Puede sonar un poco obvio, pero por si acaso no lo sea, vamos a decirte por qué deberías buscar formas de automotivarte.

Sobre todo si trabajamos como empleados, estamos rodeados de negatividad donde quiera que miremos, y si no tenemos el control absoluto de nuestras emociones y tratamos por todos los medios de que esas cosas negativas no nos afecten, haciéndonos inmunes a ellas y estando contentos sin importar lo que ocurra a nuestro alrededor, podemos acabar contagiándonos de toda esa negatividad.

Algunas personas que acuden a su médico para detectar qué les ocurre y que son empleados con unos compañeros de trabajo negativos, no se dan cuenta y de repente entran en depresión.

Pomodoro plástico avisador 60 minutos precio 2,44€

Productividad personal consciente: Un viaje hacia el equilibrio interior

¿Para qué nos debemos auto motivar?

Esto ocurre más de lo que nos imaginamos, aunque está claro que entre los funcionarios es más frecuente ya que pueden permitirse el lujo de coger una baja por depresión.

El resto de empleados de empresas privadas puede que lo tengan más complicado, no vaya a ser que les echen del trabajo durante o al volver de la baja.

Por este motivo y por toda la negatividad que te rodea en el trabajo si estás en alguna de esas situaciones, es importante que aprendas diferentes formas de estar motivado sin importar lo que ocurra a tu alrededor.

Vamos a ver algunos puntos y consejos que podrán ayudarte a que eso sea más fácil, hasta que llegue un punto en que ni lo pienses y simplemente fluya.

Motivate para ser más productivo


  1. Ignora aquello que no te importe

Desperdiciar energía preocupándonos por asuntos que no nos importan, es horroroso. Por el contrario, aprender a ignorar algo es una táctica muy buena que tiene muchos beneficios, más de los que podríamos pensar. Cuando estamos repartiendo nuestra atención entre varios asuntos a la vez, esto nos debilita. Y mucho más cuando le damos importancia a cosas inútiles como los problemas o los malos comportamientos de los compañeros del trabajo.

Si queremos vivir motivados y sin que nos afecten en gran medida las cosas que ocurren a nuestro alrededor, debemos aprender a coger lo importante e ignorar aquello que no lo es.

  1. Entiende que puede ser que te aburras en el trabajo y evítalo

Cuando estamos en una oficina o en cualquier otro tipo de trabajo con tareas repetitivas, tendemos a irritarnos porque llega un punto en el que necesitamos, por naturaleza, cambiar la actividad que estamos haciendo. Una vez que entendemos esto, trata de identificar si en el trabajo hay algún momento en que te asalta el aburrimiento y busca diferentes formas de librarte de que eso ocurra. Una vez que seas consciente de que te aburres, será mucho más fácil librarte de ello. Puede que tardes algún tiempo en conseguirlo, pero te aseguramos que merecerá la pena.

  1. Ríete cada vez que puedas

La risa es un mecanismo que nos ayuda a prevenir y aliviar el estrés. Muchas veces se nos olvida lo que es reírnos, es más, decimos que de jóvenes nos reíamos más pero que eso es algo que va disminuyendo con la edad. Eso no es cierto en absoluto. Una persona, da igual la edad que tenga, tiene la misma capacidad para reírse, y basándonos en eso, si no encuentras formas de reírte en tu vida, busca momentos para hacerlo. Vete al cine a ver una película de buena comedia, lee cosas graciosas, busca en internet cosas que cuadren con tu humor y que te hagan reír. Pero de verdad, reírse es algo tan importante y que infravaloramos tanto… Busca la forma de reírte y hazlo, sin excusas de edad ni de preocupaciones externas.

  1. Crea un diario de cosas buenas

Habitualmente, tendemos a ignorar los momentos en los que conseguimos cosas importantes en la vida. Por algún motivo, esos momentos se nos olvidan y sin embargo los momentos malos no. ¿Por qué? No lo sabemos, pero podemos evitarlo haciendo un diario con nuestros logros. Nuestro consejo es que no esperes a lograr algo grande para apuntarlo en el diario, simplemente, cada noche, apunta un mínimo de 3 cosas buenas que te hayan ocurrido durante el día. Empieza por 3 como mínimo y una vez que obtener 3 no sea difícil para ti, sube a 5… y ve aumentando el número en la medida que vaya siendo más sencillo encontrarlas todas. No te preocupes si las primeras noches no encuentras nada que escribir en principio, haz un esfuerzo y trata de poner aunque sea las 3. Te sorprenderá la cantidad de cosas buenas que te ocurren durante el día y que pasas por alto. Recuerda: el simple hecho de haber amanecido y despertado por la mañana ya es razón para estar contento y agradecido.

  1. Entrénate físicamente

Esta es una forma muy simple de motivarnos. Simplemente, cuando te despiertes o cuando estés trabajando, haz un descanso y sal a hacer algo de ejercicio. No necesariamente tienes que hacer una maratón. Da una vuelta a la manzana, salta, muévete,… haz que tu cuerpo produzca endorfinas, ya que son muy útiles y necesarias para estar alerta y de mejor humor.

Consejo: una buena forma de despertarse por la mañana cuando madrugamos para empezar a trabajar, y evitar esa media hora de zombie que solemos tener, es al despertarnos saltar durante un minuto. Después de esto te parecerá que llevas despierto una hora y dos cafés.

  1. Crea un ambiente adecuado

Es casi imposible motivarte a ti mismo cuando te encuentras en un lugar en que el ambiente no es adecuado para ello. Por eso sería aconsejable que lo acondiciones y le des un toque personal, ya sea que trabajes en una oficina o desde casa. Ponlo a tu gusto.

Porque independientemente de cómo sea el espacio que hay a nuestro alrededor, es importante que lo hagamos nuestro de la forma que mejor nos venga. Hazlo cómodo. De esa forma podremos adaptarnos mejor y dedicarnos más a nuestro trabajo, estando además a gusto.

  1. Lee sobre el éxito de otras personas

Inspírate y sorpréndete con las historias de éxito de otras personas. Recuerda que esas otras personas no son superhéroes ni están hechos de un material distinto. Son exactamente como tú, con las mismas capacidades. Si ellos pudieron, tú también puedes. Además, leer historias de éxito hace que aprendamos las claves para llegar a tener éxito nosotros también.

  1. Cambia de tareas

Cuando pasamos mucho tiempo trabajando en el mismo proyecto solemos cansarnos. La fatiga mata mucho a la motivación, por eso es importante que hagamos unos cuantos proyectos pequeños cuando sintamos que estamos al límite de la obstinación. Esto nos va a ayudar a resolver los problemas con mayor rapidez y nos despejará la mente.

  1. Evalúa tu progresoLa fuerza de la automotivación es vital

Normalmente si avanzamos quiere decir que estamos haciendo algún tipo de progreso. Aunque a veces nos dé la impresión de que no nos movemos, es porque nos  perdemos la mayoría de los pequeños éxitos diarios que, finalmente, nos harán ganar. Mira hacia atrás y siéntete satisfecho si has creado algo distinto y mejor de lo que había. Sin duda alguna, esto aumentará tu energía y tu motivación.

  1. Habla sobre tus proyectos

Cuando tengas un proyecto háblalo con tus amigos o con tu familia, si esto te va ayudar. Haz saber a la gente que estás haciendo algo bueno, porque esto a menudo nos ayuda a entender que formamos parte de algo grande y nos hace disfrutar más de nuestro trabajo. Además, crea un nivel más alto de responsabilidad que nos va animar a seguir adelante aunque a veces nos den ganas de desistir. A nadie le gusta “quedar mal”.

  1. Evita a los “vampiros energéticos”

Las personas escépticas, pesimistas,… agotan nuestra energía. No caigas en sus juegos y evita a toda costa que te hagan bajar la motivación. Aunque esto signifique que en un principio estés un poco más aislado de cierta gente que antes, es mejor trabajar solo que tener que hacerlo mientras intentas resistir la influencia de los vampiros.

  1. Fíjate objetivos claros

Aunque mejor dicho, escríbelos, porque ya deben estar bien definidos en tu mente. Escríbelos y coloca el papel en un lugar donde los veas casi todo el día y esfuérzate para conseguirlos. Nuestra mente trabaja mejor cuando sabe exactamente lo que tiene que hacer, en vez de tener que perder el tiempo para darse cuenta del camino que debe tomar.

  1. Relájate

Cuando completes una tarea, recompénsate a ti mismo y relájate. Tómate un pequeño respiro para coger impulso para la siguiente meta, si no, terminarás agotado.

  1. Acepta las derrotas

Los fracasos y los éxitos son consecuencia de nuestras acciones. Uno de los peores enemigos de la motivación es el miedo al fracaso, porque nos paraliza. Acepta que vas a cometer errores. Son desagradables, pero son el aprendizaje que necesitas para conseguir el éxito que quieres. Trabaja en ti mismo y ten confianza en que todo saldrá lo mejor posible. Lucha por conseguir tus metas y no pierdas el objetivo: el éxito.

  1. Utiliza recordatorios

Utilízalos para recordar tus aspiraciones, tus objetivos o el estatus que tienes actualmente. Los recordatorios son herramientas muy importantes que están enormemente subestimadas. Mucha gente piensa que es una tontería escribirse mensajes para uno mismo y leerlos en alto, pero todos lo hacemos constantemente, así que ¿por qué no hacerlo de forma intencionada y con un objetivo? Empieza el día con palabras para ti mismo que te empoderen y te motiven.

  1. Di “no”

La palabra “no” te libera. Di no a las pérdidas de tiempo y a la depresión. Con mucha frecuencia la gente que tiene demasiados compromisos hace de su vida una lucha permanente por seguir adelante. Mantén tus promesas, y acepta solo aquellas cosas que realmente quieras y vayas a acabar porque sean importantes para ti.

  1. Busca gente positiva

como ser más podructivosLa tristeza, las quejas y los lloriqueos no son amigos de la motivación, y no deberían ser amigos tuyos. Por el contrario, la gente positiva hace que cambies tu comportamiento para mejor, y te llevarán hacia la dirección


 

Gracias por tu calificación

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
Email