PRÉSTAMO ENTRE PARTICULARES

PRÉSTAMO ENTRE PARTICULARES: ¿CÓMO SE DEBE HACER SEGÚN HACIENDA?

  De seguro a lo largo de nuestra vida hemos pedido dinero prestado o hemos prestado dinero a algún familiar o incluso a algún amigo. En el caso de que deseemos prestar el dinero o nos lo quieran prestar, podemos pensar que con nuestro dinero podemos hacer lo que queramos, que para eso trabajamos duro para conseguirlo. Pues bien, no es del todo cierto esta afirmación. Hacienda está siempre pendiente de este tipo de operaciones, y en ocasiones no le hacen mucha gracia. Por lo que si pensamos en prestar dinero a un familiar o a un amigo, lo mejor para cubrirnos las espaldas y no ser víctimas de Hacienda es dejar todo bien formalizado con relación al préstamo entre particulares.

Muchos piensan que un préstamo entre amigos o familiares es considerado en Hacienda como una donación. Esto es erróneo, además si fuese una donación la operación tributaria ante Hacienda y habría que pagar los correspondientes impuestos por el concepto de donación. Entonces, el préstamo es considerado por hacienda como una cesión de capitales propios a un tercero. Esta “cesión de capital propio a un tercero” tiene como objetivo final ser devuelta en el plazo pactado, mediante las cuotas estipuladas y, en caso de haberse fijado unos intereses, sumándole los intereses acordados.

Préstamo entre particulares una buena opción

PRÉSTAMO ENTRE PARTICULARES | Nadie nos obliga a cobrarle intereses a nuestros familiares o amigos al prestarles dinero, pero debe estar todo bien especificado para evitar malos entendidos con Hacienda. Por eso mismo es muy aconsejable que si vamos a efectuar un préstamo entre particulares efectuemos un contrato escrito. Si no existe un contrato, y la Administración decide investigar puede llegar a considerarlo una donación, obligándonos a pagar los impuestos correspondientes.

Además, el realizar un contrato escrito tiene más ventajas, ya que se considera un elemento vinculante si el pagador no cumple sus cuotas para realizar una reclamación judicial. No solo podemos reclamar de manera judicial la deuda, sino que en caso de que el prestatario o prestamista fallezcan se puede transferir en herencia.

Préstamo por tu coche

¿Cuáles son los pasos a seguir para que el contrato sea legal?

Debemos seguir dos pasos principales para legalizar el préstamo entre particulares: redactar el contrato y registrar el contrato de préstamo.

  1. Primero es redactar el contratoPréstamo entre personas

Podemos optar por realizar el contrato de manera privada, basándonos en los innumerables modelos que existen en internet o bien realizar el contrato en un notario, utilizando sus consejos y modelos de contrato. Sea como sea, el contrato debe llevar los siguientes apartados:


Fecha y lugar del contrato

Debemos especificar en el contrato la fecha a la que se firma y en donde, por norma general con poner el municipio es suficiente.

El importe del préstamo

En el contrato tiene que estar bien claro el importe total que se prestará, para que después no hayan malos entendidos ni problemas.

Los datos del prestatario y del prestamista (y en caso de que existieran, avalistas)

Los datos, tanto del prestamista como del prestatario, e incluso en caso de existir del avalista, tienen que ser lo más completos y claros posibles, ya que a la hora de registrarlo será necesario demostrar quienes son cada una de las partes.

El plazo de devolución y la cuantía ya sea pago completo o en cuotas

Debemos acordar con la otra parte implicada de qué manera, cuándo y cómo, se efectuaran los pagos y en caso de haber intereses de qué manera se pagaran. Lo más normal es que el prestatario realice los pagos mensualmente, aunque también podrían ser quincenalmente, trimestralmente, anuales o incluso hasta el pago total, sin fecha límite. No debemos de olvidarnos que debemos llegar a un acuerdo y que las fechas y los importes sean realistas y tengan en cuenta las posibilidades económicas reales del prestatario. 

Los intereses del préstamo

Este último paso es indispensable indicarlo bien específico en el contrato, y en el caso de que no queramos cobrar intereses a nuestro amigo o familiar debemos especificar que los intereses son del 0%. Si no lo realizamos así, hacienda podría suponer que el prestamista recibirá una contraprestación y por lo tanto aplicarle un 3%, el gravamen al interés legal del dinero en 2016.

  1. Por último debemos registrar el contrato y liquidar el ITP

Una vez redactado el contrato debemos registrarlo y liquidar el ITP o Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en la oficina que nos corresponda geográficamente. Que tengamos que liquidar el ITP no quiere decir que tengamos que pagar un impuesto por realizar un préstamo entre particulares, pero si debemos presentar la documentación estipulada adjuntando un modelo 600, pero de manera gratuita.

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

PRÉSTAMO ENTRE PARTICULARES | Siguiendo estos pasos podemos estar seguros de que Hacienda no nos coja con una irregularidad y tengamos que hacer frente a una multa. Ya que lo haremos, casi seguro, como un favor a algún amigo o familiar, que menos que hacer las cosas bien para no meternos en problemas y pagos de multas. Sin duda, el hacer las cosas lo más legales posible a la larga siempre es más barato, por eso a la hora de hacer un préstamo entre particulares tenemos que tener cuidado.


Gracias por tu calificación
3 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
WhatsApp