Siempre hablamos de que emprender es genial. Hablamos de que ser tu propio jefe es lo mejor que puedes vivir.

Esto está muy bien. Sin embargo, debemos ser conscientes de que emprender no es algo que esté hecho para todo el mundo. No todo el mundo tiene las cualidades que se necesitan para ser emprendedor.

 

La solicitud de crédito es 100% online. Incluyendo la firma del contrato que se hace de forma electrónica, por lo que no es necesario imprimir ningún documento.


Préstamo personal para emprender

HABLAMOS MUCHO DE LO MARAVILLOSO QUE ES EMPRENDER, PERO MUY POCO DE QUE NO TODOS SOMOS EMPRENDEDORES O ESTAMOS HECHOS PARA EMPRENDER… ¿Cómo SABER SI EMPRENDER?


 

 

Decimos que ser el dueño de tu propio tiempo es maravilloso y que todos deberíamos poder experimentarlo alguna vez. Por eso, hoy queremos hablarte de 6 puntos que te ayudaran a saber si emprender realmente no es para ti. Atiende para que puedas ver cuáles son las señales que te dicen: mejor haz otra cosa.

SABER SI EMPRENDER

No sería justo que muchas personas se lanzasen a emprender si realmente no están hechos para eso o no están dispuestos a hacer todo lo que es necesario para tener éxito emprendiendo. Solo perderán su tiempo.

Si ves que estas siete señales te están diciendo: somos todas tuyas. Simplemente, abandona la idea de emprender. No es para ti.

Si notas que las cualidades que vamos a ver a continuación son todas tuyas tienes dos opciones: cambiarlas o simplemente desistir en tus intentos de emprender. Desde luego, siendo todo esto el emprendimiento no es lo tuyo.

6 puntos que te dicen: no emprendas

Si cumples con los 6 puntos que vamos a ver a continuación, de verdad te decimos que es mejor que no te lances a emprender. Solamente perderás tu tiempo y probablemente también pierdas algo de dinero.

Vamos a ver cuáles son y, como hemos dicho, o cambias tu forma de ser en estos aspectos, o mejor sigue trabajando para tu jefe. Probablemente te vaya mucho mejor así que lanzándote a hacer algo por tu propia cuenta.

Te gusta seguir ordenes

Si eres una persona a la que le gusta seguir las ordenes de una persona que esté por encima, probablemente debas plantearte si ser emprendedor es lo tuyo. Cuando emprendes, no hay nadie que te diga: tienes que hacer esto para mañana a las 8.

Esto es algo que debes pensarte muy bien, porque no es nada agradable no seguir ordenes cuando estás hecho para eso. Realmente te decimos que si eres alguien que no sabe vivir sin seguir ordenes, no te pongas a emprender.

No eres capaz de trabajar por tus propios sueños

Saber si emprender es fácil cuando piensas si eres incapaz de trabajar por tus propios sueños, quizás debas pensarte si eres una persona hecha para emprender. Desde luego, debemos tener muy presente esto. A veces somos capaces de madrugar y hacer cosas imposibles por el sueño de nuestro jefe.

Pero luego, cuando se trata de trabajar por nuestros propios sueños, no somos capaces de hacerlo. Necesitas ser muy consciente de que, si emprendes, tendrás que trabajar para ti mismo.

No te gusta trabajar duro

Si eres una persona a la que no le gusta trabajar duro, de verdad es mejor que sigas trabajando para tu jefe. Cuando emprendemos, por lo menos al principio, es uno de los momentos de nuestras vidas en que más trabajamos.

Esto unido a que no tenemos quien nos diga lo que tenemos que hacer, puede volverse algo muy difícil. Debemos trabajar duro y encima solo nosotros nos decimos cuándo parar y qué tenemos que hacer.

SABER SI EMPRENDER | AUMENTAR MI ENFOQUE CADA DÍA

Por eso, si no te gusta trabajar duro, lo mejor es que sigas trabajando para otra persona. Quizás trabajes igual de duro, pero será más fácil porque otro te dirá lo que tienes que hacer y en el tiempo que debes hacerlo.

Piensas que el mundo es perfecto así

Si piensas que el mundo tal y como está, está bien, probablemente debas seguir trabajando para tu jefe. Cuando decidimos emprender siempre hay algo de querer cambiar las cosas detrás.

Si piensas que el mundo está genial así, es mejor que siga así, por eso, es mejor que tú sigas en la misma situación en la que te encuentras ahora mismo: trabajando para otra persona.

Piensas solamente en el dinero

Emprender para ganar algo más de dinero de lo que ganas en tu trabajo, está bien. Sin embargo, si el único motor que te va a hacer emprender es ganar más dinero, probablemente debas seguir donde estás, o buscar un trabajo en el que te paguen más.

Si no hay ninguna otra motivación detrás de tus ganas de emprender, es probable que, cuando veas la realidad: al principio no ganas un duro, te eches atrás. Así que lo mejor es que busques otra motivación: tener más tiempo, tener más libertad, tener algo tuyo…

No te gustan los altibajos emocionales

Si no te gusta sentir altibajos emocionales, lo mejor es que sigas en la estabilidad que te da cobrar un sueldo cada mes, hagas lo que hagas.

Cuando emprendemos, nos sometemos a mucha presión emocional. Habrá muchas noches en las que no puedas dormir por la cantidad de cosas que tengas en la cabeza. Habrá días que estés muy motivado y contento, y otros días en los que te sientas desgraciado.

Por lo tanto, si no te gustan estos altibajos emocionales, es mejor que te quedes tranquilo en tu situación actual. Esperamos que la pregunta… ¿Cómo saber si emprender? Te aya quedado clara, sino mira este vídeo…

 

¿Cómo saber si estoy preparado para emprender?… Por Viri Pérez Frías


Gracias por tu calificación

El libro Emprende en Internet

0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
WhatsApp