Se pueden aprender hábitos de estudio efectivos.

Estudiar más inteligentemente, para mejorar tu capacidad de retener mejor el material de lectura.

Estos hábitos incluyen: Abordar el estudio con la actitud correcta, elegir el ambiente adecuado, minimizar las distracciones, establecer un horario realista y emplear juegos de memoria, entre otros.

Los estudiantes se enfrentan a muchos problemas en sus vidas, y debido a todas las cosas que compiten por su atención, es difícil concentrarse en estudiar.

Sin embargo, si estás en la escuela o en la universidad, tienes que estudiar al menos un poco para progresar de año en año.

Estar en la mentalidad correcta es importante para estudiar más inteligente.

Este post te presentará algunos de los métodos de estudio más efectivos, que puedes implementar cuando estudias para tus exámenes o cuando estudias en la universidad.

Pomodoro plástico avisador 60 minutos precio 2,44€

Métodos de estudio eficaces

Lo primero que debes saber es que no es necesario que aprendas de memoria los contenidos que aprendes.

Hay trucos para estudiar mejor y más fácilmente.

Quizás sea mucho más inteligente que, aunque te cueste poco memorizar, te tomes el tiempo también de entender lo que estás estudiando.

De esa forma, si se te olvida parte de eso que has memorizado, podrás seguir el hilo por lo que has entendido.

Además, la memoria es traicionera.

Lo que aprendes hoy de memoria lo puedes olvidar mañana.

Sin embargo, lo que entiendes hoy cabalmente, no lo puedes olvidar tan fácilmente.

Por lo que es importante que hoy conozcas los métodos de estudio eficaces.

La clave para estudiar eficazmente no es abarrotar o estudiar más tiempo, sino estudiar más inteligente.

Puedes comenzar a estudiar más inteligente con algunos de estos sistemas de estudio eficaces, que los puedes convertir como hábitos de estudio.

¿Conoces las mejores técnicas de estudio? Te contamos cuáles son las más eficaces y con las que lograras destacar por sobre tus compañeros. Haz click para twittear

Técnica del pomodoro

Esta técnica, como tal, fue creada a principios de los años 90 por el empresario italiano Francesco Cirillo.

La técnica del pomodoro es tal vez uno de los métodos de estudio más sencillo de implementar, ya que solo necesitas tener a mano un temporizador.

Esta técnica es un método de administración del tiempo basado en tramos de 25 minutos de trabajo concentrado e interrumpido por descansos de 3 a 5 minutos y descansos de 15 a 30 minutos luego de completar cuatro períodos de trabajo.

El método está diseñado para superar las tendencias a posponer las cosas y para realizar múltiples tareas, ambos de los cuales afectan la productividad.

También para ayudar a los usuarios a desarrollar hábitos de estudio o trabajo más eficientes.

La administración eficaz del tiempo permite a las personas hacer más en menos tiempo, al tiempo que fomenta la sensación de logro y reduce el potencial de agotamiento.

Desde luego es uno de mis métodos de estudio favoritos que utilizo cuando requiero de mucha concentración.

De hecho, la he utilizado hoy realizando este artículo y la verdad que es muy efectivo.

Diseña y reescribe tus notas

La mayoría de la gente encuentra que mantener un formato de esquema estándar, ayuda a retener la información hasta sus componentes más básicos.

La conexión de conceptos similares en conjunto hace que sea más fácil recordar cuando llega el examen.

Por lo tanto, mientras se le da la bienvenida a copiar notas de otras personas o contornos, asegúrate de traducir esas notas y contornos en tus propias palabras y conceptos.

También puede ser útil, usar tantos sentidos como sea posible al estudiar.

Porque la información se conserva más fácilmente en las personas, cuando otros sentidos están involucrados.

Diseña y reescribe tus notas

Es por eso por lo que escribir notas, funciona en primer lugar, porque pones la información en palabras y términos que tú entiendes.

Decir las palabras en voz alta mientras copias las notas antes de un examen importante, puede ser un método para involucrar a otro sentido.

Utiliza juegos de memoria

Los juegos de memoria, o dispositivos mnemónicos, son métodos para recordar partes de información usando una simple asociación de palabras comunes.

La mayoría de las veces las personas juntan las palabras para formar una frase sin sentido que es fácil de recordar.

La primera letra de cada palabra puede entonces ser usada para representar algo más, la pieza de información que estás tratando de recordar.

El ejemplo mnemotécnico más común es “Cada buen chico merece diversión”.

Poniendo las primeras letras de cada palabra juntas CBCMD le da a un estudiante de música las cinco notas de la clave de sol.

La llave a tales dispositivos de la memoria es la nueva frase o la frase que subes tiene que ser más memorable y más fácil de recordar, que los términos o la información que estás intentando aprender.

Esto no funcionan para todos, así que, si no funcionan para ti, simplemente no los utilices.

Los dispositivos mnemotécnicos son útiles, porque usas más de tu cerebro para recordar imágenes visuales y activas que para recordar sólo una lista de elementos.

Usando más de tu cerebro significa mejor memoria.

¿Conoces el código mnemotécnico y cómo este puede ayudarte a estudiar? Te contamos como utilizarlo y sacarle el máximo provecho. Haz click para twittear

Practica solo o con amigos

Si tienes un hermano, un primo, tu madre o alguien de confianza a quien puedas explicarle lo que acabas de estudiar, esto hará que tu cerebro lo procese mucho más rápido y fácilmente.

Apréndete un tema y cuéntaselo a alguien.

En caso de que te de vergüenza o no tengas a quien contárselo, grábate con el móvil contando el tema.

Luego, compara lo que has dicho con lo que dicen tus apuntes.

Te sorprenderá lo rápido que eres capaz de procesar la información si la dices en voz alta a alguien que te escuche: sea otra persona, o seas tú mismo después de grabarte.

Estudia con un grupo

Algunas personas disfrutan revisando sus materiales con un grupo de amigos o compañeros de clase.

Estos grupos, funcionan mejor cuando se mantienen pequeños (4 o 5 personas), con personas de aptitud académica similar, y con personas que toman la misma clase.

Diferentes formatos funcionan para diferentes grupos.

Algunos grupos tienen gusto de trabajar a través de los capítulos juntos, interrogando uno a otro.

A otros les gusta comparar notas de clase y revisar los materiales de esa manera, asegurando que no hayan perdido puntos críticos.

Estos grupos de estudio pueden ser útiles para muchos estudiantes, aunque no para todos.

¿Cómo hay que estudiar?

Para que esos contenidos realmente tengan alguna finalidad en tu vida, deben ser procesados correctamente por tu cerebro.

Para eso hoy vamos a ver cómo puedes hacer que el contenido que aprendes en tu estudio, entre en tu interior y forme parte de ti, se quede en tu memoria.

¿Cómo hay que estudiar?

De esa forma, te harás un maestro en eso que estás estudiando, y no habrá quien te gane.

Te voy a contar como hay que estudiar para poder ser el mejor. Toma buena nota de cada uno de estos consejos, te serán muy útiles.

Organízate primero

Antes de sentarte a estudiar para un examen, debes tener claro qué temas tratará ese examen, que apuntes son los que debes estudiar y cuáles son los temas más fáciles y los más difíciles.

De esa forma, podrás tomar los primeros días para estudiar los temas más complicados, y dejar los últimos para los más fáciles de entender.

No dejes para última hora

Un error que con frecuencia las personas cometen con los momentos de estudio, es que esperan hasta el último día para estudiar.

Puede que algunos días les dé resultados positivos, pero con el paso del tiempo y el aumento de la dificultad de los cursos, pueden versen en apuros.

Además, es muy poco inteligente dejar para última hora el estudio de ese examen, ya que aumenta el estrés innecesariamente.

Elige tu propio método

Con los métodos que te he dado anteriormente, puedes probarlos todos para saber cuál es el más adecuado para ti y quedarte con el que sencillamente te vaya mejor.

Tu eres le que tienes que decidir que es mejor para ti.

Escoja un lugar adecuado

Mucha gente comete el error de estudiar en un lugar que realmente no es propicio para concentrarse.

Un lugar con un montón de distracciones no te dejará enfocarte en tu estudio.

Si intentas estudiar en tu dormitorio, por ejemplo, puedes encontrar el ordenador, la televisión o un compañero de cuarto más interesante que el material de lectura que estás tratando de leer.

La biblioteca, un rincón en un salón de estudiantes o sala de estudio, o una cafetería tranquila son buenos lugares para salir.

Asegúrate de elegir las zonas tranquilas en estos lugares, no las ruidosas, zonas centrales de reunión.

Y debe estar correctamente ordenado, con tus libros, rotuladores, y todo lo necesario para estudiar.

Lleva contigo solo lo que necesitas

Desafortunadamente, cuando encuentras un lugar ideal para estudiar, a veces las personas traen cosas que no necesitan.

Por ejemplo, si bien puede parecer ideal escribir notas en un ordenador, pero los ordenadores, son una poderosa distracción para muchas personas porque pueden hacer muchas cosas diferentes.

Jugar juegos, navegar por la Web, y responder mensajes de correo electrónico.

Son todas las distracciones maravillosas que no tienen nada que ver con el estudio.

