Mejorar tu economía es solamente cuestión de ponerte manos a la obra. Si eres una persona que quiere mejorar su situación económica de verdad, es muy probable que estos consejos que te daremos a continuación te vengan genial.

Hay circunstancias en la vida en la que nuestra economía se viene abajo, y cuando nos damos cuenta estamos sumergidos en el desastre.

Por eso es muy importante conocer y controlar nuestras finanzas personales, ya que, de lo contrario nunca lograremos alcanzar la libertad financiera que tanto anhelamos.

Solicitar tarjeta de crédito Openbank

¿Qué es la economía?

La economía personal se puede definir como la que afecta a tu situación financiera personal.

La forma de tratar y gestionar decisiones sobre el dinero y lo que haces todos los días para mejorar o empeorar tu situación financiera.

Por lo cual es fundamental saber cómo gestionar tus finanzas personales, por medio de tus hábitos, para poder gozar de tranquilidad en cuanto al dinero respecta.

¿Por qué es importante aprender de finanzas personales?

Las finanzas personales, es uno de los aspectos más importantes de tu vida, pero que lamentablemente no se enseña en la mayoría de las escuelas, y la mayoría de las personas en el mundo son analfabetos financieros.

Aunque no es emocionante para la mayoría, las finanzas personales se relacionan directamente con tu vida diaria.

Las finanzas personales por definición; es la forma en que administras tu dinero.

Es importante que aprendas a administrar tus propias finanzas personales, ya que el dinero afecta a cómo conduces tu vida, es decir, si no tienes dinero, no puedes realizar muchas cosas que quieres en la vida.

Todo gira alrededor del dinero, pues sin él no se puede vivir

Consejos para mejorar mi situación financiera

Si quieres mejorar tu economía, no basta con “desearlo”. Debes establecer objetivos claros y concisos que te ayuden a alcanzar un buen nivel económico.

Por eso, hoy te daremos unos consejos para que puedas alcanzar una buena situación económica.

Fíjate un objetivo

Si nunca has gestionado tu economía y de repente sientes un deseo o la necesidad de hacerlo, posiblemente sea que tienes una meta.

fIJATE UN OBJETIVO

Esta meta puede ser desde irte de viaje hasta salir de tus deudas. Por lo tanto, sabiendo qué es lo que quieres conseguir, será mucho más fácil ajustar el presupuesto y todos los demás componentes.

Elabora tu presupuesto mensual

Empieza hoy mismo a elaborar tu presupuesto mensual. Necesitas tener un presupuesto para saber en qué se van los gastos, cuánto dinero ganas al mes, etc.

En este presupuesto deberás añadir todo lo que ganas y lo que gastas a lo largo del mes. Debe ser muy específico.

Cuanto más específico sea el presupuesto, mejor sabrás en qué situación se encuentra tu economía y más fácil será alcanzar los demás objetivos.

Analiza el presupuesto

Como habrás estado unos días controlando tus gastos, quizás te hayas dado cuenta de algunos semáforos financieros que se han puesto en luz de precaución.

Por ejemplo, quizás se te haya estado yendo mucho dinero en cuestiones de poca importancia, como tomar cafés o dejar las vueltas en todos los lugares en los que compras algo.

Controla los ingresos y gastos

Llevar el control de los ingresos y gastos del hogar es fundamental si queremos tener una buena economía familiar. Veamos:

Controla tus ingresos

Lo primero que debemos hacer para llevar el control de nuestra economía es saber cuánto dinero ganamos cada mes.

Para ello, coge papel y boli, o utiliza una hoja de Excel, lo que te resulte más cómodo, y comienza a apuntar todos los diferentes ingresos que entran cada mes de forma regular.

Recuerda que, si queremos tener una economía estable, con un solo ingreso esto resulta bastante complicado.

Por muy alto que sea, si todos nuestros ingresos proceden de la misma fuente, podemos vernos envueltos en graves problemas si ese grifo se corta por el motivo que sea.

Lo inteligente es diversificar, de forma que recibamos ingresos de diferentes lugares, para que, si uno falla, no nos veamos atormentados a nivel económico.

Haz la suma de todos los ingresos que recibes cada mes tu hogar, y una vez que tengas una cifra de la cantidad que entra cada mes, vamos al siguiente punto.

Controla tus gastos

Una vez que tenemos el dinero que ganamos claro, vamos a pasar a ver cuáles son nuestros gastos fijos mensuales.

