UN MAL EMPLEADO

Home / Blog / UN MAL EMPLEADO
UN MAL EMPLEADO

Si trabajas para otra persona, no te engañes. No siempre el malo se encuentra en el lado que paga, un mal empleado es posible.

Hoy queremos hablarte de las características que convierten a un empleado en un mal empleado. ¿Por qué lo hacemos? ¿Queremos meternos contigo en caso de que cumplas con estas características? No.

 

SER UN MAL EMPLEADO ES POSIBLE. POR ESO, HOY QUEREMOS SEÑALARTE ALGUNAS CARÁCTERÍSTICAS DE LOS MALOS EMPLEADOS, CON EL FIN DE QUE NO LAS CUMPLAS


 

 

solicitar una tarjeta de crédito

Este artículo está hecho para que veas las cosas que definen a un mal empleado. Y, en caso de que cumplas con alguna y quieras hacerlo, cambies tu actitud. Porque de esa forma, no solo se verá beneficiado tu jefe, sino tú también.

No cabe duda de que ser un “mal…” lo que sea, es algo muy desagradable. No solo para quienes están a nuestro alrededor y nos tienen que soportar, sino también para nosotros. A veces, más a menudo de lo que crees, el “malo” puede estar en el lado que recibe el dinero cada mes.

UN MAL EMPLEADO

El fin de este artículo es que, si por la razón que sea, cumples con alguno de estos requisitos, hagas lo posible por dejar de hacerlo. De esta forma, serás mucho más feliz en tu trabajo. Tus compañeros te respetarán y tu jefe querrá que sigas trabajando para él.

Estamos convencidos de que, si dejas de ser de esta forma, en caso de que lo seas, tendrás muchas más ventajas de las que tienes ahora mismo.

Por eso, si cumples con los puntos que vamos a ver ahora, no te enfades ni te preocupes. Todos tenemos nuestros defectos. Simplemente, haz un esfuerzo por cambiar para dejar de tener estos hábitos.

Solicita el crédito más rápido de Internet, minicredito urgente hasta 750€


COMPARADOR DE TARJETAS DE CRÉDITO | Compara tarjetas ahora

Características de un mal empleado

Parece que vayamos a regañarte si cumples con alguna de estas características. No se trata de eso. Se trata de que leas estos puntos y te hagas un auto análisis. De ese modo, podrás saber si estás cayendo en alguno de estos malos hábitos.

De ser así, no es necesario que te preocupes ni que te sientas mal. Como dijimos en el punto anterior, lo único que hace falta es que pongas de tu parte para solucionar esta situación.

Veamos entonces, sin más dilación, cuáles son las características que tienen los “malos empleados” en la mayoría de los casos:

Son impuntuales

Cuando tenemos un horario de trabajo, tenemos que respetar ese horario. Claro que a nadie que le gusta que otro imponga su horario. Pero, si no quieres que otro te diga a qué hora debes empezar a trabajar, emprende.

Por el momento, si trabajas para otra persona, necesitas atenerte a sus normas. El horario es una de ellas. Llega a tiempo al trabajo porque si no estarás dando una imagen horrible.

Siempre tienen una excusa

Siguiendo con el ejemplo de llegar tarde, el mal empleado que siempre llega tarde, también tiene siempre una excusa para hacerlo. Cuando no es que el niño no se despertaba, es que había tráfico.

Nunca es culpa de ellos. Pero siempre da la casualidad de que, por una eventualidad u otra, llegan tarde a su puesto de trabajo. Quizás el truco esté en levantarnos antes, en lugar de echar balones fuera.

Solo ven problemas

¿Has dado alguna vez con un tipo de persona que siempre se está quejando? Hay quienes encuentran siempre un problema para cualquier tipo de solución. Si eres de ese tipo de persona, y también como empleado, trata de cambiarlo.

UN MAL EMPLEADO | CENTRATE EN EL TRABAJO ES IMPORTANTE

Cambiar esto no solamente te ayudará para ser un mejor empleado, sino para ser una mejor persona. A nadie le gustan los “problemistas”.

Son criticones

Una persona que solo está criticando constantemente todo lo que ocurre, no es del agrado de nadie. Mucho menos en una empresa donde hay tantas personalidades diferentes.

Si eres de ese tipo de personas que todo lo critica, trata de controlar tu instinto y entender que no existe la perfección, tampoco en ti mismo.

Prejuzgan

Cuando llega un nuevo compañero al trabajo y enseguida le sacamos todos los defectos solo por la forma en que camina, tenemos un grave problema. No solo somos malos empleados, sino que prejuzgamos a las personas sin conocerlas.

Pensemos: ¿nos gustaría que alguien me prejuzgase a mí sin haberme dado la oportunidad de expresar cómo soy de verdad? Seguro que no nos gustaría. Así que trata de no hacerlo tú, aunque sea difícil de controlar.

Hasta 10 euros sin importar deudas o ASNEF

Nunca tienen la culpa de nada

Cuando ocurre un problema en el trabajo, algo se rompió o algo no salió como debía, nunca es su responsabilidad. El mal empleado siempre buscará echar la culpa a la situación, a un compañero, al jefe…

Pero si de verdad quieres ser un buen empleado y una persona profesional, necesitarás admitir tu parte de responsabilidad cuando ocurre un problema.

SER UN MAL EMPLEADO ACABARA CON NUESTRA REPUTACIÓN LABORAL Y HARÁ QUE SEA MAS DIFÍCIL ENCONTRAR TRABAJO

UN MAL EMPLEADO |  Los malos empleados se quejan por todo


 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: