presupuesto familiar

ERRORES AL ELABORAR UN PRESUPUESTO FAMILIAR

  En Creditoagil.es constantemente te insistimos en la importancia de elaborar un presupuesto familiar para llevar al día las cuentas de la familia, poder ahorrar tanto para imprevistos como para gastos que debes o quieres hacer, y no entrar en números rojos, sino al contrario. Nos encanta ver como muchos de nuestros usuarios han mejorado sus finanzas gracias a seguir nuestros consejos sobre la elaboración del presupuesto familiar.

Sin embargo, hemos notado algunos errores comunes que suelen cometer las personas cuando se embarcan por primera vez en un presupuesto para llevar sus cuentas mensuales y anuales.


PRESUPUESTO FAMILIAR


Por eso, hoy en Creditoagil.es queremos mostrarte cuáles son algunos de esos errores más comunes para que no los cometas, y puedas desde el principio comenzar a hacer tu propio presupuesto correctamente y de forma exitosa. Siguiendo estos consejos de lo que no debes hacer, estamos seguros de que te sumarás a las personas que ya disfrutan de una vida económica mejor gracias a su presupuesto.

No planificar

La parte más crucial del presupuesto es la planificación. Es el motivo de su existencia y la razón que provoca que sea una excelente opción para llevar nuestras cuentascomo planificar nuestros gastos correctamente.

Por eso, si haces un presupuesto lo primero que debes hacer es planificar, de forma realista, cuánto dinero gastas cada mes en cada uno de los gastos fijos y variables que tienes. Por ejemplo:

Gastos fijos

  • ¿Cuánto gasto en el alquiler o la hipoteca de mi casa?
    ¿Qué deudas de préstamos o letras estoy pagando de forma fija cada mes?

Gastos que pueden variar cada mes

  • ¿Cuánto gasto normalmente en gasolina o medios de transporte?
    ¿Cuánto gasto en la compra cada mes aproximadamente?

Gastos anuales

Una vez que ya sabemos cuáles son nuestros gastos fijos y variables, aunque los variables puedan fluctuar un poco (iremos ajustando el presupuesto con el tiempo), podemos empezar a ver qué gastos no pagamos cada mes pero sí cada año o dos veces al año. Por ejemplo:

  • ¿Cuánto me cuesta el seguro de hogar cada año?
    ¿Cuánto me cuesta el coche cada año? (Seguro, rodaje, ITV, aceite,…)

Una vez que sabes que por ejemplo el seguro de hogar te cuesta 120€ anuales, cada mes resultará en un gasto de 10€. De ese modo, al llegar el día de pago del seguro, al haberlo ido guardando mes a mes, tendrás el dinero y no resultará un problema ese mes.

Como puedes ver, la planificación es esencial, porque si no la hacemos, de poco nos sirve tener un presupuesto. Además de esos gastos, puedes sumar vacaciones, viajes, ropa, regalos… Haciéndolo así y guardando cada mes la parte correspondiente, no habrá “cuestas de enero” ni meses en que “se te juntan todos los pagos”. ¡Qué alivio! ¿Verdad?

Planificar mal

Por otro lado se encuentran las personas que han comenzado a hacer su presupuesto y han planificado, pero lo han hecho de forma errónea. Es importante que si cada mes sabemos que gastamos 300 euros en comida, no pongamos una cantidad errónea en el presupuesto. Si queremos reducir ese gasto, podemos hacerlo pero siempre de forma realista. Imagina que pusieses 100 euros en el presupuesto para comida. ¿Serías capaz de reducir tanto la cantidad? Posiblemente no, o al menos no de repente.

Ser realista

Por eso es de vital importancia que cuando hagamos el presupuesto seamos realistas. Y es posible que una vez terminemos de ver cuántos gastos tenemos, nos demos cuenta de que con lo que ganamos no nos alcanza o nos llega muy justo. Esto pasa mucho, pero ahí tenemos dos opciones: ajustarnos el cinturón en algunos gastos menos importantes o buscar una forma de elevar los ingresos.

Ser excesivamente rígido

Un presupuesto familiar debe ser el pilar fundamental de la economía, de forma que si se terminó el dinero por ejemplo para ropa, no se compre más ropa o se reste del gasto de otros meses. Sin embargo, no podemos ser rígidos al 100%. Si a día 15 ya nos gastamos todo lo presupuestado para comida y necesitamos más comida, no podemos esperar al mes siguiente ni restarlo del gasto del mes siguiente. Lo que debemos hacer es examinar por qué hemos gastado esa cantidad y en caso de que sea por una razón de peso, modificar el presupuesto para ajustarlo a la realidad.

Pasar por alto los gastos pequeños

Cuando estamos haciendo un presupuesto familiar, es necesario saber cuándo hacemos gastos, por pequeños que sean, para poder tener la realidad sobre la mesa. Si cada día gastamos 4 euros en cafés, vueltas, etc. Al mes serían 120 euros que, de no apuntarlos, no sabremos adonde se fueron. 120€ en muchas casas puede representar un porcentaje bastante importante de los ingresos. Por lo tanto, por tonta que te parezca la cantidad que estás gastando, anótala o guarda el ticket para apuntarla en el seguimiento semanal o diario (depende de cómo lo quieras hacer).

No hacer el seguimiento

Como hemos dicho, hacer el seguimiento por pequeña que sea la cantidad es fundamental. De esa forma muchas familias se han dado cuenta de que en chocolatinas y cafés de 1€ se les iba una gran cantidad de dinero mensual, que han podido reconducir y ahora pueden ir de vacaciones con más de 1.000€ al año ahorrados gracias a suprimir esos gastos o tenerlos controlados.

Debemos hacer seguimiento de forma diaria si tenemos muchos gastos diarios, o semanal. Pongamos el ejemplo del seguimiento semanal.

Cada semana guardaremos todos los tickets de todas las compras que hagamos, y en caso de que no haya un ticket por el motivo que sea, apuntaremos la cantidad en un lugar que no perdamos. Una vez a la semana, abriremos nuestra hoja de presupuesto y apuntaremos todos esos gastos en el apartado correspondiente (gasolina, hogar, compra, ocio, ropa…).

Si no hacemos un seguimiento exhaustivo diario, semanal o si nos ponemos muy apurados, mensual; no servirá de nada haber hecho nuestro presupuesto.

Ayuda economica familiar


PRESUPUESTO FAMILIAR OPTIMIZADO

Esperamos que te haya ayudado este artículo sobre los errores más comunes a la hora de elaborar un presupuesto familiar. A partir de ahora podrás suprimir estos errores en caso de que estuvieses cometiendo alguno, y realizar un presupuesto elaborado de forma correcta y que realmente te ayude a llevar una vida económica saludable.

¿QUÉ DEBO PREGUNTAR ANTES DE PEDIR UN PRÉSTAMO PERSONAL?

Recuerda que para cualquier apuro económico que se salga de tu presupuesto, estamos a tu disposición las 24 horas del día, en nuestro comparador de créditos y en nuestra aplicación para móviles. Solo tendrás que comparar y solicitar el préstamo que más se ajuste a ti para tener el dinero en tu cuenta en minutos.


 

Gracias por tu calificación
0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
WhatsApp