¿Te has encontrado alguna vez, sea en un trabajo, o en la vida en general, con una persona que siempre estaba muy ocupada, pero nunca llegaba a ningún sitio?

Este tipo de personas existen, y se encuentran por toda la sociedad.

De hecho, abundan. Existe un gran número de personas en la sociedad, que se pasan el día ocupados haciendo realmente nada.

De hecho, a este tipo de personas se las ha denominado ya los nuevos vagos de las empresas. Odian que les hagas perder el tiempo, porque tienen mucho que hacer, pero nunca sacan una tarea realmente importante.

Hoy vamos a hablar de este tipo de personas, y de por qué podemos dividirlas en dos grandes grupos.

Puede que veas a alguno de tus compañeros, o quien sabe a quién, reflejado en lo que vamos a hablar.

Pomodoro plástico avisador 60 minutos precio 2,44€

PERSONAS OCUPADAS E IMPRODUCTIVAS

Avances tecnológicos como el Whatsapp, nos han permitido estar mucho más conectados con nuestros seres queridos.

Pero a la vez, nos han dado la facilidad de estar conectados en cualquier sitio.

El trabajo a veces se convierte en uno de estos sitios. Y nos encontramos con que, cuando llega un mensaje al móvil de un trabajador, lo abre para leer qué pasó. Y luego, se queda esperando la respuesta…

En definitiva, el WhatsApp ha traído muchas ventajas a nuestra vida, pero en muchas oficinas lo que ha dejado es un montón de trabajadores que se pasan el día haciendo “algo”, pero sin ser productivos.

Las personas muy ocupadas y nada productivas

Existen muchas personas en el mundo que están muy ocupadas. Y también hay personas que fingen estar muy ocupadas, haciendo cosas muy importantes.

Las personas que fingen estar ocupadas son de las que vamos a hablar en el artículo de hoy. De los dos tipos de personas “muy ocupadas, pero nada productivas” que existen.

El que finge que trabaja

Con el paso de los años nos hemos dado cuenta muchos de que, el hecho de que alguien esté muy ocupado no significa que esté siendo muy productivo.

En muchas empresas contamos con la persona típica que se pasa el día de principio a final “trabajando”.

Pero, realmente, nadie sabe lo que hace delante del ordenador tantas horas sin sacar ningún tipo de trabajo adelante.

Luego es la persona que va retrasada en todos los proyectos porque no tiene tiempo para acabarlos, pero pasa horas sin trabajar.

Libro Productividad personal

El que trabaja mucho

Podemos encontrarnos también a personas poco productivas pero muy ocupadas, que realmente hagan cosas. Pasan el día haciendo cosas relacionadas con su trabajo.

No envían mensajes de texto a nadie. Sin embargo, se dedican a hacer tareas pequeñas que no les cuestan mucho. De esa forma, todo el mundo les ve que, efectivamente, están trabajando.

PERSONAS OCUPADAS E IMPRODUCTIVAS

Mientras tanto, las tareas realmente importantes y grandes, se van procrastinando para otro momento en que venga mejor. Por lo tanto, aunque trabajan mucho, este tipo de personas no son nada productivas tampoco.

Productividad personal consciente: Un viaje hacia el equilibrio interior

Resumen

Muchas veces, somos de este tipo de personas y no nos damos cuenta porque, para nosotros, psicológicamente, estamos sacando un montón de trabajo adelante. Sin embargo, casi nada de ese trabajo es importante realmente.

El psicólogo psicoanalista Erich Fromm sugirió que las personas desarrollan ciertos estilos de personalidad o estrategias con el fin de hacer frente a la ansiedad creada por los sentimientos de aislamiento. Fuente


Gracias por tu calificación
5 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
WhatsApp