. Cualquier persona por incurrir en un impago de cualquier tipo puede terminar en una de estas listas. La más conocida es ASNEF y pueden surgirnos muchas preguntas.

En Creditoagil.es nos hemos dado a la tarea de responder todas las preguntas comunes que nos pueden surgir cuando entramos en un fichero de morosos, y podrás encontrarlas todas con sus respuestas en la parte inferior de nuestro Comparador de créditos con ASNEF.

Solicitar un crédito rápido puede ser una solución para salir del fichero de morosos. Debemos tener en cuenta que los bancos no nos van a conceder un préstamo si estamos inscritos en ASNEF, ya que nos considerarán una persona que puede tener un riesgo de impago muy grande.

Sin embargo, existen empresas prestamistas privadas, y serias, que nos pueden ayudar en una situación como esta. Hay empresas de préstamos rápidos que conceden préstamos a personas que se encuentran inscritas en un fichero de morosos.

A pesar de esto, debemos tener en cuenta que las empresas prestamistas privadas que conceden préstamos con ASNEF también valorarán si eres una persona que puede incurrir en un impago de su préstamo. Por eso, hay algunas condiciones que cumplen todas las empresas y si te encuentras en alguna de las siguientes situaciones no aceptarán tu solicitud:

  1. La deuda por la que te encuentras inscrito en ASNEF es superior a 2.000 euros.
  2. La deuda por la que te encuentras inscrito en ASNEF se debe a un impago de un servicio financiero con una entidad bancaria o prestamista privada.

Si tu situación es alguna de las dos anteriores, lamentamos decirte que te encuentras en un problema ya que ninguna empresa prestamista privada va a prestarte dinero, aunque preste dinero a personas con ASNEF.

Los prestamistas que conceden créditos con ASNEF suelen hacerlo para personas cuyas deudas son pequeñas, tales como una factura impagada a una compañía eléctrica o telefónica,…

Si tu deuda de ASNEF es inferior a 2.000 euros y no fue contraída con una entidad financiera, puedes solicitar tu crédito con ASNEF. Encontrarás una selección de los mejores créditos de este tipo en nuestro Comparador con ASNEF.Problemas con el Asnef

Debes recordar que la única forma de salir de esta lista es pagando tu deuda, y cuanto antes lo hagas, mejor, ya que encontrarte en una de estas listas puede acarrear
problemas que van desde que no te concedan financiación, hasta que no puedas abrir una cuenta bancaria, o que no te dejen ser titular de una línea telefónica.

Para cualquier duda o pregunta que tengas con respecto a este tema, nuestro equipo estará encantado de responderte en nuestro correo electrónico publi@creditoagil.es

Si necesitas financiación y estás en el ASNEF, no olvides pasar por nuestro comparador con ASNEF para poder comparar, elegir el crédito que mejor se adapte a ti, y solucionar tu problema lo antes posible.


Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: