LAS REDES SOCIALES

¿SEPARAS TU VIDA PROFESIONAL Y PERSONAL EN LAS REDES SOCIALES?

Cada día queda menos gente que no tenga una red social, pero todavía son muchas las personas que no saben hasta qué punto es importante cuidar su imagen en ellas. En el artículo del día de hoy vamos a ver algunos consejos que te ayudarán a separar tu vida privada de tu vida profesional o “pública” en las redes sociales.

Ya hace algunos años de que empezamos a disfrutar de las redes sociales. Facebook, Twitter y algunas más se han ido implantando en nuestras vidas y ya muchas personas no pueden vivir sin revisar sus redes sociales al menos un par de veces durante el día.

LAS REDES SOCIALES

Cuando comenzaron las redes sociales, muchas personas pensaban que ese lugar era “privado” y que nadie podía acceder a la información que publicaban ahí si ellos no les daban permiso. Aún hoy todavía queda gente que piensa que el perfil de Facebook es privado, y esto no resulta del todo cierto. La realidad es que muchas veces nuestro perfil queda expuesto a ser un escaparate de nuestra vida, y debemos tener cuidado de lo que publicamos en nuestro escaparate. Sobre todo, si queremos tener una vida profesional saludable.

Curriculum virtual

Aunque pueda parecer que es echar a perder la esencia de las redes sociales, y hasta cierto modo así es, tu perfil de Facebook es algo así como tu currículum. Por lo tanto, no es muy aconsejable que pongas en tu perfil datos e información o fotos que te hagan quedar mal. Hay una famosa frase que dice “lo que no muestra el currículum, las redes son capaces de hacerlo”. Y por este motivo, los recursos humanos de muchas grandes empresas revisan los perfiles sociales de las personas queconsejos para usar correctamente las redes sociales pasan por allí buscando trabajo para verificar que la persona de la que habla el currículum, es real.

Cabe la posibilidad de que te de exactamente igual quién vea tu perfil y si es un empleador o no, porque seas dueño de tu tiempo y de tus ingresos. Pero en ese caso, quizás no quieras que algunos de tus clientes vean ciertas cosas. En cualquier caso, debes tener presente que tu perfil de Facebook (por poner el ejemplo de la mayor red social) no es un espacio “privado”, y debes actuar en consecuencia.

Algunos consejos prácticos para las redes sociales


Cuidado con lo que publicas

Aunque es cierto que nuestro perfil de las redes sociales no es algo “privado” en el sentido de que no podemos controlar al 100% quien ve nuestra información y nuestras fotos, lo que también es cierto es que es nuestro perfil. Es importante tener esto en cuenta porque a veces a la hora de elegir a quién aceptamos, metemos en nuestra lista de amigos a personas que realmente no queremos tener ahí, solo por el compromiso de que nos han mandado una solicitud de amistad.

Esto puede pasar y suele pasar mucho con los compañeros de trabajo. Es posible que hayas elegido que esas personas sean tus amigos, y también es posible que no. No te tienes que sentir obligado a aceptarlos. Es más, cuidado: lo que no quieras que se sepa en tu trabajo, no lo publiques en Facebook cuando tengas un compañero agregado.

No serías el primero que publica fotos de fiesta una noche, al día siguiente llama para decir que tiene gastroenteritis, y al siguiente está en el paro porque un amigo le contó al jefe la razón real de tu dolor de estómago.

No todas las redes sociales son iguales

Aprende a diferenciar unas redes sociales de otras. Aunque todas se llamen redes sociales, han sido creadas con diversos fines. Por ejemplo, Facebook ha sido creada para diversion y para encontrarte con las personas que conoces desde hace años, por ejemplo. Sin embargo, LinkedIn es una red social profesional. Tanto la información como los contactos que debes tener en cada una de ellas serán diferentes.

Activación de privacidad

Te aconsejamos que si no quieres tener disgustos, acudas a la privacidad de tu cuenta de Facebook y actives la opción de tener que aceptar tú las etiquetas que hacen tus amigos antes de que aparezcan en tu perfil.

Muchas veces tú no quieres que se sepa públicamente que estuviste en uno u otro lado, o que estuviste con una u otra persona, o se suben fotos de tu “época mala”, y por no tener esta opción activada, para cuando tú te das cuenta, ya se ha enterado todo el mundo.

Tu actividad en las redes sociales

Si tienes un trabajo que comienza temprano por la mañana y sueles llegar cansado y ojeroso, es probable que tu jefe se pregunte qué haces por las noches. También es posible que entre en tu red social a comprobarlo. Por lo tanto, si esto ocurre, cuidado con las horas a las que haces tus publicaciones. Si entras a trabajar a las 8 de la mañana y a las 4 estabas publicando en Facebook, es posible que se den cuenta de que no estás rindiendo lo suficiente, y con razón.

A nadie le gusta una persona negativa. No cometas el error de hablar mal de tu trabajo, ni de tus anteriores trabajos o empresas en las redes sociales. Esto solamente hablará mal de ti y le planteará a tus jefes preguntas como: ¿Cuando se vaya de aquí hablará igual de mal de nuestra empresa?

Ten cuidado con las publicaciones y las horas a las que las haces. Si estás en el trabajo, olvida el Facebook y los juegos asociados a él. No queda nada bien estar en el trabajo y publicando en Facebook sin querer que te has estado pasando los siguientes niveles del Candy Crush.

Por último nuestro consejo es que no te pongas en evidencia. Y esto incluye varios puntos:

  1. Cuida tu ortografía. Aunque a ti te parezca que “si te entienden, es suficiente” o que nadie se dará cuenta, la verdad es que sí que hay gente que se dará cuenta si eres una persona que frecuentemente comete faltas de ortografía en las redes sociales. Es más, seas quien seas, para un gran público perderás un porcentaje amplio de credibilidad y de admiración si te ven dándole patadas al diccionario. Por lo tanto, cuida tu ortografía.
  2. Cuida la imagen que das en tu perfil. No nos referimos a que salgas más guapo o más feo en las fotos que publicas, sino a la sensación que das. Puedes ser la persona más fotogénica del mundo, pero si en el 50% de tus fotos apareces borracho o haciendo cosas que no están del todo bien, créeme que también perderás bastante.

El peligro de las redes sociales

Relaciones personales

Recuerda que uno de los aspectos que más se está valorando en el mundo de hoy en día en las relaciones personales y profesionales es cómo de congruente es una persona. Esto se refiere a que lo que dice, lo que hace, y lo que piensa vaya en la misma dirección. Por poner un ejemplo absurdo: si por quedar bien con una persona dices que te encantan los animales y que por ese motivo no comes carne, y luego alguien te etiqueta en una foto en un asadero con un muslo de pollo en la mano, para la persona con la que querías “quedar bien”, habrás quedado terriblemente mal.

Si no deseas que tus redes sociales y tu vida profesional tengan ningún tipo de relación, te aconsejamos que pongas absolutamente todo tu perfil como “privado” (esto te llevará un rato, debes ir publicación por publicación y novedad por novedad), y que solamente tengas en tu perfil como amigos a personas de tu círculo cercano, nunca solamente “conocidos” ni compañeros de trabajo. De este modo es posible (no al 100%) que tu vida profesional y tus redes sociales no tengan una relación tan estrecha.

Esperamos haberte ayudado con estos consejos a que sepas cómo debes trabajar con las redes sociales si quieres que funcionen a tu favor en el ámbito profesional.


Gracias por tu calificación
6 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
WhatsApp