Cuando somos padres se nos viene una responsabilidad grande, la de educar financieramente a nuestros niños y acompañarlos en su desarrollo personal para que se conviertan en individuos felices y plenos.

Por eso, al igual que insistimos en su educación en valores y en las buenas notas del colegio o en que sean respetuosos con las personas de su entorno, es de suma importancia que también les demos una educación financiera.

De esta forma ellos aprenderán a valorar y utilizar el dinero, así como también entender que existe algo llamado “Presupuesto familiar”.

Al fin y al cabo, las decisiones financieras que tomen durante su vida van a tener una gran importancia y afectarán directamente en el transcurso de la misma.

Por ese motivo, enseñarles lo que es el dinero, alejarlos del consumismo desmedido o enseñarles a ahorrar, serán importantes conceptos que trabajar para construir individuos económicamente responsables.

 A continuación, vamos a ver algunos puntos importantes en la formación financiera de los niños.

Importancia de educar finanzas a los niños

La instrucción sobre el dinero para los niños es importante ya que prepara al niño, para una perspectiva financiera más brillante.

Es el deber de todos los padres para asegurarse de que sus hijos tienen un conocimiento adecuado en materia de dinero en efectivo.

Una buena educación monetaria le ayudará a su hijo a tener una buena comprensión y conciencia del dinero en efectivo

La enseñanza de economía para los niños es acerca de asegurar que tu hijo sea educado sobre la mejor manera de manejar las finanzas.

Esta es una manera de asegurar su futuro.

Y que tengan la capacidad de aprender a manejar el dinero en todas las formas posibles, para que cuando sean mayores, sean capaces de manejarse por sí mismos en este mundo en el que, por suerte o por desgracia, el dinero sí es importante cada día.

Definitivamente estas bases sobre el dinero, les ayudará a gastar sabiamente en todo momento, en la etapa de ser adulto.

Motivaciones financieras para la educación económica de los niños

Las principales motivaciones, a parte de la de dar una formación básica en finanzas que les permita ahorrar e invertir con soltura, que no es poco, son estas otras:

  • Que aprendan lo antes posible a conocerlo y a aplicarlo, para beneficiarse del interés compuesto.
  • Que ante la llegada de una herencia en el futuro (que esperemos sea tarde) compuesta por una cartera diversificada de acciones, bonos, fondos de inversión, etc. Sepan gestionarla con naturalidad e inteligencia.
  • Que sus conocimientos les permitan defenderse ante productos engañosos o poco convenientes de bancos o gestoras varias.

Cómo enseñar economía a tus hijos

Tu como padre tienes el poder de crear y moldear la impresión financiera de tu hijo.

Es a través de tus propias acciones, discusiones y actitudes hacia el dinero, que tus hijos desarrollarán hábitos, tanto buenos como malos que los llevarán a través y durarán toda una vida.

ORIENTAR A LOS NIÑOS SOBRE EL VALOR DEL DINERO

No lo aprenderán de nadie más, las finanzas no se enseñan (por lo menos no lo suficientemente bien, si es que lo hacen en absoluto) en las escuelas, y nadie más va a mostrarles cómo tener éxito en la vida y evitar las enormes dificultades financieras que acechan en cada esquina.

¡Así que haga un favor a tu hijo y échale una mano de ayuda! Aquí están algunas maneras que puede ayudarte a crear una relación sana con el dinero:

No los sobornes con dinero

Al ofrecer dinero como recompensa por el buen comportamiento, tu hijo aprenderá que el dinero es un fin, en lugar de un medio para un fin.

Trata de recompensarlo con experiencias tangibles de mejora de la vida que el dinero compraría, como llevarlo al cine o salir a comer en familia.

Mejor aún, puedes recompensar el buen comportamiento con cosas que no requieren dinero como tener una fiesta de pijamas con amigos.

Enseña el valor del dinero

Si tu hijo quiere contar las monedas en tu bolso, déjelo. Aprovecha la oportunidad para ayudarle a entender lo que vale cada moneda y su valor relativo.

Incluso puedes ayudarle a identificar lo que cada moneda puede comprar.

Si recibe dinero de cumpleaños, luego hablar de los beneficios de abrir una cuenta bancaria.

Como el dinero funcionará en el camino de la vida de tu hijo (y lo hará), aprovecha la oportunidad de hablar con él o ellos sobre el.

Respeta el Plan de la “paga”

Si le das a tu hijo una asignación, sea ​​exacto y coherente con la cantidad y el calendario de cada pago.

Esto hará que se acostumbre a la sincronización y la gestión de sus ingresos, ya que tendrá que hacer cuando más tarde tengan puestos de trabajo y carreras.

Asignaciones y dinero de bolsillo

La mejor manera de conseguir que tus hijos tengan el hábito de pagarse primero es hacerlo desde el principio.

Discuta con el lo que es el ahorro, las cosas que puede conseguir mediante el ahorro a largo plazo y a corto plazo y aliéntelos a poner al menos el 10% de su asignación en una cuenta bancaria o incluso en una alcancía. 

Actitud positiva con el dinero

Incluso si tu no tienes una actitud positiva hacia tus propios asuntos de dinero, no permitas que tus hijos hereden esta disposición poco saludable.

No dejes que asocien dinero con ansiedad o estrés. En su lugar, enseñarles prácticamente cómo el dinero puede ayudar a alcanzar sus metas y a sacar el máximo provecho de la vida a través de vías como crear independencia financiera, crear un mundo mejor con contribuciones caritativas e incluso darlo a sus seres queridos.

Trata de mantenerte alejado de la idea de que el dinero es un fin o es la felicidad en sí mismo, en su lugar muestra cómo el dinero puede ser un conducto para las cosas positivas.

Habla sobre el dinero

El dinero no es un tema tabú, a pesar de nuestras falsas creencias. Si no te sientes cómodo diciéndoles cuánto dinero tienes personalmente en el banco (ya sea porque crees que no eres un ejemplo brillante o porque simplemente no quieres), entonces está bien.

Pero cuando tu hijo te pregunta por qué no puede ir a Disney World, esta es una oportunidad para discutir el presupuesto del hogar, el costo de vida, las vacaciones y el entretenimiento.

Involúcrelos en las finanzas de la familia, y aprenderán a tomar posesión naturalmente una habilidad que los llevará a través de la vida.

Educación financiera las claves

Enséñales los pilares del dinero

Involucrar a tus hijos en el presupuesto familiar cuando solo tienen tres años puede ser un poco complicado.

Enseña a tus hijos los pilares del dinero

En su lugar, considere estos hitos de dinero como una forma de incorporar la educación financiera a la perfección en sus vidas.

Valor de las monedas

Cuando tus hijos empiezan a tener curiosidad por las monedas bonitas y el dinero en general, edúcalos en cuanto al valor de las monedas y lo que pueden comprar.

Abre una cuenta bancaria 

Tan pronto como el dinero de bolsillo y los regalos de cumpleaños empiezan a sumarse, llévelos al banco para abrir una cuenta.

Hay un montón de cuentas amigas de los niños por ahí, así que asegúrate de involucrarlos activamente en el proceso.

Ellos obtienen gran orgullo de tener su propia cuenta.

Esté es el momento cuando comienzas a discutir el concepto de ganar interés en ahorros.

Ayúdelos a construir un presupuesto

Ahora que tienen una cuenta bancaria y la capacidad de ahorrar para las cosas, es hora de comenzar a presupuestar.

Si reciben una asignación, es de esperar que ya se están pagando a sí mismos primero y estén guardar dando al menos el 10%, como con el dinero recibido como regalos.

También están hablando probablemente de juguetes que quieren (como videojuegos).

¡Ayúdalos a presupuestarlo! Con lápiz y papel en la mano, ayúdelos a construir un presupuesto determinando cuánto cuesta su juguete, averiguando cuánto tienen actualmente y calculando cuánto tiempo les tomará ahorrar.

Ver el plan en el papel puede animarlos a ahorrar más del 10% hacia sus objetivos, dependiendo de lo motivados que estén.  

Ingresos adicionales

Supongamos que tu hijo está ahora motivado por sus metas presupuestarias y ansioso por alcanzarlas antes.

Podrías considerar el pago de dinero de bolsillo adicional para tareas adicionales realizadas (¡lo llaman “horas extraordinarias” en el mundo del trabajo, y es la contratación externa para ti!), O ayudarlos si quieren a ganar dinero emprendedoramente.

Enséñeles buenos principios empresariales si vienen a ti deseando abrir un puesto de galletas, ayúdelos a lanzar su empresa con éxito, comenzando con un plan de negocio sólido.

Enséñales cómo invertir su dinero

A medida que tu hijo continúa comprendiendo y apreciando la gratificación tardía del ahorro y la presupuestación, y tiene un buen manejo del interés que su cuenta bancaria gana, pueden estar listos para algo más.

Hablar de varias inversiones es el siguiente paso.

Una pequeña lección sobre las inversiones de grandes empresas y acciones podría convertirse en un juego, ya que siguen el precio de las acciones de las empresas que están familiarizados con, como Coca-Cola, o Disney.

A pesar de tener que invertir sus euros ganados en el mercado de valores no se recomienda todavía, podría configurar una cuenta de inversión simulada, y hacer que sigan el valor de su dinero junto con el stock.

Asociarlos en las Finanzas familiares

A medida que tu hijo obtiene una buena comprensión de los asuntos financieros anteriores (que probablemente será en su adolescencia), es el momento de involucrarlos activamente en el presupuesto familiar y las finanzas.

Ayúdelos a entender cuáles son sus metas a corto y largo plazo, como el costo de la educación superior (incluso si planea pagar por ella) y, eventualmente, obtener un coche (o, a la inversa, cuáles serían sus alternativas de transporte y costos), la vivienda, y el costo de conseguir instalarse cómodamente para vivir por su cuenta.

Cuando se trata de vacaciones familiares, involucrarlos activamente en el proceso, elaborando con ellos el costo de varias opciones de vacaciones y los fondos disponibles, y luego decidir juntos lo que la familia le gusta más hacer.

Preparar el presupuesto juntos para excursiones, sus hijos serán participes del viaje esto les ayudará a aprender a apreciar la experiencia mucho más.

Otro ejemplo: Puedes vincularlo en el presupuesto familiar en la vuelta al cole, para que aprenda a ceñirse a un presupuesto y valore más sus útiles escolares.

No sólo eso, sino que serán mucho menos propensos a tratar de hacer gastos irracionales, ya que ya saben lo que el presupuesto es; ¡incluso pueden ayudar a otros miembros de la familia a mantenerse en el buen camino.

Aquí puedes ver algunos consejos de economía y finanzas personales que te pueden ayudar para orientar mejor tu a hijo en este proceso de enseñanza.

Solicita tu préstamo rápido aquí hasta 2.500 euros

Resumen

Si estamos esperando a que el sistema formativo oficial eduque adecuadamente a nuestros jóvenes podemos esperar sentados.

Los planes formativos en finanzas experimentales que se han probado son bastante pobres y mal enfocados. Creo que es momento de tomar la iniciativa individualmente.

Una de las mejores formas es con el ejemplo cotidiano, ya que es fundamental para que tus hijos se conviertan en personas económicamente sanas.

Si tú tratas de enseñarle a tu hijo que el dinero cuesta trabajo y que no debe despilfarrarlo, pero luego te vas al casino a jugarte el dinero que has ganado. Posiblemente tus actos hablen más que tus palabras y tu hijo, vea que eres un incongruente.

Por lo tanto. Tu ejemplo debe ser lo suficientemente positivo como para que tu hijo te pueda copiar y duplicar al 100% sin verse metido en un problema a la larga.

Imagina que tú eres tú, y tu hijo es un espejo, que va a hacer exactamente lo que te vea hacer a ti.

Te animo a participar activamente dando tu opinión sobre, cómo enfocar la educación financiera de los niños. Lo puedes hacer libremente en los comentarios.

Ah! Por cierto… Si te ha gustado este artículo, por favor compartirlo con más padres para concienciar a más personas de que eduquen financieramente a sus hijos.

Gracias por tu calificación
22 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
WhatsApp