La autodisciplina es la disciplina que una persona se impone a si misma de forma voluntaria.

Se dice que, en ocasiones, dependiendo de lo que estemos haciendo, es más importante ser auto disciplinado que ser inteligente.

Y es que, si no tenemos auto disciplina, por mucha inteligencia que tengamos, no haremos lo que tenemos que hacer.

La autodisciplina es la habilidad de imponernos a nosotros mismos la disciplina de forma voluntaria.

Sin ella, es muy difícil que triunfemos en cualquier aspecto de nuestra vida. Ser autodisciplinado es vital.

Pomodoro plástico avisador 60 minutos precio 2,44€

¿Cómo lograr ser disciplinado?

Autodisciplina, esto significa que se trata de la disciplina que tú mismo te impones sin que nadie te diga lo que tienes que hacer.

Para alcanzar el éxito en una determinada materia, para ser excelente en cualquier cosa, es necesario ser autodisciplinado.

Y… ¿cómo podemos ser auto disciplinados? ¿Se trata de una habilidad con la que se nace?

Para conseguir tener autodisciplina tenemos que entrenarla ya que no es algo con lo que las personas nazcamos.

Por eso, es importante que nos esforcemos por disciplinarnos a nosotros mismos.

La importancia de la autodiciplina en los negocios

Si vamos a montar un negocio, queremos emprender, es importante que adquiramos autodisciplina. ¿Por qué?…

Porque sin ella resulta muy complicado alcanzar el éxito en cualquier materia.

Por mucho talento que tengamos en algún aspecto, una persona que tenga autodisciplina para entrenarse en ese punto, podrá superarnos.

Por eso, resulta tan importante ser auto disciplinados.

Pero… ¿cómo podemos ser auto disciplinados?

Entrenando nuestra propia disciplina. Esto no es algo que nazca con nosotros, y por eso debemos entrenarlo.

Veamos cómo podemos hacerlo.

Entrenar nuestra autodisciplina en 5 pasos

Entrenar tu autodisciplina es algo que deberías hacer todos y cada uno los días de tu vida.

Hoy vamos a ver 5 puntos que, si los aplicas, te harán ser más auto disciplinado.

No te pierdas lo que viene a continuación porque vamos a ver cuáles son los pasos que debes seguir para convertirte en esa persona auto disciplinada, y tener éxito en lo que te propongas.

Libro Productividad personal

Sé disciplinado hasta en lo mínimo

Ser una persona auto disciplinada en cosas grandes puede ser más complicado.

Sin embargo, si nos acostumbramos a serlo con las cosas más insignificantes, será mucho más fácil para nosotros.

Algo muy pequeño e insignificante pero que tiene muy buenos resultados es ser auto disciplinado en el zapato que nos ponemos primero.

Fíjate en cuál es el primer zapato que te pones cada día. Empieza a ponerte primero el otro todos los días.

Si por ejemplo te pones siempre primero el derecho, empieza a ponerte primero el izquierdo.

Y, si algún día te equivocas y te das cuenta, te los quitas y te vuelves a poner los dos empezando por el izquierdo.

Puede parecer ridículo, pero esto ayuda a tu mente a ver lo que es la disciplina.

Empezando por cosas tan, aparentemente, ridículas, podrás conseguir tener disciplina en cosas mucho mayores.

Pon metas acorde a tus capacidades

No sirve de nada ser muy auto disciplinado cuando nos ponemos metas que no son de nuestro tamaño.

Si nos ponemos metas demasiado grandes, sabremos que no seremos capaz de alcanzarlas.

Esto hará que no nos esforcemos, ser autodisciplinado nos ayuda a controlar nuestras metas.

Si nos ponemos metas demasiado pequeñas, no necesitaremos esforzarnos.

Esto tampoco ayudará a nuestra autodisciplina a entrenarse.

Por eso, elegir ponernos metas acordes a nuestras posibilidades es lo mejor que podemos hacer.

Comienza a calcular adecuadamente de qué tamaño deben ser tus metas para que realmente sean metas del tamaño adecuado: ni muy grandes (imposibles) ni muy pequeñas (sumamente fáciles).

Trabaja inteligentemente

Aunque te pienses que debes trabajar duro para conseguir lo que te propones, esto no es así en absoluto.

No necesitas trabajar duro para alcanzar absolutamente nada.

Ese tiempo en que las cosas eran de ese modo, ya pasó.

No se trata de trabajar más tiempo, tampoco se trata de trabajar con más esfuerzo.

Se trata de trabajar más inteligentemente. Nada más que eso.

SER AUTODISCIPLINADO

Trabajar inteligentemente siempre le ha ganado y siempre le ganará al trabajo duro.

Y si no crees que sea así, piensa en el tiempo que ahorró el señor que inventó la rueda, mientras los demás estaban trabajando muy duro.

Enfócate en lo adecuado

Ser autodisciplinado es muy importante.

Cuando tenemos que llegar a obtener un resultado, no sirve de nada que estemos enfocados en muchas cosas a la vez.

Esto solo hace que se le reste importancia a lo que es realmente importante: llegar al resultado.

Por eso, céntrate en qué es lo que quieres conseguir.

Trabaja inteligentemente para conseguirlo.

Y, mientras estés centrado en ese objetivo, desenfoca el resto de “objetivos”.

Enfoca en una sola cosa a la vez. Desenfoca todas las demás.

Productividad personal consciente: Un viaje hacia el equilibrio interior

Ten claro el motivo

Para poder ser auto disciplinado en lo que sea, necesitas saber por qué quieres serlo.

Para esto como para cualquier cosa, si no conoces el motivo por el que lo quieres lograr, no conseguirás llegar a lograrlo.

Por eso, es importante que te centres en el objetivo y que pienses en por qué quieres alcanzarlo.

No podrás lograr llegar al final si no sabes por qué te diriges hacia ahí.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
5 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
Email