Nuestros hábitos son, acciones que hacemos de manera repetida, a veces incluso sin darnos cuenta, y que influyen directamente en nuestros resultados.

Si tenemos buenos hábitos alimenticios, por ejemplo, disfrutaremos de una mejor salud y de más energía. Y, si también tenemos el hábito de hacer deporte, tendremos hábitos de vida saludable.

 

TODOS TENEMOS HÁBITOS, TANTO BUENOS COMO MALOS. NO ELIMINES TUS HÁBITOS… ¿TE GUSTARÍA TENER ALGUNOS MEJORES? TE ENSEÑAMOS CÓMO LOGRARLO


 

 

Nuestros hábitos nos pueden llevar al éxito o a la ruina, en función de cuáles sean. Por ejemplo, una persona que tiene el mal hábito de fumar, condiciona su vida de esa manera. Pero.. no elimines tus hábitos por ese motivo, solo tienes que trasformarlos.

Todos tenemos hábitos, tanto buenos como malos. Y se habla mucho de tener mejores hábitos. Algunos pensarán que esto puede ocurrir de un día para otro, implementar un hábito y ya está. Sin embargo, no es tan fácil como puede parecer.

NO ELIMINES TUS HÁBITOS

Muchas veces pensamos que, lo único que hay que hacer, para tener un hábito saludable, es incluirlo en nuestra vida. Sin embargo, la realidad es que, lo que debemos hacer, es sustituir un mal hábito por uno bueno.

Si, por ejemplo, queremos incorporar el hábito de comer bien, tendremos que sustituir el hábito de comer mal por ese. ¿Se entiende de forma sencilla, verdad que sí?

Pues ocurre así con la mayoría de los hábitos. En lugar de añadirlos o quitarlos, lo que debemos hacer es sustituirlos por otros. Esto es lo que vamos a ver en este artículo. Cómo puedes cambiar un hábito por otro.

Identifica tus malos hábitos

Está claro que, para que este artículo realmente tenga un efecto en ti, y pueda servirte para algo, debes identificar cuáles son esos hábitos que quieres eliminar. ¿Qué cosas de las que haces no te gustaría hacer o sabes que no te llevan por el buen camino?

Estamos seguros de que, al menos, puedes encontrar uno de estos malos hábitos. Eres humano, y puedes tener hábitos que no te gustan tanto, o que sabes que, si eliminases, serías mejor persona.

Busca esos malos hábitos que te han convertido en quién eres hoy, y escríbelos en una hoja para poder tenerlos claramente identificados.

Toma conciencia de tus malos hábitos

Para poder eliminar tus hábitos, necesitas tomar conciencia de que existen, en qué situaciones se manifiestan, etc. Es posible que tu mal hábito sea fumar, pero solamente cuando sales de fiesta y bebes.

Para tus malos hábitos, esos que apuntaste en la hoja, vamos a hacer las siguientes preguntas: ¿Cuándo haces eso que no te gusta? ¿Cuántas veces lo sueles hacer? ¿Dónde sueles estar cuando lo haces? ¿Quién está contigo? ¿Qué situación lo provoca?

NO ELIMINES TUS HÁBITOS | SER CONSECUENTES

Siguiendo con el ejemplo del tabaco, puede que solamente fumes cuando sales de fiesta, estando con tus amigos. Entonces, con esta información podemos responder a todas esas preguntas.

Cámbialo por uno bueno

Ahora que has identificado tus hábitos malos, y que sabes exactamente en qué momento se dan, qué situación los provoca, etc. Es hora de eliminar esos malos hábitos.

Pero ahora, cuentas con mucha más información de la que podías tener antes. Por ese motivo, vas a identificar cuáles son los desencadenantes de ese mal hábito: el estrés, estar con mucha gente, sentirte aburrido…

Una vez que conozcas qué desencadena ese mal hábito, puedes pensar en un buen hábito que pueda sustituir a ese. Por ejemplo, si tu mal hábito es comer muchas golosinas cuando tienes ansiedad, cámbialo por hacer ejercicio cuando tienes ansiedad, o comer alimentos sanos.

 

Mario Luna – Psicología del Éxito nos cuenta cómo cambiar de hábitos para controlar tu destino


Gracias por tu calificación
0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
WhatsApp