Es muy común que, cuando vas a solicitar un préstamo, la entidad bancaria te diga que necesitas contratar un seguro de vida.

Generalmente, las entidades, te dan la opción de contratar el seguro, obteniendo un beneficio en los intereses del préstamo (intereses más bajos).

O no contratar el seguro, y pagar el máximo posible por el préstamo en lo que se refiere a intereses.

Con frecuencia las entidades prestamistas o bancarias nos ofrecen la contratación de seguro de vida por un préstamo

Solicitar un préstamo personal

¿Es obligatorio aceptarlo?

El seguro de vida por un préstamo es para cubrir en caso de que te ocurra algo, el importe del préstamo.

Por lo general, las personas aceptan el seguro si lo necesitan, porque hace que el préstamo sea más barato.

Sin embargo, hay algunas trampas que se nos pueden presentar y que pueden hacernos contratar productos que no necesitamos.

¿Quieres saber cuáles son estas trampas?

Veamos a continuación algunos casos particulares de personas reales, que nos han dado su testimonio anónimo para este artículo.

Seguro de vida por un préstamo

Lo primero que debemos saber es que, según la ley, contratar un seguro de vida para un préstamo personal, no es obligatorio.

Por lo tanto, si nuestra entidad nos dice que el seguro que nos quieren vender es obligatorio, debemos estar alerta.

Por otro lado, también debemos saber que, es aconsejable tener un seguro de vida si tenemos un préstamo.

Si no lo tenemos, y nos ocurre una fatalidad, podemos vernos envueltos en un problema con el préstamo.

Pero, en todo caso, el seguro lo podremos contratar con cualquier correduría de seguros, y no tiene que ser con el banco en cuestión o la entidad prestamista.

Nosotros somos quienes decidimos con quién contrataremos nuestro seguro.

Banner 728x90

Los casos de algunos usuarios al solicitar un préstamo

La experiencia de las cosas que han ocurrido en los últimos años con la banca, nos advierte de que, debemos tener mucho cuidado con las cosas que creemos a nuestro “amigo el del banco”.

No está de más informarnos sobre las condiciones de los productos que nos ofrecen, y las leyes que nos amparan para no caer en problemas graves.

Hoy queremos mostrarte los casos de 2 usuarios que solicitaron préstamos a su banco, y que nos han contado sus experiencias para que estemos al acecho. Veamos qué nos han contado.

Un seguro que encarecía el préstamo

Como hemos dicho, es muy normal que las entidades nos ofrezcan contratar un seguro de vida para mejorar las condiciones de nuestro préstamo. Veamos qué le ocurrió a este usuario:

“Solicité un préstamo de 5.000€ y la entidad me ofreció un seguro de vida para mejorar los intereses de mi préstamo personal. Pensé que sería buena idea aceptarlo, pero, como soy muy precavido, hice cuentas.

Después de mirar cuánto me saldría finalmente el préstamo con el seguro, y cuánto costaría sin seguro, me di cuenta de que, con el seguro, sería más caro. Por eso, decidí contratar mi seguro de vida con una compañía de seguros y no aceptar el “beneficio” de contratar el seguro con la entidad.”

Un préstamo personal con un seguro de vida “obligatorio”

En el caso anterior, veíamos como un usuario rechazaba la “rebaja” del préstamo a cambio del seguro porque no le resultaba rentable.

Pero a veces, algunas entidades bancarias han ido más allá:

“Soy una chica joven. Mi entidad bancaria, por supuesto, lo sabe. Solicité un préstamo rápido a mi propia entidad y, durante la solicitud, vi la opción de contratar un seguro de vida. Como no me interesaba, no lo contraté y seguí adelante con mi solicitud.

Como sé que, una vez firmado un contrato, no hay vuelta atrás, leí el contrato de mi préstamo personal rápido. Todo me pareció correcto y lo solicité online. El dinero se ingresó en mi cuenta enseguida.

Al día siguiente, mi oficina del banco me llamó por teléfono para un asunto “urgente”. Tenía que ir, ese mismo día o al día siguiente a la oficina. Tenía que firmar un seguro de vida “obligatorio” por el préstamo que ya me habían dado. No me ofrecían ninguna rebaja del préstamo, es más, tenía que pagar más por contratar el seguro.

Después de decirle varias veces a la señorita, que yo había leído el contrato y decía que no había ningún seguro obligatorio, ella seguía insistiendo en que sí era obligatorio. Finalmente, se cansó y me dijo que me llamaría el director de la oficina. No me llamó nadie más.“

La solicitud de crédito es 100% online. Incluyendo la firma del contrato que se hace de forma electrónica, por lo que no es necesario imprimir ningún documento.


Resumen

En conclusión, a este artículo, podemos decir varias cosas.

La primera de ellas, es que debemos saber que, contratar un seguro de vida por un préstamo no es obligatorio para solicitar un préstamo.

Ni siquiera en el caso de una hipoteca.

SEGURO DE VIDA POR UN PRÉSTAMO

En segundo lugar, debemos saber que, de querer un seguro de vida, podemos contratarlo con una entidad de seguros, y no con el banco ni la entidad financiera del préstamo.

Y por último, hemos extraído dos lecciones muy valiosas: primero, debemos leer concienzudamente el contrato de cualquier préstamo para asegurarnos de no caer en las “trampas” de algunas entidades bancarias que nos intentan vender sus productos por activa y por pasiva.

Y, en segundo lugar que, si queremos aceptar el seguro del banco, deberíamos hacer cuentas para asegurarnos de que, realmente, será rentable contratar ese seguro con la entidad bancaria.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
4 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
Email