Para ello, utiliza el mismo método que utilizaste para los ingresos, el papel y boli o la hoja de Excel, y comienza a escribir tus gastos fijos mensuales.

Puedes ayudarte de los extractos de tu cuenta bancaria si no recuerdas todos los gastos.

Alquiler, hipoteca, comida, gasolina, suministros, teléfono…

CONTROLA TUS GASTOS

Suma también todos tus gastos “pequeños” y súmalos a los gastos fijos mensuales.

Una vez que tengas la totalidad de tus gastos calculados, toca ver si son iguales, menores o superiores a tus ingresos.

Todos estos gastos suelen ser más o menos regulares cada mes, por lo que podemos decir que sumándolos todos tendremos tus gastos fijos.

Esperamos que aún estén por debajo de tus ingresos.

Identifica tus deudas

¿Qué deudas tienes? ¿A cuánto asciende cada una de ellas? ¿Toda tu deuda es deuda mala o tienes una parte de deuda buena que quizás no sea tan imprescindible eliminar?

Si identificas todas tus deudas, de qué tipo son, a cuánto ascienden, etc. Será mucho más sencillo llegar a eliminarlas cuando sea posible hacerlo. Si quieres puedes utilizar ESTRATEGIAS PARA PAGAR TU DEUDA

Identifica las partidas en las que puedes ahorrar

¿En qué partidas de tu presupuesto puedes ahorrar? ¿Estás haciendo las compras del mes a lo loco? ¿Tienes gastos innecesarios como la televisión por cable que no ves nunca?

Identifica cuáles son los gastos que están siendo más altos de lo necesario y redúcelos.

Ahorrar un poco en cada cosa puede representar un gran ahorro al final del mes. Por ejemplo: Si tienes tarjetas de crédito averigua cómo AHORRAR EN LAS CARGAS DE DINERO CON TARJETAS DE CRÉDITO de esta forma conseguirás ahorrar gastos innecesarios logrando mantener el dinero dentro de tu bolsillo.

Crea tu fondo de emergencia

Crear un fondo para emergencias te dará la tranquilidad que necesitas para enfrentar cualquier mala situación económica.

Lo peor que podemos hacer es no disponer de un fondo para emergencias.

Necesitamos tenerlo. Nunca sabemos cuándo podemos tener un imprevisto que necesitemos solucionar con urgencia. En esos momentos, disponer de ese fondo será fundamental.

Busca otras fuentes de ingresos

Necesitas buscar otras fuentes de ingresos para poder llevar una economía saneada.

No es necesario que busques otro empleo. Existen multitud de opciones que, incluso, puedes realizar desde casa.

Te recomendamos que busques diversas formas de obtener más ingresos. Aunque tu ingreso del trabajo sea alto, es una locura tener una sola fuente de la que procedan todos tus ingresos.

Recibe formación económica

Busca formación. Lee libros. Busca información en internet de personas con reputación y éxito económico.

Aprende a manejar de mejor manera tus finanzas ayudándote de los recursos que tienes a tu disposición. Como lo estás haciendo ahora mismo leyendo este post.

Márcate un objetivo financiero a largo plazo

Una vez que hayas hecho todo esto, márcate un objetivo económico a largo plazo. ¿Qué quieres conseguir de aquí a unos años? ¿Dentro de cinco años cuál quieres que sea tu situación económica?

Hazte esa pregunta, márcate un objetivo y elabora un plan de acción para alcanzar ese objetivo en el tiempo que te has propuesto.

productos de ahorro e inversión de alta calidad

Trucos para mejorar mi economía

Las finanzas personales te enseñan sobre el dinero y el dinero es la capacidad de elegir y ganar poder.

Aprender acerca de las finanzas personales te dará libertad en tu vida y la capacidad de lograr tus sueños.

Es por eso por lo que es tan importante, que considere hacer estos movimientos lo antes posible.

Reduce tus gastos

Una de las formas más directas de terminar un valor neto negativo, es gastar más de lo que ganas.

Recortar gastos innecesarios es el primer paso para tener un ingreso neto positivo cada mes.

Esto puede significar algunas opciones difíciles, como eliminar el cable, comer fuera, y tus vacaciones anuales.

También puede requerir medidas más extremas, como la eliminación de tu coche.

Puedes ayudarte mediante el seguimiento de tus gastos meticulosamente en un presupuesto, para que sepas a dónde va el dinero cada mes.

Paga tus deudas de alto interés

Si tu patrimonio neto es negativo, puede ser parcialmente debido a la deuda de tarjetas de crédito de alto interés, y otros préstamos.

El interés puede acumularse rápidamente y eventualmente abrumar tus ganancias, poniendo tu cuenta en negativo.

Aborda la deuda, comenzando con la tasa de interés más alta primero, esto te puede ahorrar mucho dinero en pagos de intereses a largo plazo.

A veces, incluso pagar sólo una tarjeta de crédito puede hacer una gran diferencia en tu situación financiera.

Obtén más ingresos

Si te estás hundiendo en deudas y no tienes ingresos suficientes para pagarlas, debes encontrar una manera de traer más dinero extra.

Comienza buscando trabajos mejor pagados o pidiendo un aumento tu trabajo actual. También puedes conseguir un trabajo adicional a tiempo parcial.

Invierte tu dinero

Posiblemente la forma más importante de construir el patrimonio neto es invertir.

Si eres capaz de poner incluso una pequeña cantidad de tus ganancias en acciones o fondos de índice que crezca.

Cuanto más puedas invertir, mejor será, especialmente si te quedas en el mercado durante muchos años.

No te harás rico durante la noche, pero tu patrimonio neto en general aumentará eventualmente.

Establece una meta financiera

Si tuvieras suficiente dinero, ¿Qué quieres hacer con él? ¿Quieres comprar una casa? ¿Comenzar una familia? ¿Construir una cuenta de jubilación?

Para aumentar tu patrimonio neto, te ayudará tener una meta para motivarte a ahorrar.

Idealmente, tu objetivo financiero debe estar orientado hacia la construcción de un valor neto elevado, no en la compra de una sola vez, como un coche.

Consigue que tu dinero rinda más con una buena economía. Los mejores trucos financieros.Haz click para twittear

Ya se trate de un pago inicial para una casa, una jubilación cómoda, o ahorrar para la universidad, tus sueños pueden ayudarte a mantenerte responsable.

 Refinancia tu hipoteca

La propiedad de una vivienda puede ser una gran manera de construir un patrimonio, pero también puede ser un drenaje en tus finanzas, si tienes el tipo de interés de hipoteca equivocado.

 Si el plazo de tu préstamo es muy largo, o si tienes un préstamo con intereses altos. ¿Cómo mejorar mi economía personal?

Si te encuentras en esta situación, es posible que desees considerar la refinanciación a un plazo más corto, o una tasa de interés más baja.

No está mal tener un préstamo para comprar una casa, pero idealmente, los propietarios deben buscar una hipoteca de tasa fija, con un préstamo relativamente corto de plazo, 15 años te ofrece la capacidad de construir equidad y por lo tanto su patrimonio ira a un ritmo más rápido.

 Sólo asegúrate de que puedas hacer cómodamente los pagos mensuales.

Gastos que arruinan tu economía

Existen muchos gastos de esos que no nos dan ningún tipo de beneficio.

En nuestras cuentas familiares es posible que tengamos varios de estos gastos, y también es posible que nos estemos dando cuenta ahora mismo.

No son gastos a los que se les suela prestar mucha atención, y por eso se vuelven gastos solapados, que hacen que nuestra economía esté resentida, y ni siquiera sepamos por qué.

Vamos a ver cuáles son algunos de los gastos que arruinan tu economía que más se suelen repetir en las diferentes familias.

Televisión de pago

¿Tienes contratado un servicio de televisión por cable? Quizás sí. En este caso, es posible que te hayas dado cuenta de que no lo aprovechas como deberías.

GASTOS QUE ARRUINAN TU ECONOMÍA

Si tienes 200 canales como posibilidades, siempre terminas viendo los mismos cuatro o cinco, que quizás podrías tener igual en un paquete más económico, o en la televisión gratis que todos los demás tenemos.

Si te has dado cuenta de que tu televisión por cable es un gasto que no está generando ningún beneficio, ya sabes: cambia tu tarifa o quita la tele por cable de tu casa.

Comisiones bancarias

¿Sabías que, en el mundo en el que vivimos, ya existen infinidad de entidades que te permiten tener tu cuenta sin cobrarte comisiones?

Es posible que no lo supieras, pero te lo decimos nosotros.

