Requisitos Créditos online

¿Cuáles son los requisitos?

Los requisitos principales para de los créditos rápidos online son los siguientes:

  • Ser mayor de edad
  • Ser residente en España
  • Tener ingresos regulares suficientes para pagar el préstamo (no es necesario disponer de nómina, con una prestación por desempleo o una pensión, o cualquier otro tipo de ingreso regular y demostrable que tengamos, será suficiente.)
  • Tener una cuenta bancaria activa y a nuestro nombre.
  • No estar inscritos en la lista de morosos (ASNEF o RAI).
  • Tener un correo electrónico o teléfono donde la empresa se pueda poner en contacto con nosotros e incluso más importante, enviarnos el contrato.

Como ves estos requisitos son muy sencillos, y casi cualquier persona puede cumplirlos todos sin demasiadas complicaciones.

Por lo tanto, obtener un de estos es una de las mejores opciones debido a su rapidez y a las grandes posibilidades que tenemos de que nos lo acepten.

¿Cuánto tarda en llegar el dinero a mi cuenta?

Como hemos dicho antes, esto dependerá sobre todo de si el prestamista que hayas elegido para solicitar el dinero trabaja con tu banco.

En caso de que la entidad con la que trabaja el prestamista y la tuya coincidan, tendrás el dinero de forma instantánea.

Si no es así, la transferencia puede tardar en aparecer en tu cuenta hasta 48 horas.

¿Puedo solicitar un crédito rápido si no tengo nómina ni aval?

Gracias a la evolución que ha sufrido el mercado financiero, ya es posible que solicitemos un crédito rápido y lo tengamos en nuestra cuenta en cuestión de minutos, pero es que además en muchos casos ya no es necesario que dispongamos ni de un aval ni de nómina.

Para las personas que no tienen nómina, sin embargo, sí que es necesario que dispongan de una fuente de ingresos regulares que puedan ser demostrables. Algunos de los ejemplos de ingresos que pueden tener son estos:

  • Prestación por desempleo: Las personas que están en el paro también pueden solicitar financiación rápida, ya que tienen un ingreso mensual constante.
  • Pensión: Los pensionistas disponen de un ingreso periódico fijo, por lo que también son clientes que tienen ventajas a la hora de adquirir un préstamo rápido online.
  • El cobro de un alquiler: Si tenemos una vivienda en alquiler y los pagos de esta están hechos de forma que sean demostrables, también podremos optar a un crédito rápido.
  • Subvención: Si cobramos alguna ayuda regular del Estado también podremos optar a uno de estos productos de financiación urgente, siempre y cuando la cantidad de la ayuda sea suficiente para devolver el crédito.

¿Qué pasa si no pago el crédito rápido?

Si no devolvemos un préstamo rápido a tiempo, las entidades nos podrán sancionar por la demora.

Estas son las penalizaciones más frecuentes en los casos en los que no se haya solicitado con antelación una prórroga del préstamo:

  1. Reclamación de cuotas impagadas: los prestamistas nos cobrarán una cuota por cada reclamación de pago de la deuda, y se sumará a los intereses devengados del préstamo en sí.
  2. Intereses de demora: estos estarán reflejados en el contrato. Dependen de cada prestamista y del plazo de tiempo del crédito. Cada prestamista determina qué cantidad cobrará en función de sus términos y condiciones.
  3. Inscripción en ASNEF: si el impago se prolonga, lo más probable es que la empresa prestamista nos incluya en un fichero de morosos como el ASNEF, siendo luego mucho más difícil salir, ya que ningún prestamista concede crédito a alguien que se encuentre en ASNEF por tener una deuda con otro prestamista.
  4. Pasar nuestro caso a una empresa de cobros.
  5. Reclamación judicial del pago de la deuda: como último recurso, la entidad puede denunciarnos para que reembolsemos los préstamos. Si perdemos el juicio, deberemos pagar la deuda, los intereses, las cuotas de demora y además los costes judiciales de la denuncia.

Los créditos rápidos son una de las mejores opciones para conseguir liquidez extra en un momento determinado, pero no debemos olvidar que si lo solicitamos tendremos que devolverlo. Si hemos solicitado ya un crédito y creemos que no vamos a poder devolverlo en el plazo acordado, lo mejor es que negociemos con el prestamista una prórroga, antes de entrar en todas estas consecuencias tan desagradables que hemos mencionado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies