TRUCOS PARA ENSEÑAR ECONOMÍA A LOS NIÑOS


En uno de nuestros anteriores artículos, hablábamos de cómo podemos enseñar educación financiera a nuestros hijos, ya que esto es algo bastante importante. Tanto como darles otros tipos de educaciones. Pero en esta ocasión vamos a ver algunos trucos que pueden hacer esa educación financiera más sencilla de transmitir a nuestros hijos, haciendo que además se vuelva algo divertido para ellos.

Sé un ejemplo a seguir

Como hablábamos en el otro artículo sobre este tema, esto es lo más importante. Los niños son un reflejo de lo que hacen sus padres, ya que la forma que tienen de aprender es imitando lo que ven. En lo que se refiere a la economía familiar, si nosotros somos despilfarradores, nuestros hijos imitarán nuestro comportamiento. Por ese motivo, lo primero en lo que debemos poner énfasis es en el respeto y la responsabilidad en la economía familiar, para que nuestros hijos imiten nuestros buenos hábitos.

JuegosEducación finaciera

Los niños, aparte de por imitación, una de las mejores formas que tienen para aprender algo es que les divierta. Por eso la mejor forma de aprender el valor del dinero es divirtiéndose. Hay miles de maneras. Por ejemplo, podemos enseñarles desde pequeños a los niños monedas de distintos países para despertar su interés y curiosidad, o plantear juegos de roles, por ejemplo que tu hijo trabaje en una banca improvisada.

Normalizar las situaciones económicas apretadas

No se puede negar que los problemas económicos suelen afectar a nuestro carácter, nuestro humor y las relaciones de nuestra familia. No es lo mismo tener una situación desahogada que tener que estar preocupados por el dinero y no saber cómo vamos a llegar a fin de mes. No dejes que tus hijos ignoren lo que sucede en casa, porque ellos también tienen derecho a saber cómo está la situación económica familiar y si el humor de sus padres tiene algo que ver con ello. Pero en este caso hay que tener un equilibrio entre hacer que el niño sepa que la situación no es la mejor, y hacerle estar preocupado a él también con la situación. Es muy importante la relación que tenga nuestro hijo con el dinero cuando es pequeño, ya que posiblemente sea la que arrastre por el resto de su vida: si piensa que el dinero es un problema, es difícil de conseguir y provoca mal humor, la relación de nuestro hijo con el dinero será negativa, y luchará financieramente toda su vida porque esa será la idea que tiene: “El dinero es difícil

productos de ahorro e inversión de alta calidad

Los hijos también contribuyen

Si estás pasando por una situación económica difícil, es importante que tu hijo entienda que en casa todos tendrán que arrimar el hombro para salir adelante. Si se lo explicas detenidamente, aprenderá a entender el valor del dinero. Lo más importante de esto es que aprenderá a distinguir entre un capricho y una necesidad, y se sentirá orgulloso de aportar su granito de arena para que la vida familiar sea más feliz.

Los hijos pueden ayudar a la economía familair

Sé agradecido

Si tu hijo es capaz de hacer por sí mismo una acción que lleve a mejorar la economía familiar, irás por el buen camino. Evidentemente, no vas a conseguir un préstamo urgente de parte de tu hijo pequeño. Para eso existen entidades financieras como las que puedes encontrar en nuestra página web. Pero si alguna vez le ves ahorrando, o te ofrece el dinero de su hucha, o renuncia a sus caprichos en pro de la economía familiar, debes ser agradecido con él y premiar esa actitud.

La paga

Todos en algún momento nos hemos quejado de la paga que nos daban nuestros padres cuando éramos pequeños. Seguro que la mayoría pensábamos que a nosotros nos Dar la paga a nuestros hijos les enseñara cultura economicadaban menos que a nuestros amigos. Sin embargo, tener una paga ayuda a que los niños aprendan a administrarse y, sobre todo, a saber que cuando el dinero se gasta, se acaba. Por ese motivo deberás tener en cuenta qué gastos tiene tu hijo en la semana para pagarle una paga acorde a ello. Por poner un ejemplo, si tu hijo gasta 5€ a la semana en comida en el colegio, y tú le pagas 4€, no podrá administrarse porque no le alcanzará, a no ser que se lleve la comida de casa.

Origen del dinero

No se trata de explicarle a tu hijo la historia del dinero, sino enseñarle que el dinero es un recurso limitado. Incluso para una persona como Bill Gates, si no hace nada por generar más dinero, se le puede acabar. Si cuando nuestro hijo nos pide un capricho, en lugar de responder a su insistencia con un “no te lo compro, porque lo digo yo”, le explicas por qué no se lo vas a comprar (porque es un capricho, porque el dinero se gasta, porque es necesario para comprarle otra cosa que realmente necesita…) seguro que te le enseñas mejor cómo funciona el dinero, y te evitas un berrinche en medio del establecimiento donde te encuentres.


 

Gracias por tu calificación
3 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
WhatsApp