Así que pregúntate si realmente necesitas un ordenador para tomar notas, o si puedes conformarte con el papel anticuado y lápiz.

Crea un ambiente correcto

Durante el tiempo que vas a estudiar, es importante que no te interrumpan.

Por eso, es importante que apagues el móvil, y que le digas a tu familia que procuren no molestarte a no ser que sea un caso de fuerza mayor.

Elimina todo tipo de distracción de tu alrededor.

De esa forma, podrás crear el ambiente correcto. Con música suave en caso de que seas capaz de estudiar con ella, etc.

Intervalos de tiempo

No vale que te pongas a estudiar y pretendas sacarlo todo de una sola vez.

No es posible que aprendas todo en una hora o dos seguidas a piñón. Recuerda lo que te conté de la técnica del pomodoro.

Debes hacer descansos para que el cerebro pueda asimilar la información.

Estudiar a intervalos de tiempo

Por eso, te recomendamos que, como mucho, por cada 40 minutos de estudio, te tomes unos minutos para reposar la mente. Hacer ejercicio, comer algo, etc.

Rellena primero lo que sepas mejor

Por último, aunque no sea un método de estudio es importante que sepas que, durante el examen, resulta mucho más efectivo hacer primero las preguntas que mejor te sabes.

Escribir primero todas ellas te da tiempo para refrescar la memoria con las otras preguntas, y en caso de que no se termine de refrescar, te hace tener una idea de la nota que podrás sacar con lo que sabes que está bien.

Entrena tu memoria para recordar lo que aprendes

A pesar de que la memoria te puede traicionar, la realidad es que tienes el poder de entrenarla para que recuerdes lo que quieras.

Hay algunos “trucos” que podemos seguir para convertirnos en elefantes en cuanto a la memoria.

Estos son algunos que puedes aplicar en tu rutina diaria:

Libro Productividad personal

Aliméntate bien

Aunque parezca una tontería y sea un consejo recurrente para cualquier problema, la realidad es que alimentarte bien no solamente te ayuda a no pasar hambre.

Si no alimentarte de forma equilibrada, le darás a tu organismo los nutrientes necesarios para alimentar tu memoria.

No olvides que, en gran medida, somos química. Por ello, comer alimentos ricos en antioxidantes hará que tu cerebro “dure” más.

La memoria no es una excepción en los beneficios que te aporta nutrirte de la forma correcta.

Haz ejercicio

Otro de los típicos tópicos de los consejos, parece que muchas veces va de la mano con el anterior ¿verdad? Y te has preguntado alguna vez ¿por qué será?

Realizar ejercicio de forma regular hace que tus células nerviosas se produzcan más rápidamente.

Esto crea unas neurotrofinas que te ayudan directamente a tener una mejor salud mental y a estar al máximo en lo que se refiere a recordar.

Algunos estudios han demostrado que hacer ejercicio puede provocar que alguien aprenda el doble de rápido y el doble de cosas que podrías aprender si no hicieras deporte.

¿Cómo afecta a tus estudios tu estado físico? Te contamos como hacer deporte ayudada a estudiar y sacar mejores notas. Haz click para twittear

Dormir bien

¿Otro más? Te estarás preguntando. El cerebro necesita reiniciarse para poder trabajar correctamente.

Por eso es sumamente importante que descanses bien cuando duermes.

Necesitas dormir entre 6 y 8 horas

¿Cómo financiar tus estudios?

Se que estudiar nunca a sido barato, por lo que el tema dinero cuando hablamos de estudiar es muy importante.

Sin entrar mucho en detalles me gustaria contarte cómo puedes financiar cómodamente tus estudios.

La manera más común es atraves de un crédito personal, puedes solicitarlo en una oficina bancaria o a través de Internet.

Si no conoces cuales son las ofertas en créditos personales puedes visitar nuestra sección dedicada a ellos.

Productividad personal consciente: Un viaje hacia el equilibrio interior

Y, para ir resumiendo…

Comienza por poner en práctica estos métodos de estudio.

Sin duda estos te ayudaran mucho a lo largo de tu vida de estudiante e incluso hasta después de que hayas terminado tu carrera.

Si los pones en práctica te ayudaran a aprender rápidamente cualquier cosa que necesites.

Espero que te sirvan y te puedan ayudar a conseguir mejores notas, pero lo más importante a aprender más.

¿Has puesto en práctica uno de estos métodos? ¿Cuál es tu manera de organizarte a la hora de estudiar?

Cuéntame tu opinión, me encantaría conocerla.

Si te ha gustado este artículo, ayúdame a difundirlo en tus redes sociales…

Foto: https://es.123rf.com/profile_citalliance

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
20 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
Email