EVITAR EL SOBREENDEUDAMIENTO

10 CONSEJOS PARA EVITAR EL SOBREENDEUDAMIENTO

    Son muchos los que opinan que las crisis son oportunidades, que si sabemos aprovecharlas podemos sacar petróleo de la situación. Sea así o no, la realidad es que si son clases magistrales en las que aprender y mucho.

Algo que hemos aprendido mucho con esta última crisis es lo que sucede cuando vivimos sobre-endeudados.  Para nada serviría todo lo vivido si no sacáramos algo en claro, una lección, una nueva premisa, o cualquier otra cosa provechosa. Por eso vamos a tratar el tema del sobreendeudamiento.


EVITAR EL SOBREENDEUDAMIENTO


Para poder evitar el sobreendeudamiento primero tendremos que conocer a fondo de que se trata, ahora te explicaremos qué es y cómo podemos evitar el sobreendeudamiento.

¿Qué es?

Para comenzar explicaremos brevemente a que nos referimos con sobreendeudamiento. Nos referimos a la situación en la cual nuestros ingresos son suficientes para afrontar los gastos básicos de una familia (vivienda, comida, escuela, transportes,…) y no son suficientes para hacer frente a los gastos y obligaciones contraídos por los gastos secundarios (vacaciones, consolas, caprichos, pago a plazos, visa, etc…).

Para evitar esta situación veamos 10 consejos que nos ayudarán a alejarnos del sobreendeudamiento:

Disponer de un presupuesto

Como mencionamos siempre, una de las mejores maneras de llevar una buena contabilidad familiar es disponer de un buen presupuesto. El realizar un presupuesto mensual y ceñirse a el es lo que te puede sacar de los números rojos y evitar llegar a ellos en un futuro.

En otros artículos hemos explicado lo que significa tener un buen presupuesto a nuestra disposición. Si tienes dudas o quieres más información al respecto te animo a que leas el artículo en cuestión. 


Califica las deudas

Esto nos ayudará a ver cuáles debemos pagar antes y cuales no son tan importantes o podemos negociar. Quizás te sea interesante solicitar un crédito instantáneo y evitar los intereses de demora en un pago. Recuerda que algunos de los préstamos rápidos son totalmente gratuitos la primera vez. 

No gastes lo que no tienes

Es un error muy común, incluso en nuestro refranero se habla de esto cuando dice: “No vendas la piel del oso antes de cazarlo”. Debemos tener claro que no podemos contar con el dinero que no tenemos, aunque estemos seguros de que lo vamos a tener en un futuro. Nos resultará más satisfactorio si compramos las cosas de nuestros ahorros que si vivimos con la soga al cuello. 

tener cuidado con las tarjetas de crédito

Emplea los ingresos extras en pagar deudas

Esta es una de las mejores maneras de eliminar las deudas. Muchas personas creen que el solicitar un préstamo para pagar otro es inteligente, y la realidad es que no lo es, ya que cada préstamo conlleva una serie de intereses y comisiones. Tampoco es inteligente solicitar un préstamo teniendo dinero en efectivo o en la cuenta. Lo mejor es ir eliminando todas las deudas que tengamos lo antes posible, para pagar los menos intereses posibles. 

Prioriza los gastos

Obviamente debemos destinar una cierta parte del presupuesto a pagar todos los gastos imprescindibles, como son el hogar, el transporte, la comida, seguros, etc… Una vez hemos cubierto las necesidades básicas de nuestra familia, el restante deberíamos de destinarlo al ahorro. 

Compra con cabeza

Recuerda que muchas veces compramos por impulso y no por necesidad. Por eso es una buena idea meditar y pensar en la compra durante mínimo un día entero, y cuanto mayor sea la compra más tiempo deberíamos de tomarnos para efectuarla. Incluso cuando se trata de algo tan trivial o simple como ir a hacer la compra, debemos llevar una lista bien estructurada y meditada para comprar lo necesario y no acabar tirando la mitad de la compra a la basura, ya que esto es igual a tirar todos los días billetes a la basura. 

Ahorra

Sin duda es una de las técnicas más viejas y efectivas. Desde el antiguo Egipto se guardaba un parte de lo cosechado para futuras sequías. Con el mismo concepto en mente deberíamos de guardar una cantidad fija o un mismo porcentaje de nuestros ingresos de forma mensual. Es aconsejable hacerlo nada más entrar la nómina, así no te la gastarás antes de haber ahorrado, y siempre tendrás un pequeño colchón para solucionar cualquier eventualidad. 

No aceptes préstamos que no has solicitado

Seguramente más de una vez te habrá llegado una carta, un mail o una llamada telefónica diciéndote que se te ha preconcedido un préstamo. Debes de tomar las precauciones debidas si deseas aceptarlo, y deberías de averiguar primero si realmente lo necesitas. No olvides que existen los préstamos rápidos, y que si en algún momento necesitarás una inyección de liquidez inmediata puedes recurrir a ellos, sin la necesidad de pagar las comisiones de un préstamo que no has solicitado. 

Como salir de las deudas

Revisa tus productos financieros

Muy probablemente si revisas tu cartera encontrarás una o dos tarjetas de crédito o débito, además de la línea de financiación abierta disponible en tu entidad bancaria, y otros sistemas de financiación externos. Todos estos servicios financieros generan gastos y cuotas. Lo mejor es quedarse con lo mínimo imprescindible y agrupar todas las deudas en una sola cuota. 

Busca y compara

Recuerda que en todo lo que haces en la vida comparas para obtener el mejor resultado. Si comparamos cualquier producto o servicio en distintas empresas podremos efectuar una compra mucho más responsable, además de ahorrarnos dinero y conseguir un servicio o producto de mejor calidad. 

Esperamos que con estos 10 consejos para evitar el sobreendeudamiento evites llegar a esa situación, y en el caso de que estés pasando por esto aprovecha y saca el máximo aprendizaje de la experiencia y recuerda que todo es pasajero, tanto lo bueno como lo malo, ósea que disfruta de la experiencia de la vida y sácale el máximo jugo posible.


Gracias por tu calificación
0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
WhatsApp