Para muchas personas, tener que leer es un auténtico problema. Muchas veces creemos que leer es muy pesado.

“A mí me gustaría leer, pero no tengo tiempo” es una frase que solemos escuchar mucho cuando hablamos con alguien de por qué no lee. Es una excusa muy fácil de poner. “No tengo tiempo”. Pero también es una excusa muy fácil de rebatir: “Pues busca el tiempo”.

 

EL TIEMPO ES UNA EXCUSA BARATA, Y HOY TE CONTAMOS CÓMO PUEDES LEER UN LIBRO AL MES, SIN QUE SE CONVIERTA EN UN TRAUMA PARA TU VIDA DIARIA


 

 

Quizás creamos que no tenemos el tiempo suficiente para leer los libros que más nos gustan. El tiempo es una cuestión de prioridades. Si no tienes tiempo para hacer algo, es solamente porque no le has dado la importancia necesaria como para hacerlo. Si no has tenido tiempo de ir a ver a tus padres, es porque no le has dado la importancia suficiente.

Seguramente, cuando ocurren cosas imprevistas que requieren de nuestra acción inmediata, sacamos el tiempo hasta de donde no lo tenemos. No ponemos excusas baratas como que no tenemos tiempo.

LEER UN LIBRO AL MES

Si tenemos interés en hacer algo, nunca nos falta tiempo para ello. Sin embargo, a veces no tenemos realmente interés en leer un libro al mes. Por ese motivo no lo hacemos.

Pero, cuando se trata de un libro realmente interesante, podemos sacar el tiempo para leerlo. Hoy vamos a ver algunos consejos para que puedas leer un libro al mes sin ningún tipo de trauma por ello.

Tranquilo, dedicarle un tiempo al día a leer no va a hacer que tu vida se desmorone porque trabajes 20 minutos menos. O porque dejes de ver la tele durante 20 minutos al día para coger un libro.

Cómo hacer que leer un libro al mes sea fácil

En CreditoAgil.es creemos en el poder que tiene la lectura en nuestras vidas. Hemos visto las vidas de muchas personas cambiar gracias a que se tomaron el tiempo de leer algunos libros.

Por eso, estamos conscientes de que, aconsejarte leer es uno de los mejores consejos que te podemos dar. Claro, si lees cosas realmente constructivas.

Vamos a darte entonces, algunos consejos que te ayudarán a tener el tiempo y las ganas de leer cada mes un libro. Estamos seguros de que, si sigues estos consejos, te resultará mucho más fácil leer.

Establece un tiempo o una meta

No se trata de que cada día leas cuatro horas. Esto no solamente es mucho tiempo, sino que además, tu cabeza no es capaz de enfocarse tanto tiempo. Se trata realmente de que adquieras el hábito poco a poco.

Una buena forma de hacerlo es definir un tiempo (corto) o una cantidad de libro por leer. Por ejemplo, decidir leer cada día 20 páginas, leer durante 20 minutos, o leer un capítulo puede ser una buena forma de empezar.

Si no te sientes capaz de leer tanto tiempo o tantas páginas, acomódalo a tus necesidades. Quizás solo puedas diez minutos. El caso es que, sea lo que sea, ocupes ese tiempo en leer.

Define cuándo leerás

Cuando no tienes un momento del día definido para leer, te pasas el día postergándolo. Al final, llega la noche y te vas a acostar sin leer ni una sola página.

Por eso, debes definir un momento del día que será destinado a leer. Por ejemplo, al levantarte. Después de acostarte en la cama. Antes de desayunar. Después de almorzar.

No importa el momento del día que elijas. Una vez más, se trata de que adquieras el hábito de hacerlo todos los días, más que el momento concreto.

Lleva tu libro y no tendrás excusa

Un buen momento para leer es esos ratos en los que estás en el coche esperando por alguien, o en una sala de espera. Es muy común que en estos momentos te pongas a jugar al Candy Crush en el móvil.

LEER UN LIBRO AL MES

Sin embargo, si tienes en tu bolso o en tu coche un libro que te estés leyendo, podrás seguir leyendo en esos momentos de perder el tiempo esperando. En lugar de estar perdiendo el tiempo, estarás aprovechándolo.

Y qué mejor manera de aprovechar el tiempo que leyendo un buen libro. El tiempo se te pasará volando y además habrás aprendido cosas nuevas que no sabías antes de esa larga espera.

Elige el próximo libro

Cuando estés leyendo un libro, sería interesante que supieses qué libro viene después. De esa forma, como tienes ganas de leer el siguiente, te esforzarás por terminarte este.

Además, de esa forma, cuando acabes de leer el libro actual, no tendrás que pasar un tiempo pensando en qué viene después, o yendo a comprar el nuevo libro. Simplemente, cogerás el siguiente y continuarás con tu rutina de lectura.

 

 En este vídeo David Cantone explica cómo desarrollar el hábito de la lectura para que puedas leer un libro a la semana


Gracias por tu calificación
0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
WhatsApp