NO PAGO MI PRÉSTAMO

¿QUÉ PASA SI NO PAGO MI PRÉSTAMO?

  Debido a la situación económica que vivimos actualmente en España son muchas las familias que se ven obligadas a dejar de pagar los préstamos personales o hipotecarios, aunque en menor medida en comparación con el año pasado.

Pero muchas personas se preguntan: ¿Qué pasa si dejo de pagar mi préstamo?, ¿Qué pasa si dejo de pagar mi hipoteca?, ¿Qué consecuencias acarrea el incurrir en impago? Veamos qué es lo que sucede si dejamos de satisfacer las cuotas mensuales de nuestro préstamo o hipoteca.

Diferencias entre préstamo personal y préstamo hipotecario


Antes que nada vamos a distinguir y ver cuáles son las diferencias entre un préstamo personal y uno hipotecario a la hora de llegar al momento de un impago.

Préstamo hipotecario

En el caso de un préstamo hipotecario sobre una vivienda que incurre en impago, la entidad bancaria realizará mediante un juez la ejecución hipotecaria. Este proceso tiene un plazo de aproximadamente un año, en el que se puede abonar la deuda, (la cual será considerablemente mayor que al comienzo), y en el caso de que no se salde la deuda la vivienda pasará a ser subastada. Si en la subasta la venta de la vivienda no alcanza el importe adeudado con la entidad bancaria, usted se encontrará sin vivienda y aun con deudas. En este caso la entidad recurrirá o bien al embargo de sus otros bienes o a exigir el pago del restante de su deuda a sus avalistas, por lo que no es recomendable decir que no pago mi prestamo.

Préstamo Personal

En el caso de incurrir en impago en un préstamo personal y la cosa llega a juicio, la entidad bancaria embargará cualquier bien que disponga el tomador del préstamo (como pueden ser vivienda, coches, cuentas bancarias, ingresos de cualquier índoles, etc…) hasta satisfacer la deuda contraída. En el caso de que se haya dado un avalista a la hora de la contratación del préstamo, estos deberán hacer frente a la deuda ya que si no lo hacen el banco también podría llegar a embargarles sus propios bienes.

NO PAGO MI PRESTAMO | es peligroso no pagar un prestamo

NO PAGO MI PRESTAMO

Como hemos podido observar el dejar de pagar un préstamo ya sea personal o hipotecario acarrea serias consecuencias. Por eso es muy importante que dispongamos de un dinero guardado para poder hacer frente al pago de las cuotas y llegar a incurrir en ningún tipo de impagos en nuestros préstamos. Sin duda es una mejor opción, antes de incurrir en impagos en nuestros préstamos personales o hipotecarios, el solicitar un adelanto de la nómina o un micropréstamo (siempre que podamos hacerle frente al pago en un plazo de 30 días, sino estaríamos entrando en una espiral de deudas de la que se nos haría muy complicado salir).

Consejos útiles para no faltar al pago de un préstamo

Debemos intentar siempre que lo último que se quede sin pagar sea un préstamo, podemos prescindir de otro tipo de pagos en caso de problema económico, pero nunca de un préstamo. En el caso de que no sea una cosa puntual el que no podamos hacer frente a los pagos del préstamo, lo más inteligente es que acudamos a la entidad bancaria donde hemos solicitado el préstamo y negociemos algún tipo de solución.

NO PAGO MI PRESTAMO | La entidad financiera nos puede ofrecer diversas maneras de solucionar este percance: ampliando el plazo de amortización, reduciendo el tipo de interés o solicitando un periodo de carencia entre otros. Sin duda cualquiera de estas opciones es mucho más barato que dejar de pagar el préstamo, ya que sea una entidad bancaria, financiera o caja nos aplicará un interés de demora, los cuales son muy superiores a los originales. Por eso es muy importante que nos pongamos en contacto con la entidad bancaria antes de que se cumpla el plazo de vencimiento.


Gracias por tu calificación
3 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
WhatsApp