No tienes por qué seguir pagando las comisiones de una cuenta de banco olvidada.

En lugar de eso, abre una cuenta en una entidad que no te exija comisiones, o negocia con tu entidad unas condiciones mejores.

Móvil y datos

Cuanto más tiempo pasa, más grandes son las ofertas de las compañías telefónicas.

Algunas nos ofrecen muchísimas cosas diferentes, de las que quizás no utilizamos todas.

En esos momentos, el móvil se puede convertir en un gasto que no es nada beneficioso y, por lo tanto, nos toca investigar.

Realmente de lo que tenemos contratado ¿cuánto utilizamos? ¿existe una tarifa más económica que incluya lo que utilizo como media?

De ese modo, podremos bajar la tarifa de nuestro móvil, o cambiar de compañía, y claro, ahorrarnos bastante dinero al mes en la factura de algo que no estábamos utilizando.

Ventajas de evaluar la economía familiar

Saber cuál va a ser la situación económica familiar a medio y largo plazo.

Es tan importante como saber durante el mes en qué se van nuestros ingresos, es importante hacer balances de forma periódica para conocer la situación global de la economía familiar, y de ese modo saber cómo va a ir avanzando en el medio y largo plazo.

Saber qué gastos aumentan o disminuyen. Llevar un balance familiar también nos ayuda a saber qué gastos están aumentando conforme aumentan otros.

Por ejemplo, podríamos ver que en unos meses comienza a subir muchísimo la factura de la luz y del teléfono. ¿Sería posible que fuese porque alguien de la familia está utilizando demasiado el teléfono y el secador, por ejemplo?

Planning económico

Conocer nuestra economía hace que seamos mucho más eficientes en cuanto a cómo podemos gestionarla de la forma adecuada.

Por ejemplo, saber los gastos e ingresos que tenemos nos permite hacer un planning de la economía familiar que nos puede ayudar a elaborar planes para el futuro de forma mucho más exitosa.

Poder responder a futuros imprevistos

Una de las peores cosas que le puede ocurrir al dinero familiar es que no se gestione de forma adecuada, en un imprevisto.

Hay imprevistos que hacen tambalear nuestra economía de una forma que no podríamos ni sospechar.

Sin embargo, llevando a cabo el balance familiar podemos responder de una forma mucho más certera ante estos imprevistos, llegando a destinar una partida de nuestro presupuesto a ahorrar para estos imprevistos.

Control o seguridad

En el tema del capital familiar es muy importante tener en cuenta las cuestiones de seguridad y finanzas en pareja y el control financiero, para poder tener tranquilidad personal.

Mediante el balance obtendremos uno de los mejores métodos para evitar sorpresas.

Libertad ante las presiones

Las personas que no realizan un balance financiero se encuentran continuamente presionados económicamente.

El hecho de llevar a cabo este examen de tus finanzas te aporta libertad ante esas presiones, haciendo que sean lo menos fuertes posible.

La mejor manera de hacer que tu dinero rinda más es tener un buen presupuesto de gastos.Haz click para twittear

Mejorar tu dominio de las cuentas personales. Acostumbrándote a llevar a cabo un presupuesto y un balance económico familiar, mejorarán de una forma que ni te imaginas, tu capacidad de comprender y aplicar términos financieros en tu vida.

No solamente podrás ayudarte a ti, sino que podrías ayudar a otras personas cercanas a tener una mejor economía.

Te enseña a valorar el dinero

El hecho de llevar un control en la economía familiar te hace tener un valor más real del dinero.

Además, te das cuenta de que en muchos casos los problemas económicos se deben a errores propios en la gestión de las finanzas personales.

Educar a tus familiares y conocidos. Como ya comentamos, tener un balance y presupuesto familiar te ayuda no solo a ti, sino que puede hacer que ayudes a tus personas de confianza a tener una mejor economía familiar.

Solicita tu préstamo rápido aquí hasta 2.500 euros

Resumen

Si quieres mejorar tu economía, te recomendamos que sigas estos consejos y trucos que te hemos presentado anteriormente.

Si deseas compartir con nuestros lectores alguna experiencia basada al tema relacionado en el artículo, lo puedes hacer mediante los comentarios.

Esperamos que esté artículo te sea útil para mejorar tu economía y si es así por favor compártelo en tus redes para que puedas ayudar a más personas a mejorar sus finanzas personales.

Gracias por tu calificación

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
25 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
Email