LEYENDAS URBANAS SOBRE LOS CRÉDITOS RÁPIDOS

Home / Blog / LEYENDAS URBANAS SOBRE LOS CRÉDITOS RÁPIDOS
LEYENDAS URBANAS SOBRE LOS CRÉDITOS RÁPIDOS

CAZANDO MITOS: 3 LEYENDAS URBANAS SOBRE LOS CRÉDITOS RÁPIDOS


Cuando vamos a solicitar un crédito online a una empresa privada, nuestros amigos y familiares no paran de hacernos advertencias. A estas se suman incluso algunos medios de comunicación. Muchos tienen la idea equivocada y antigua de que los créditos rápidos son mucho más caros, tienen peores condiciones, y que incluso bordean la ilegalidad. Ese pensamiento general de: si a un prestamista privado no le pagas cuando quedaste en que lo haría, mandará un matón a partirte las piernas. Ese pensamiento es antiguo, exagerado y totalmente falso. Vamos a ver tres de las leyendas urbanas más recurrentes en lo que a préstamos privados se refiere.

3 mitos sobre los préstamos urgentes privadosCrédito rapido online

Acerca de los préstamos privados son muchas las leyendas urbanas, pero hemos querido incidir en tres de las que más se repiten: que los prestamistas cobran intereses excesivamente altos, que delante de un impago seremos perseguidos y que las empresas que conceden financiación urgente actúan al margen de la ley.

  1. El dinero rápido tiene unos intereses desorbitados

Es muy frecuente que los detractores (personas que están en contra) de los créditos rápidos se quejen de que los intereses son abusivos y pueden llegar a ser del 3.000% TAE. Esta afirmación tiene parte de verdad pero es exagerada. ¿Por qué? Es cierto que los préstamos urgentes pueden llegar a tener estos intereses, pero estos están diseñados para ser devueltos en poco tiempo. La TAE se calcula por año, y estos préstamos se devuelven en una media de 30 días. Por ese motivo en el caso de los préstamos rápidos la TAE no es una buena herramienta para saber el precio real del producto. Para calcular cuál es el valor real del préstamo podemos utilizar los simuladores de los prestamistas donde podremos ver que los mini créditos de 100€ a devolver en 30 días suelen costar unos 30€.

  1. Las empresas se comportan como usureras ante un impago

Los prestamistas privados, al igual que las entidades bancarias, aplican comisiones e intereses de demora si no devolvemos el dinero dentro del plazo acordado. Normalmente, ante una demora o un impago, las empresas tomarán las siguientes medidas:

– Cobrar un fijo por cada aviso de impago. Esto es un cobro bastante parecido al que efectúan los bancos en concepto de comisión por reclamación de posiciones deudoras. Suele ser una cantidad fija que se especifica en los términos y condiciones del contrato.

– Cobrar intereses de demora. Pueden variar según el prestamista.

– Pasar el caso a una empresa de cobros. Si el impago se prolonga, la compañía puede contratar los servicios de una empresa de cobros para que se le reembolse lo acordado. Este coste tendrá que ser abonado por el prestatario.

– Inscribir al prestatario en un registro de morosos. A partir de la segunda cuota impagada, es muy probable que el prestamista decida inscribirnos en un registro de morosos como ASNEF o RAI.

– Llevar el caso a los juzgados, como última opción.


Cabe decir que, aunque nos puedan parecer duras, estas medidas no son muy diferentes de las que toma un banco en la misma situación. Además, antes de que nos concedan el dinero rápido deberemos confirmar que estamos de acuerdo con los términos y condiciones que aparecen en el contrato, y ahí aparecerán las posibles consecuencias de la demora. Para evitar que esto ocurra, son bastantes los prestamistas que ofrecen la posibilidad de prorrogar el plazo de devolución, que siempre le saldrá al cliente más barato que no reembolsar el préstamo urgente.

  1. Los prestamistas de dinero rápido actúan al margen de la legalidad

Crédito para personas solventesLas empresas que conceden créditos rápidos no están sometidas a la autoridad del Banco de España ni la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Sin embargo, deben seguir escrupulosamente la Ley 22/2007 en la que se regula la comercialización a distancia de servicios financieros destinados a consumidores. Los prestamistas de dinero rápido también están obligados a mantener nuestros datos personales protegidos y a no utilizarlos de manera fraudulenta.


Qué debemos tener en cuenta antes de pedir dinero rápido

Si bien las afirmaciones que hemos mencionado son inciertas, es prudente que no pidamos préstamos urgentes como vía habitual de financiación. Si deseas tener más información sobre servicios de financiación online, puedes ir a nuestra página principal a la sección de créditos y mirar las diferentes opciones que tienes para financiar tus proyectos.


Deja tu comentario

Prestamo ASNEF sin avales y sin intereses

Hasta 800€ gratis en tu primer crédito!

Solicita ahora hasta 800€ al 0% de interes sin comisiones. Acepta ASNEF y RAI, sin necesidad de presentar aval.

Gracias, en breve te enviamos un correo para confirmar tu cuenta.

A %d blogueros les gusta esto: